Un Voto de Lealtad

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Un Voto de Lealtad

TEXTO: Lucas 11:27-28

Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó: —¡*Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó![i] 28 —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen.»

(Lucas 14:15) «Al oír esto, uno de los que estaban *sentados a la mesa con Jesús le dijo: —¡*Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!»

(Lucas 14:27) «Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.»

INTRODUCCIÓN:

En esta mañana hemos usado TRES Textos en el mismo Evangelio de Lucas los cuales tratan con el REINO DE DIOS. Así estaremos tratando el tema de lo que significa ser parte de ese REINO. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta mañana.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. En nuestro segundo Texto de Lucas, el SEÑOR JESÚS había sido invitado a la casa de un «notable» fariseo. Ahí el SEÑOR pudo ver que había un hombre enfermo en medio de ellos, pero era SÁBADO. O sea, según los intérpretes de la ley, no se podía hacer ninguna obre buena en el sábado, incluyendo sanar a un enfermo. Así que el SEÑOR les pregunta a ellos si era lícito sanar en el día de reposo.

    1. La hipocresía de ellos los llevó a no decir nada. Entonces el SEÑOR JESÚS sana al enfermo y mientras les está exhortando a no hacer banquetes para invitar a sus amigos y a lo que pueden ofrecer banquetes, el SEÑOR les dice que inviten a aquellos pobres que no pueden invitarlos como agradecimiento por haber sido invitados.

      1. En realidad, eso nos habla a nosotros también, ya que eso es lo que todos hacemos. Normalmente uno invita a alguien que lo había invitado a uno antes. Eso es cortesía.

      1. Pero los fariseos, saduceos y escribas, buscaban ser los primeros en todos esos eventos. Podemos pensar que hoy le llamaríamos a eso cierto tipo de «política» tal vez para mejorar su posición en la sinagoga, etc.

      1. Debemos de cuidarnos de ese tipo de hipocresía que puede existir entre nosotros, especialmente cuando uno puede estar deseando puestos en la iglesia u otras organizaciones.

    1. Pero de pronto surge un hombre diciendo: «Al oír esto, uno de los que estaban *sentados a la mesa con Jesús le dijo: —¡*Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!»

      1. Pero en el verso 27 que ya hemos leído, podemos notar que hay CONDICIONES en el REINO DE DIOS. Eso en realidad nos lleva al tema de nuestra lección en esta mañana.

    1. Ahora regresando al primer Texto que hemos leído, debemos notar que el SEÑOR JESÚS había liberado a un mudo endemoniado y, por causa de la reacción de algunos, el SEÑOR había estado exhortando al pueblo.

      1. De pronto una mujer pronuncia las palabras: «Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó: —¡*Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó![i] 28 —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen.»

    1. Aunque este Texto de la mujer que pronuncia la BIENAVENTURANZA pareciera ser diferente a los otros dos Textos que hemos leído, en realidad están totalmente conectados y dicen lo mismo, ya que el tema es la OBEDIENCIA o LEALTAD al SEÑOR.

  1. Invitados a un Banquete. (Mateo 14:16-24) «Jesús le contestó: —Cierto hombre preparó un gran banquete e invitó a muchas personas. 17 A la hora del banquete mandó a su siervo a decirles a los invitados: “Vengan, porque ya todo está listo.” 18 Pero todos, sin excepción, comenzaron a disculparse. El primero le dijo: “Acabo de comprar un terreno y tengo que ir a verlo. Te ruego que me disculpes.” 19 Otro adujo: “Acabo de comprar cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlas. Te ruego que me disculpes.” 20 Otro alegó: “Acabo de casarme y por eso no puedo ir.” 21 El siervo regresó y le informó de esto a su señor. Entonces el dueño de la casa se enojó y le mandó a su siervo: “Sal de prisa por las plazas y los callejones del pueblo, y trae acá a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos.” 22 “Señor —le dijo luego el siervo—, ya hice lo que usted me mandó, pero todavía hay lugar.” 23 Entonces el señor le respondió: “Ve por los caminos y las veredas, y oblígalos a entrar para que se llene mi casa. 24 Les digo que ninguno de aquellos invitados disfrutará de mi banquete.”»

