Dos veces en Betel

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Dos veces en Betel

TEXTO: Génesis 28:17-18

«Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «En realidad, el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta.» 17 Y con mucho temor, añadió: «¡Qué asombroso es este lugar! Es nada menos que la casa de Dios; ¡es la puerta del cielo!»

INTRODUCCIÓN:

En esta historia del libro de Génesis, encontramos grandes lecciones sobre la familia y sobre la relación con DIOS. Así seguimos el tema de la semana pasada. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Jacob estaba «segando» lo que él había «sembrado» con el engaño a su padre buscando la bendición de la PRIMOGENITURA. Eso había causado una gran enemistad entre los dos hermanos, ya que Esaú, quien por haber nacido primero, era el PRIMOGÉNITO. Rebeca, la madre de Jacob y Esaú, había sido quien ideó el ENGAÑO en contra de su propio esposo e hijo mayor. Así ella convenció a Isaac, el padre de sus hijos, de enviar a Jacob a la tierra de Harán, que hoy día está en Siria, para salvar a Jacob de la ira de su hermano, y que él pudiera encontrar esposa entre la familia del hermano de Rebeca, Labán.

  1. Todavía no había tenido un encuentro con DIOS. Jacob es un ejemplo de los hijos(as) de Cristianos que aunque hayan sido criados en un hogar Cristiano, nunca han tenido una EXPERIENCIA con DIOS.

    1. Esa experiencia para Jacob no fue fácil, ya que en su largo viaje a Harán, no había lugar de adoración al DIOS JEHOVÁ. Si lo había, él no lo sabía, ya que era en la casa de Isaac, como había sido en la casa de su abuelo Abraham, que se adoraba el NOMBRE DEL SEÑOR.

    1. Sin embargo, al llegar a Betel, una ciudad llamada anteriormente Luz, tuvo un encuentro con DIOS por medio de un sueño.

      1. (Génesis 28:10-15) «Jacob partió de Berseba y se encaminó hacia Jarán. 11 Cuando llegó a cierto lugar, se detuvo para pasar la noche, porque ya estaba anocheciendo. Tomó una piedra, la usó como almohada, y se acostó a dormir en ese lugar. 12 Allí soñó que había una escalinata apoyada en la tierra, y cuyo extremo superior llegaba hasta el cielo. Por ella subían y bajaban los ángeles de Dios. 13 En el sueño, el Señor estaba de pie junto a él y le decía: «Yo soy el Señor, el Dios de tu abuelo Abraham y de tu padre Isaac. A ti y a tu descendencia les daré la tierra sobre la que estás acostado. 14 Tu descendencia será tan numerosa como el polvo de la tierra. Te extenderás de norte a sur, y de oriente a occidente, y todas las familias de la tierra serán bendecidas por medio de ti y de tu descendencia. 15 Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido.»

      1. Noten que el llamado que DIOS hace a Jacob, es el mismo llamado que le había hecho a su abuelo Abraham y a su padre Isaac. Así que ahora Jacob está conociendo el PLAN DE DIOS que antes había sido revelado a su padre y abuelo.

      1. Por esa escalera subían y bajaban ángeles del Cielo. Era como que el Cielo y la tierra estaban conectados.

    1. Jacob se COMPROMETE con JEHOVÁ: «…entonces el Señor será mi Dios. » Ese es el primer encuentro que él tiene con DIOS.

      1. (Génesis 28:16-21) «Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «En realidad, el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta.» 17 Y con mucho temor, añadió: «¡Qué asombroso es este lugar! Es nada menos que la casa de Dios; ¡es la puerta del cielo!» 18 A la mañana siguiente Jacob se levantó temprano, tomó la piedra que había usado como almohada, la erigió como una estela y derramó aceite sobre ella.19 En aquel lugar había una ciudad que se llamaba Luz, pero Jacob le cambió el nombre y le puso Betel. 20 Luego Jacob hizo esta promesa: «Si Dios me acompaña y me protege en este viaje que estoy haciendo, y si me da alimento y ropa para vestirme, 21 y si regreso sano y salvo a la casa de mi padre, entonces el Señor será mi Dios. 22 Y esta piedra que yo erigí como pilar será casa de Dios, y de todo lo que Dios me dé, le daré la décima parte.»

    1. APLICANDO LA LECCIÓN: Los hijos(as) de los Cristianos deben tener sus propias EXPERIENCIAS con DIOS. Ellos deben experimentar la SALVACIÓN. Muchas veces los padres/madres le dan mucha importancia a sus propios «retiros» (damas y caballeros) pero no le ponen interés a que los hijos asistan como niños y adolescentes a «retiros» o campamentos. Como he dicho antes tantas veces, eso es un gran error que muchos creyentes cometen, dejando a un lado la vida espiritual de sus hijos(as). Pero en realidad, debe ser de la otra manera, y es que los padres/madres le den más importancia a que sus hijos puedan ir y adorar a DIOS a su nivel con otros jóvenes niños.

  1. Un cumplimiento en la Encarnación del Verbo Eterno. (Juan 1:50-51) «Jesús le contestó: —¿Me crees solamente porque te he dicho que te vi debajo de la higuera? Pues vas a ver cosas más grandes que éstas. 51 También dijo Jesús: —Les aseguro que ustedes verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.»

