La Resurrección de JESUCRISTO un Pilar del Cristianismo

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: La Resurrección de JESUCRISTO un Pilar del Cristianismo

TEXTO: Juan 20:1-8

«El primer día de la semana, María Magdalena fue de madrugada, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro. Entonces corrió, y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, aquel al que amaba Jesús, y les dijo: Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto. Salieron, pues, Pedro y el otro discípulo, y fueron al sepulcro.

Corrían los dos juntos; pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro, y llegó primero al sepulcro. Y bajándose a mirar, vio los lienzos colocados en el suelo, pero no entró. Luego llegó Simón Pedro tras él, y entró en el sepulcro, y vio los lienzos colocados en el suelo, y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, no puesto con los lienzos, sino enrollado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, que había venido primero al sepulcro; y vio, y creyó. Porque aún no habían entendido la Escritura, que era menester que él resucitase de los muertos. 10 Y volvieron los discípulos a los suyos.» RVR 1977

INTRODUCCIÓN:

Domingo de Resurrección es el día más sagrado para el mundo Cristiano. Damos gracias a DIOS porque podemos celebrar la Resurrección de nuestro SEÑOR JESÚS con toda libertad todavía en este país. Pero sabemos que hay muchos Cristianos que tienen que celebrar a escondidas y, otros en la prisión por el Nombre de JESUCRISTO.

También debemos recordar que el día de Resurrección no tiene nada que ver con el «conejito» y los «huevos» de «Easter». Es por eso que siempre digo que debemos decir: ¡Feliz día de RESURRECCIÓN! «Happy Resurrection day» en vez de «Happy Easter» como se dice en inglés. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta mañana.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Los CUATRO Evangelios concuerdan con la TUMBA VACÍA. Eso es importante porque el SEÑOR JESÚS fue llevado a la tumba muerto, ya que los soldados Romanos sabían muy bien como ejecutar a un hombre, y sabían muy bien que JESÚS estaba muerto.

    1. En la tarde del viernes, las mujeres siguieron a los que llevaban el Cuerpo de JESÚS y vieron donde lo ponían. Ellas ya no pudieron ungir Su Cuerpo porque entraba el sábado al ponerse el sol, así que tuvieron que esperar hasta el domingo en la madrugada.

    1. Nuestro relato comienza el primer día de la semana, o sea, el domingo, muy temprano. Aquí el apóstol Juan dice que todavía estaba obscuro, mientras que Marcos 16:2 dice:

      1. «Y muy de madrugada, el primer día de la semana, llegan al sepulcro cuando había salido el sol RVR 1977

      1. Lo que sí sabemos es que era bien temprano en la madrugada.

  1. Pedro y Juan. Las mujeres avisan a Pedro y a Juan quienes, según los Sinópticos, no creyeron el testimonio de las mujeres y decidieron ir ellos mismos a verificarlo con sus propios ojos.

    1. Noten que los ángeles no se les aparecen a ellos, como a las mujeres, sino que la TUMBA VACÍA y los lienzos y el sudario que estaba doblado, eran las pruebas que el CUERPO de JESÚS no había sido robado.

    1. El apóstol Juan aclara que él llegó primero, pero no entró adentro, sin embargo, cuando el apóstol Pedro llegó, entró directamente, y entonces también Juan entró.

    1. Aquí tenemos un gran relato de las PRUEBAS de la RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO, cuando casi apenas había ocurrido.

  1. Pensaba que era el hortelano. (Juan 20:11-22) «Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro; 12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido colocado. 13 Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto. 14 Dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús. 15 Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré. 16 Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Rabuní! (que quiere decir, Maestro). 17 Jesús le dijo: Suéltame, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. 18 Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.» RVR 1977

    1. Aquí tenemos el caso de María quien, según los Evangelios Sinópticos, había ido acompañada de otras mujeres, sin embargo, aquí Juan solamente la menciona a ella.

      1. Puede ser que en ese momento las otras mujeres se habían alejado por alguna razón y la habían dejado sola.

    1. No hay duda que la pregunta de los ángeles y del SEÑOR JESÚS sobre a quien buscaba, era para hacerla pensar de las tantas veces que el SEÑOR JESÚS anunció Su Muerte y Resurrección.

      1. Esta mujer piadosa al igual que los apóstoles, se habían olvidado, pensando que todo había terminado para el SEÑOR JESÚS.

    1. NOTA: María no reconoce al SEÑOR JESÚS al verlo por primera vez, y eso ha dejado algunas ideas sobre por qué no lo reconoció.

      1. Algunos dicen que era porque estaba obscuro todavía.

      1. Otros dicen que era por las lágrimas que le impedían reconocer al SEÑOR.

      1. Pero otros dicen lo que parece ser más correcto, y es que el SEÑOR mismo le impidió que lo reconociera, al igual que con aquellos dos discípulos que iban camino a Emaús, y no lo reconocieron hasta que el SEÑOR JESÚS partió el Pan (Lucas 24:13-35).