    1. En respuesta a la BIENAVENTURANZA de aquel hombre sobre comer en el Reino de DIOS, el SEÑOR JESÚS responde haciéndole ver que no estaba hablando de algo lejano, sino de algo que ya estaba en medio de ellos.

    1. El REINO DE DIOS no era, ni es, algo abstracto, más bien era y es una REALIDAD que ya estaba con ellos en la PRESENCIA DEL SEÑOR JESÚS. Es por eso que en Lucas 11:20 dice:

      1. «Pero si expulso a los demonios con el poder[h] de Dios, eso significa que ha llegado a ustedes el reino de Dios.»

    1. Los invitados al banquete claramente que es el «pueblo judío», ellos son el pueblo de los Pactos y Promesas. Sin embargo, vemos que en su mayoría, rechazaron el llamado de DIOS para ser salvos por medio de JESUCRISTO.

      1. Así que el llamado a los gentiles es ahora evidente en nuestro Texto.

      1. Debemos recordar que las EXCUSAS son común para todos, ya que de muchas maneras hemos oídos tantas EXCUSAS de aquellos que rehúsan escuchar, o entrar en el REINO DE DIOS.

    1. Pero también debemos notar las EXCUSAS de aquellos que habiendo conocido en el pasado el Evangelio se «alejaron» de DIOS, o se «ausentaron» de la iglesia por diferentes razones, usan las mismas excusas para no regresar.

      1. He dicho en más de una ocasión de uno que siendo «hermano» había dejado de asistir a la iglesia por un tiempo prolongado y cuando le hablé, su excusa era que tenía 14 perros en su casa y no tenía tiempo para ir a la iglesia.

      1. Otros se excusan porque compraron casa y están reparándola ya por años porque siguen con la misma excusa.

      1. En realidad, las excusas que he escuchado en los años que llevo en el Evangelio son muy parecidas y muchas veces son las mismas mencionadas por nuestro SEÑOR JESÚS.

    1. Para concluir este punto, debemos notar que los que REHUSABAN asistir al banquete por medio de las excusas, estaban RECHAZANDO al SEÑOR JESÚS. En realidad eso es lo que todos los que RECHAZAN el Evangelio están haciendo.

  1. No depende de los planes del hombre sino de los planes de DIOS. (Efesios 1:4) «Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor»

    1. Es importante notar que la SALVACIÓN no depende del hombre, sino que depende de DIOS. En un mundo rodeado de las diferentes creencias de tantas religiones y sectas, y luego con la ciencia diciendo que la «creación» surgió de la nada, excluyendo al CREADOR de todo.

      1. Eso exige una respuesta.

    1. Este Texto que leímos también en nuestra lección del pasado jueves, es bien claro, ya que muestra que el ORIGEN de todo surge de los DESIGNIOS de DIOS y no del hombre y mucho menos de las decisiones al azar.

      1. La caída de Adán y Eva puede hacer algunos pensar que DIOS tiene que «idear» un nuevo plan, pero como hemos leído en nuestro TEXTO, DIOS ya sabía muy bien lo que Adán y Eva iban a hacer y, ya DIOS CONOCÍA a cada uno de nosotros antes de la Creación.

  1. ¡Dichosos los que obedecen! (Lucas 11:27-28) «Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó: —¡*Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó![i] 28 —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen.»

    1. Aquí tenemos tal vez la primera vez que alguien menciona a María, la madre de JESÚS como DICHOSA o BIENAVENTURADA. Aquí se cumple las palabras de María en Lucas 1:48: «Desde ahora me llamarán *dichosa todas las generaciones»

      1. Como dice un comentarista, esta mujer parece haber expresado el sentimiento popular.i O sea, el sentimiento popular entre las mujeres, recordando el Texto que ya hemos leído.

    1. Pero el SEÑOR JESÚS responde diciendo que había algo más importante y es la OBEDIENCIA a la PALABRA DE DIOS.

      1. Pero la «dicha» o «bienaventuranza» de María no consistía en su relación con JESÚS, sino en el hecho que ella había oído la Palabra de DIOS, y la había guardado, lo que verdaderamente es la verdadera «bienaventuranza»,ii dicha, o felicidad.

