Gratitud en medio de la Ingratitud

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Gratitud en medio de la Ingratitud

TEXTO: Lucas 17:11-19

«Y aconteció que mientras iba camino a Jerusalén, pasaba entre[i] Samaria y Galilea, 12 y al entrar en cierta aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a distancia, 13 y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro! ¡Ten misericordia de nosotros! 14 Cuando El los vio, les dijo: Id y mostraos a los sacerdotes. Y sucedió que mientras iban, quedaron limpios.15 Entonces uno de ellos, al ver que había sido sanado, se volvió glorificando a Dios en alta voz. 16 Y cayó sobre su rostro a los pies de Jesús[j], dándole gracias; y éste era samaritano. 17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No fueron diez los que quedaron limpios? Y los otros nueve, ¿dónde están? 18 ¿No hubo ninguno que regresara[k] a dar gloria a Dios, excepto este extranjero? 19 Y le dijo: Levántate y vete; tu fe te ha sanado[l].»

INTRODUCCIÓN:

En esta semana celebramos en los Estados Unidos el día de Acción de Gracias (Thanksgiving day), y, que mejor tema para esta noche que el tema de la importancia de ser agradecidos a Dios. Trataremos los siguientes puntos:

1) Trasfondo

2) Diez leprosos

3) Un leproso agradecido

4) Nueve leprosos malagradecidos

5) La gratitud es requerida por Dios

6) La Salvación había llegado

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. En los Estados Unidos se ha observado el día de Acción de Gracias desde 1863, pero no llegó a ser un día feriado (Holyday) hasta 1941.i

    1. En el día de Acción de Gracias debemos recordar a aquellos peregrinos ingleses y holandeses, que habiendo dejado su tierra en busca de la libertad religiosa, llegaron a la Colonia de Plimouth, celebrando en el mes de Noviembre de 1621, la Fiesta tradicional de la Cosecha, que posiblemente tuvo su origen en la Fiesta de los Tabernáculos, que el pueblo de Israel celebraba delante del SEÑOR por los frutos de la tierra.ii

    2. Así podemos ver como esta gran nación que fue fundada bajo principios Bíblicos, agradece a todo tipo de creencias falsas, menos a DIOS.

      1. Pero nosotros no debemos ser OLVIDADIZOS, sino AGRADECIDOS con DIOS.

    1. Noten también que esta celebración debe recordarnos la importancia que la Palabra de Dios le otorga al AGRADECIMIENTO, y qué mejor para ilustrarlo, que la historia de los diez leprosos.

  1. Diez leprosos. El Texto que acabamos de leer, nos dice que JESÚS en su viaje por Samaria y Galilea, cuando estaba por entrar en un pueblo, le salieron 10 leprosos que estaban un poco lejos por obediencia a la ley de Moisés, la cual separaba a los leprosos, enviándolos a vivir fuera del campamento, o de la ciudad. La lepra es una enfermedad que va pudriendo el cuerpo de la persona enferma. Es un cuadro que muestra a la humanidad afligida por causa del pecado.

    1. Los leprosos eran desechados, y no podían tener comunicación con otras personas que no fueran leprosos; de lejos tenían que gritar ¡Impuro! ¡Impuro! O como dicen otras Versiones: ¡Inmundo! ¡Inmundo! Para avisar de su condición leprosa (Levítico 13:45-46).

      1. De ahí que ellos de lejos le gritaron a JESÚS que tuviera compasión de ellos.

    1. El SEÑOR JESUCRISTO entonces les da la orden a los DIEZ leprosos de ir y presentarse delante del sacerdote como la ley de Moisés lo explicaba, porque solamente el sacerdote podía «declarar» o, mejor dicho, dar un certificado a un leproso que estaba limpio, para que pudiera ser restaurado una vez más en la comunidad.

  1. Un leproso agradecido. Según nos dice nuestro Texto, el SEÑOR JESÚS les dio la orden de ir y presentarse al sacerdote. (Verso 14) «Al verlos, les dijo: —Vayan a presentarse a los sacerdotes. Resultó que, mientras iban de camino, quedaron *limpios

    1. Cuando los 10 leprosos iban camino a presentarse al sacerdote en obediencia a las Palabras de JESUCRISTO, se dieron cuenta que habían sido sanados. Sus cuerpos ahora tenían una piel normal, y, seguramente que parecía la piel de un niño.

    1. Uno de los 10 leprosos decidió regresar y AGRADECER al autor de su sanidad. (Versos 15-16) «Entonces uno de ellos, al ver que había sido sanado, se volvió glorificando a Dios en alta voz. 16 Y cayó sobre su rostro a los pies de Jesús[j], dándole gracias; y éste era samaritano.»

      1. Noten que el leproso agradecido venía ALABANDO a DIOS a grandes voces.

      1. Uno solamente puede imaginarse el GOZO que ese hombre que había sido afligido por la lepra tenía, y, lo mostraba ALABANDO a DIOS, AGRADECIDO porque lo había sanado de ese mal.

    1. Noten también que el Texto Sagrado dice que era SAMARITANO. Ellos eran la descendencia de las 10 tribus de Israel que se habían mezclado con gentiles, y eran odiados por los Judíos quienes los consideraban como perros. A pesar de eso, ellos pertenecían a la casa de Israel.