    1. El Buen Pastor de las Ovejas llamó a María por su nombre y ella lo reconoció.

      1. Aquí tenemos una gran lección sobre las mismas Palabras del SEÑOR JESÚS en Juan 10, donde sabemos que las ovejas del SEÑOR, aunque no oigamos la voz audible de JESÚS, si lo sabemos en nuestro interior, y solamente oímos Su Voz.

    1. SOBRE TOCAR A JESÚS: Las Versiones modernas ya no traducen: NO ME TOQUES, sino como esta Versión dice: «Jesús le dijo: Suéltame, porque aún no he subido a mi Padre»

      1. El hecho que María se había aferrado del SEÑOR JESÚS, es una muestra que el CRISTO RESUCITADO, tenía un CUERPO HUMANO GLORIFICADO.

      1. Con eso quiero decir que JESUCRISTO ERA CIEN POR CIENTO HUMANO Y CIEN POR CIENTO DIOS. Al Resucitar, seguía teniendo un CUERPO HUMANO GLORIFICADO.

  1. Se le aparece a Pedro. (1 Corintios 15:5) «y que se apareció a Cefas, y luego a los doce.»

    1. Puede ser como algunos comentaristas creen, que el SEÑOR JESÚS se apareció a Pedro, el PRIMER día de la Resurrección, después de haberse aparecido a los DOS discípulos camino a Emaús.

    1. Es importante notar que el SEÑOR JESÚS se le aparece al apóstol que lo había negado y, seguramente que aun después de haber visto la EVIDENCIA de la TUMBA VACÍA, se sentía como una persona que no merecía a su SEÑOR.

      1. Esto para todos nosotros es una gran lección, ya que, si Pedro fue restaurado por el SEÑOR JESÚS, así también nosotros en nuestras flaquezas debemos entender que hay OPORTUNIDAD de recibir el PERDÓN DE NUESTROS PECADOS.

  1. Se les aparece a los otros apóstoles. (Juan 20:19-23) «Al atardecer de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo a los judíos, vino Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 20 Y, dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. 21 Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. 22 Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. 23 A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les quedan retenidos.» RVR 1977

    1. Aquí se les aparece a los 10 apóstoles, menos a Tomás que no estaba con ellos.

    1. Noten que el apóstol Juan menciona que estando ellos reunidos con miedo con todo cerrado, el SEÑOR JESÚS se puso en medio de ellos.

      1. El Cuerpo GLORIFICADO del SEÑOR JESÚS ya no estaba sujeto a tener que entrar por puertas como todos nosotros.

      1. El SEÑOR entró sin que nadie lo viera, ya que era INVISIBLE y se hizo VISIBLE y TANGIBLE delante de ellos.

      1. Eso nos hace pensar sobre el cuerpo RESUCITADO que cada uno de los creyentes tendremos. Será un CUERPO FÍSICO pero GLORIFICADO.

    1. El SOPLO del SEÑOR JESÚS parece indicar como dice James Bartley: «que fue dada como misión de la predicación del evangelio. Siendo así, la interpretación más natural seria que, al proclamar o enseñar el evangelio del reino, el vocero tiene la autoridad de anunciar las condiciones para que uno reciba el perdón de pecados.»i

      1. Es una indicación de la gran RESPONSABILIDAD que los APÓSTOLES recibían por parte del SEÑOR JESÚS sobre la PREDICACIÓN del EVANGELIO.

      1. Esa RESPONSABILIDAD no era solamente para los apóstoles, sino que, para TODA la COMUNIDAD CRISTIANA, o IGLESIA.

  1. La Confesión de Tomás. (Juan 20:24-29) «Pero Tomás, uno de los doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Hemos visto al Señor. Él les dijo: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, y meto mi dedo en el lugar de los clavos, y meto mi mano en su costado, no creeré de ningún modo. 25 26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, has creído; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.» RVR 1977

    1. Por alguna razón, Tomás no estaba presente con los otros apóstoles el día de RESURRECCIÓN.

      1. Pero él había recibido la noticia que JESUCRISTO había RESUCITADO, pero rehusaba creerlo a no ser que viera sus heridas en Sus Manos y Su Costado.

    1. Pareciera como que las Palabras del SEÑOR JESÚS son un REGAÑO hacia Tomás, pero debemos notar que los demás apóstoles no habían creído tampoco hasta que vieron al SEÑOR. Aunque el Evangelio de Juan dice que Pedro y Juan cuando entraron en la Tumba Vacía, creyeron.