    1. El relato de la ESCALERA que une al CIELO CON LA TIERRA, se CUMPLE en el SEÑOR JESUCRISTO. Como dice Matthew Henry en su comentario:

      1. «Aquí en Juan 1:51, Jesús declara que la profecía se ha cumplido, porque en Génesis 28:12, los ángeles subían y bajaban por una escalera vacía, pero ahora suben y bajan “sobre el Hijo del Hombre”; es decir, ya ha aparecido el Mesías, el vínculo de reconciliación entre el Cielo y la Tierra (2 Co. 5:19), el único Mediador entre Dios y los hombres (1 Ti. 2:5), el cual será, según la carne, descendiente de Jacob (Ro. 9:5) y bajará del Cielo para salvarnos (Lc. 19:10).»i

    1. En el NUEVO PACTO ya no estamos alejados de DIOS, al contrario, Emanuel, DIOS CON NOSOTROS (Mateo 1:21), el Nombre dado a JESÚS en Su Encarnación, nos dice eso mismo.

      1. Así el creyente no está solo, sino que el mismo DIOS habita en nuestras vidas.

      1. Noten también que JESUCRISTO es nuestro MEDIADOR con el PADRE. Así el Cristiano no necesita «sacerdotes». DIOS CON NOSOTROS.

  1. De regreso a Betel. (Génesis 35:1-4) «Dios le dijo a Jacob: «Ponte en marcha, y vete a vivir a Betel. Erige allí un altar al Dios que se te apareció cuando escapabas de tu hermano Esaú.» Entonces Jacob dijo a su familia y a quienes lo acompañaban: «Desháganse de todos los dioses extraños que tengan con ustedes, purifíquense y cámbiense de ropa. Vámonos a Betel. Allí construiré un altar al Dios que me socorrió cuando estaba yo en peligro, y que me ha acompañado en mi camino.» Así que le entregaron a Jacob todos los dioses extraños que tenían, junto con los aretes que llevaban en las orejas, y Jacob los enterró a la sombra de la encina que estaba cerca de Siquén.»

    1. DIOS le ordena a Jacob que fuera a vivir a Betel. Debemos recordar que habían pasado bastantes años, y la primera vez que Jacob pasó por Betel y se COMPROMETIÓ con JEHOVÁ, era un hombre soltero, huyendo de su hermano. Ahora regresa casado, y con hijos grandes, pero todavía con miedo a su hermano.

    1. Ahora Jacob ordena que se despojasen de TODOS los dioses extraños.

      1. Los ARETES, parece ser que eran AMULETOS y pueden haber sido parte del despojo que ellos habían tomado de Siquem,ii la ciudad que los hijos de Jacob habían atacado por causa que Dina, su hija, había sido violada.

      1. Eso incluía purificarse y cambiarse de ropa.

        1. Bajo la Ley de Moisés más adelante, podemos ver que Dios exigía PURIFICACIÓN para entrar en el SANTUARIO.

          1. La PURIFICACIÓN era con LAVARSE el cuerpo y cambiarse de ropa.

          1. Especialmente por lo que había ocurrido en Siquem con los muertos.

    1. NOTA #1: En el regreso para encontrarse con su hermano Esaú, Jacob había tenido un ENCUENTRO con el ÁNGEL DE JEHOVÁ; o sea, con el mismo JESUCRISTO antes de Su Encarnación. Una TEOFANÍA. DIOS le había cambiado el nombre de Jacob (suplantador) a Israel «luchador con Dios, o mejor “Dios lucha”».iii

      1. Así que el hombre tramposo que había engañado a su hermano y a su padre cuando fue a pedirle la bendición de primogenitura, ahora había sido cambiado por el mismo DIOS.

    1. NOTA #2: Aquí podemos ver que de las dos esposas de Jacob, Raquel, su preferida, se había robado los ídolos de su padre.

      1. Vemos también por el comportamiento de los hijos de Jacob que ellos tampoco no conocían a JEHOVÁ. O sea, al igual que Jacob cuando huía de su hermano Esaú y se COMPROMETIÓ en Betel al tener el sueño de la ESCALERA, así también los hijos de Jacob estaban igual, no CONOCÍAN a JEHOVÁ.

  1. Lección para nosotros. Betel fue siempre considerado como un lugar de ADORACIÓN. Los Patriarcas la habían CONSAGRADO, pero en otras circunstancias, llegó a ser el lugar por corto tiempo, donde el ARCA DEL PACTO estuvo. Así que Betel era como la VISIÓN de la Escalera mostraba: PUERTA DEL CIELO Y CASA DE DIOS. Así que la enseñanza de Jacob a sus hijos era una de CONSAGRACIÓN al entrar en Betel.

    1. Para nosotros, y tal vez no le ponemos mucho énfasis en esto, es que la enseñanza a nuestros hijos(as) es de llevarlos a ellos a los PIES DEL SALVADOR primeramente.

      1. Así el hogar del Cristiano viene siendo nuestro primer campo MISIONERO.

    1. Pero en segundo lugar, debemos entender nosotros primeramente, que en el NUEVO PACTO, cada creyente es un BETEL. O sea, cada creyente es TEMPLO del DIOS VIVO.

      1. Lo es como una COMUNIDAD Cristiana.

        1. (1 Corintios 3:16) «¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?»

      1. Y lo es como INDIVIDUOS.

        1. (1 Corintios 6:19-20) «¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; 20 fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios.»

    1. Betel para el Cristiano es vivir una vida CONSAGRADA A DIOS. Eso es lo que debemos practicar y lo que debemos enseñar en el hogar.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Matthew Henry, Comentario Bíblico de Matthew Henry, traducido por Francisco Lacueva, p. 1358, editorial CLIE.

ii Kenneth A. Matthews, NAC, Genesis, vol. 1B, p. 618, Broadman Press.

iii Alfonso Ropero, Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia, p. 1276, (2013) Editorial CLIE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s