    1. EJEMPLO: Hace poco la esposa de un pastor de una mega iglesia dijo: «Haz el bien para ti mismo, eso hace feliz a Dios»iii

      1. Si ella tomó este Texto para decir eso, es obvio que lo ha sacado fuera de contexto.

        1. Esa expresión es muy común en el movimiento positivo y de prosperidad de nuestro tiempo el cual se dedica mucho a lo que el hombre puede hacer.

        1. En realidad, es un tipo de «humanismo» que no tiene nada que ver con el Evangelio.

      1. El llamado al discipulado no consiste en agradarnos a nosotros mismos haciendo el bien porque eso hace feliz a DIOS, sino que nuestra vida debe girar alrededor de la OBRA REDENTORA de nuestro SEÑOR JESÚS. Así que más bien nosotros somos FELICES cuando AGRADAMOS a DIOS.

      1. Es un sometimiento completo al SEÑOR JESÚS. Es por eso que el apóstol Pablo dijo en Gálatas 2:20:

        1. «He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí.»

    1. Pero debemos entender que sí existe una vida «FELIZ», o DICHOSA o BIENAVENTURADA por medio de la OBEDIENCIA a DIOS. Como ejemplo, no hay duda que el Cristiano es FELIZ cuando OBEDECE a DIOS. Es por eso que el Salmo 1:1-2 dice:

        1. «Dichoso el *hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los *blasfemos, sino que en la *ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella.»

  1. El Precio del Discipulado. (Lucas 14:26-34) «Grandes multitudes seguían a Jesús, y él se volvió y les dijo: 26 «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor[b] a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia *vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo. 28 »Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla? 29 Si echa los cimientos y no puede terminarla, todos los que la vean comenzarán a burlarse de él, 30 y dirán: “Este hombre ya no pudo terminar lo que comenzó a construir.” 31 »O supongamos que un rey está a punto de ir a la guerra contra otro rey. ¿Acaso no se sienta primero a calcular si con diez mil hombres puede enfrentarse al que viene contra él con veinte mil? 32 Si no puede, enviará una delegación mientras el otro está todavía lejos, para pedir condiciones de paz. 33 De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo. 34 »La sal es buena, pero si se vuelve insípida, ¿cómo recuperará el sabor? 35 No sirve ni para la tierra ni para el abono; hay que tirarla fuera.» El que tenga oídos para oír, que oiga.»

    1. Dictrich Bonhoeffer, el pastor mártir que murió en manos de los Nazis, dijo que, «cuando Cristo llama a un hombre, le ordena venir y morir».iv Podemos decir que la esencia del discipulado se encuentra en lo que dijo Bonhoeffer, al referirse a morir a «uno» mismo, y al pecado.

    1. Noten que el Reino de DIOS no es uno que DEPENDE de nosotros, sino que DEPENDE de DIOS. De ahí que somos INVITADOS por el SEÑOR JESÚS para ser parte de Su REINO, pero no somos nosotros quienes ponemos las CONDICIONES o las REGLAS del REINO, sino que es el mismo DIOS quien lo hace.

    1. LAS CONDICIONES son claras (versos 26-27) «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor[b] a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia *vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.»

      1. Aquí se está refiriendo a ser un CRISTIANO, o sea, llegar a ser un DISCÍPULO. El SEÑOR JESÚS no se está refiriendo al servicio de la PREDICACIÓN, sino como ya hemos dicho, llegar a ser un CRISTIANO.

    1. Así que el llevar la CRUZ implica el vivir una vida ENTREGADA a CRISTO. En esa entrega hemos dejado todo lo que ESTORBA por SEGUIR al SEÑOR JESÚS. Es estar dispuesto a perder la propia vida de uno por el SEÑOR JESÚS.

      1. ¡Es un VOTO DE LEALTAD al Rey JESÚS!

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Pulpit Commentary, Luke, E-Sword edition.

ii Robert A. Stein, NAC, Luke, vol. 24, p. 333, Broadman Press.

iv Ditrich Bonhoeffer, The Cost of Discipleship, p. 11, Touchstone-Simon & Shuster.

Un pensamiento en “Un Voto de Lealtad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s