      1. Noten también que el leproso agradecido, no solamente venía ALABANDO a Dios, sino que se postra delante de nuestro SEÑOR, un gesto de ADORACIÓN, mostrando con eso que él sabía que JESUCRISTO es Dios, y, él había puesto su fe en JESÚS.iii

        1. En ese momento, el que había sido leproso, había tenido un encuentro con el SALVADOR del mundo.

  1. Nueve leprosos malagradecidos. (Versos 17-18) «Respondiendo Jesús, dijo: ¿No fueron diez los que quedaron limpios? Y los otros nueve, ¿dónde están? 18 ¿No hubo ninguno que regresara[k] a dar gloria a Dios, excepto este extranjero?»

    1. La ingratitud es un pecado, explicado muy bien en las Sagradas Escrituras, y, comparado a una de las características del paganismo. En Romanos 1:21 dice:

      1. «A pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos, y se les oscureció su insensato corazón

    1. ¿Puede el hombre robarle a Dios? ¡Claro que sí! No solamente con el dinero (Malaquías 3:8), sino también con la falta de AGRADECIMIENTO hacia nuestro SEÑOR, como lo hemos leído en nuestro Texto.

      1. Quien no le da GRACIAS a DIOS le está ROBANDO lo que le pertenece y es nuestra GRATITUD.

      1. La rebeldía de Israel y su actitud malagradecida, es mencionada como lección para TODOS en las Sagradas Escrituras. En Isaías 1:2-3 dice:

        1. «¡Oigan, cielos! ¡Escucha, tierra! Así dice el Señor:
          «Yo crié hijos hasta hacerlos hombres, pero ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño y el asno el pesebre de su amo; ¡pero Israel no conoce, mi pueblo no entiende!»

    1. Noten como nuestro SEÑOR pregunta: «¿No hubo ninguno que regresara a dar gloria a Dios, excepto este extranjero

      1. A veces los menos religiosos y los que uno piensa que son más dignos de castigo, llegan a ser los más AGRADECIDOS.

      1. Así este Samaritano extranjero, había sido el único en darle GLORIA A DIOS. Sin embargo, los otros nueve que eran de la CASA de Judá, no lo habían hecho.

        1. Los NUEVE habían recibido la sanidad de sus cuerpos, y habían podido rehacer sus vidas con sus familiares, pero hasta ahí llegó.

        1. Mientras que el samaritano agradecido, no solamente había recibido la sanidad de su cuerpo, sino que también había recibido la sanidad del alma.

    1. NOTA: El creyente nunca debe dejar de AGRADECER y ADORAR a DIOS, porque DIOS puede hacer que los que no son de la Iglesia lo hagan por uno, y aún las piedras pueden hacerlo si DIOS lo desea.

  1. La gratitud es requerida por DIOS. (Colosenses 2:6-7) «Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él,7 arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de gratitud

    1. Los creyentes deben vivir ARRAIGADOS y EDIFICADOS en Cristo JESÚS, pero, LLENOS DE GRATITUD. Es una parte muy importante en la vida del creyente, quien tiene mucha razón por la cual estar agradecido(a), al haber recibido a JESUCRISTO como Salvador personal.

    1. Veamos otros Textos que nos muestran que el creyente debe vivir una vida agradecido(a) con Dios TODO EL TIEMPO.

      1. (Colosenses 3:15) «Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos

      1. (Efesios 5:19-20) «Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo

      1. Noten ahora el Salmo 50, donde el Texto Sagrado dice que AGRADECER a DIOS es HONRARLE.

        1. (Salmo 50:23) «Quien me ofrece su gratitud, me honra; al que enmiende su conducta le mostraré mi *salvación

    1. Así podemos ver que el creyente le debe AGRADECIMIENTO a DIOS en las BUENAS y en las MALAS. Debemos recordar que tantas veces nos quejamos sin pensar que hay otros que están peor que uno.

      1. Hay un proverbio que dice: «No tenía medias y me quejé… hasta que yo vi a un hombre que no tenía pies.»iv

  1. La Salvación había llegado. (Lucas 17:19) «Levántate y vete —le dijo al hombre—; tu fe te ha *sanado

    1. Como ya hemos dicho, este hombre había puesto su FE en JESUCRISTO, y no solamente había sido SANADO de su lepra, sino que también había sido sanado del alma. Es decir, haba recibido la SALVACIÓN de su alma.

      1. Este hombre con sus hechos, estaba mostrando que él estaba seguro que había encontrado al Salvador del mundo.

    1. Noten que había algo aún más importante que la sanidad del cuerpo para ese hombre en esa condición horrible de lepra, y era que necesitaba encontrar la SALVACIÓN de su alma, que solamente nuestro SALVADOR JESÚS puede otorgar.

      1. Por esa razón nosotros pedimos a aquellos que todavía no han encontrado a JESUCRISTO como Salvador del mundo, que vengan a Sus Pies en la condición que están. Porque lo más importante es la SALVACIÓN DEL ALMA, y después, la sanidad del cuerpo, y cualquier otra necesidad que pueda existir.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

ii Herbert Lockyer, All the Holy Days and Holidays, p. 165, Zondervan.

iii John A. Martin, The Bible Knowledge Commentary, vol. 2, p. 248, Cook Communications Ministry: 1983.

iv Herbert Lockyer, p. 168.

Un pensamiento en “Gratitud en medio de la Ingratitud

  1. Pingback: Gratitud en medio de la ingratitud | Sermones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s