Cuando JESUCRISTO llega tarde

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Cuando JESUCRISTO llega tarde

TEXTO: Juan 11:1-6

«Había un hombre enfermo llamado Lázaro, que era de Betania, el pueblo de María y Marta, sus hermanas. María era la misma que ungió con perfume al Señor, y le secó los pies con sus cabellos. Las dos hermanas mandaron a decirle a Jesús: «Señor, tu amigo querido está enfermo.»

Cuando Jesús oyó esto, dijo: «Esta enfermedad no terminará en muerte, sino que es para la gloria de Dios, para que por ella el Hijo de Dios sea glorificado.» Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. A pesar de eso, cuando oyó que Lázaro estaba enfermo, se quedó dos días más donde se encontraba.»

INTRODUCCIÓN:

El Texto que hemos leído trata sobre la Resurrección de Lázaro, el gran milagro poco tiempo antes que JESÚS fuera a la Cruz del Calvario. Pero en el tema de hoy nos vamos a concentrar más en el hecho que el SEÑOR JESÚS cuando oyó que Lázaro estaba enfermo, se quedó DOS días más en aquel lugar. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Para la Gloria de DIOS

  3. Orar para no desfallecer

  4. DIOS tiene cuidado de nosotros

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Betania era una aldea que estaba solamente a tres kilómetros de distancia de Jerusalén.i O sea, un poco menos de dos millas, y, seguramente que la casa de Marta, María y Lázaro era un lugar de descanso para el SEÑOR JESÚS y Sus apóstoles cuando iban a Jerusalén. El autor sagrado nos presenta a Lázaro como un amigo muy querido por nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

  1. Para la Gloria de DIOS. Debemos notar que los Milagros Obrados por nuestro SEÑOR JESÚS, eran para GLORIFICAR A DIOS. JESUCRISTO, el mismo Hijo de DIOS, mostraba con Sus Milagros Su Divinidad. Así que este milagro de la Resurrección de Lázaro, iba a GLORIFICAR a DIOS en gran manera. «Cuando Jesús oyó esto, dijo: «Esta enfermedad no terminará en muerte, sino que es para la gloria de Dios, para que por ella el Hijo de Dios sea glorificado.»

    1. También tenemos el ejemplo del hombre que había nacido ciego, y por esa razón surgió la pregunta por parte de los discípulos de JESUCRISTO, si el hombre o sus padres eran responsable porque hubiera nacido ciego. Es decir, si habían pecado.

      1. En aquel entonces muchos creían que las enfermedades ocurrían por causa del pecado,ii y recaía sobre el pecado de los padres.

        1. Pero según la segunda alternativa de las DOS preguntas que ellos hicieron, si los padres no habían pecado, entonces la culpa caía sobre el estado prenatal de la persona. Según el texto Bíblico que habla sobre la lucha entre Esaú y Jacob dentro de Rebeca (Gen. 25:22-23), los rabinos discuten que Esaú pecó dentro del vientre de Rebeca (Salmo 58:3).iii

    1. Pero el SEÑOR JESÚS enseguida aclara que esas no eran las razones por que este hombre había nacido ciego. Esas eran solamente especulaciones injustas, ya que no es por los pecados de los padres que los hijos son castigados. También podemos decir que pensar que Esaú pecó en el vientre de Rebeca es totalmente absurdo. No es otra cosa que tergiversar el Texto Sagrado.

      1. (Juan 9:1-5) «A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: —Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres? —Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar. Mientras esté yo en el mundo, luz soy del mundo.»

      1. Noten la respuesta del SEÑOR JESÚS y es que, al igual que la Resurrección de Lázaro, este milagro de restaurar la vista a un ciego de nacimiento era para la GLORIA DE DIOS.

    1. Debemos recordar que nuestras vidas deben reflejar el deseo de GLORIFICAR a DIOS en todo lo que hacemos. Así que cada oración respondida es para GLORIFICAR A DIOS.

  1. Orar para no desfallecer. (Lucas 18:1) «Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse.» La Reina Valera 1960 dice: «y no desmayar». La Biblia de las Américas dice: «y no desfallecer». La Nueva Traducción Viviente dice: «y nunca darse por vencidos.»

    1. Algunos enseñan que solamente se debe orar por alguna cosa UNA sola vez creyendo. Pero eso como hemos podido leer, no es Bíblico.

      1. El creyente ora porque DEPENDE de DIOS para todo. Así la oración es el punto de contacto con DIOS mostrando nuestra CONFIANZA en Él. Así que orar todo el tiempo por algo, no es falta de fe, sino más bien muestra nuestra FE en el SEÑOR.

    1. En esta Parábola, el SEÑOR JESÚS muestra la insistencia de una viuda que necesitaba que el juez injusto le hiciera justicia. Así ella buscó justicia por parte del juez injusto hasta que llegó a cansarlo.

      1. Con eso JESÚS no decía que cansáramos a DIOS con nuestras oraciones, ya que DIOS es JUSTO, sino que nuestras oraciones constantes muestran nuestra CONFIANZA EN EL SEÑOR.

        1. Así que no debemos desmayar, desfallecer, desanimarnos o darnos por vencidos. Más bien debemos orar TODO EL TIEMPO.

          1. (1 Tesalonicenses 5:17) «oren sin cesar»

  1. DIOS tiene cuidado de nosotros. (1 Pedro 5:7) «Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.»

    1. Qué hermoso es saber que DIOS no solamente cuida de nosotros, sino que podemos depositar nuestras ansiedades en Él. Es decir, tenemos un DIOS que está atento al clamor de los justos.

      1. (Salmo 34:15) «Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones»

    1. Así podemos ver que aunque el SEÑOR JESÚS llegó tarde a la casa de Lázaro y sus hermanas, había un propósito y era el gran milagro de su Resurrección.

      1. Sí, Marta y María no entendieron eso al principio, ya que ellas habían visto a su hermano, el amigo del SEÑOR JESÚS morir.

      1. Sin embargo, sus lágrimas de dolor se convirtieron en lágrimas de regocijo.

    1. Tal vez alguien aquí en este Culto de Hogar ha estado esperando un milagro, o tal vez lleva tiempo orando por alguna cosa. Recordemos que DIOS Obra según Su Voluntad. Él conoce lo que nosotros no conocemos. Él puede ver lo que nosotros no podemos ver, y, lo que parece ser TARDE para nosotros, es el TIEMPO DE DIOS. Así que debemos ORAR TODO EL TIEMPO PARA NO DESMAYAR. ¡Ánimo hermano/a! DIOS oye las oraciones.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Leon Morris, El Evangelio de Juan, vol. 2, Colección Teológica Contemporánea, p. 143, editorial CLIE: 2005.

ii Ibid. p. 84.

iii Gerald L. Borchert, New American Commentary, vol. 25A, John 1-11, p. 313, Broadman & Holman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s