      1. Morris dice en su comentario que: «también podría ser que la crucifixión le hubiera afectado tanto que le fuera imposible imaginarse que las consecuencias de algo tan trágico pudieran desaparecer. Quizá por eso tenía tanto interés en ver las heridas de Jesús.»ii

      1. Eso nos muestra que la RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO fue un ACTO DIVINO.

    1. NOTA: Ninguno de los apóstoles dijeron una confesión como lo hizo Tomás. El Texto Sagrado NO dice que Tomás puso su dedo en las heridas del SEÑOR JESÚS, pero algunos creen que sí lo hizo.

      1. Lo más probable es que al ver a JESUCRISTO con Sus Heridas, es decir, las HUELLAS DE LA CRUZ DEL CALVARIO, él se derrumbó al piso e hizo la gran confesión de fe que TODO creyente debe CONFESAR: «Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!»

      1. Noten que Tomás no llamó a JESÚS maestro ni Mesías, sino que lo llamó: ¡SEÑOR MÍO, Y DIOS MÍO! Aquí SEÑOR es la palabra traducida en la Versión griega que equivale a JEHOVÁ o YAHVÉ. Tomás confesó que JESÚS ES JEHOVÁ.iii

  1. Los eventos que ocurrieron el Primer día de la Semana. Es importante notar el IMPACTO que la RESURRECCIÓN del SEÑOR JESÚS tuvo en el Nuevo Pacto, y se refleja en el DÍA DE ADORACIÓN.

    1. JESUCRISTO Resucita el PRIMER día de la semana que, para nosotros es el Domingo. En ese mismo día Domingo, se le aparece a María, en la mañana de Su Resurrección (Mateo 28:8-10; Marcos 16:1;9; Juan 20:11-18).

      1. Se les apareció también a las otras mujeres que iban con María Magdalena (Lucas 24:10).

      1. Se les apareció a dos discípulos en el camino a Emaús (Lucas 24:13-33; Marcos 16:12-13).

      1. Al apóstol Pedro (1 Corintios 15:5). Puede ser después de haberse aparecido a los dos discípulos en el camino a Emaús (Lucas 24:31-35).

      1. A los DIEZ discípulos en la noche del Domingo de Resurrección (Marcos 16:14-18; Lucas 24:36-44; Juan 20:19-23).

      1. A los ONCE discípulos incluyendo a Tomás, ocho días más tarde, o sea, el siguiente PRIMER día de la semana (Juan 20:26-29).

    1. La Iglesia se reunía el PRIMER día de la Semana (Hechos 20:7). El partir el pan se está refiriendo a la CENA DEL SEÑOR (Comunión; Eucaristía).

      1. Bajo el Pacto Antiguo el Sábado era el día de reposo. Era el día que se GUARDABA.

      1. Sin embargo, en el día de Reposo o Sábado, el Cuerpo de nuestro SEÑOR JESUCRISTO estaba todavía en la tumba.

    1. Bajo el Nuevo Pacto, ahora nos reunimos el PRIMER DÍA DE LA SEMANA. Lo hacemos RECORDANDO que JESUCRISTO Resucitó de entre los muertos, el Primer día de la Semana (Domingo).

      1. El apóstol Pablo le pide a la Iglesia de Corinto que haga la colecta el PRIMER DÍA DE LA SEMANA. Eso una vez más vuelvo a repetir, es porque la Iglesia se reunía el PRIMER día de la semana, siempre recordando que JESUCRISTO Resucitó en un Primer día de la Semana (1 Corintios 16:1-2).

      1. Debemos recordar que la Iglesia de los primeros TRES siglos, no se preocupó en celebrar «Navidad», porque para ellos el Primer día de la semana era un recordatorio de la RESURRECCIÓN de nuestro Salvador. O sea, cada SEMANA RECORDABAN la Resurrección del SEÑOR JESÚS.

  1. Otros testigos de la Resurrección de JESÚS. (1 Corintios 15:1-8) «Ahora, hermanos, quiero recordarles el evangelio que les prediqué, el mismo que recibieron y en el cual se mantienen firmes. Mediante este evangelio son salvos, si se aferran a la palabra que les prediqué. De otro modo, habrán creído en vano. Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto. Luego se apareció a Jacobo, más tarde a todos los apóstoles, y por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí.» NVI

    1. Noten que es el orden que hemos llevado hoy, excepto que Pablo omite a las mujeres como las primeras en ver a JESÚS.

    1. Pero Pablo menciona otras apariciones del Salvador que no están en los Evangelios Sinópticos. Como ejemplo, Jacobo el hermano del SEÑOR.

    1. Pablo menciona a otros 500 TESTIGOS de la RESURRECCIÓN DE JESÚS que algunos de ellos todavía estaban vivos, unos 30 años después de esos eventos.

    1. El último en ver al SEÑOR, fue el mismo Pablo en el camino a Damasco.

  1. La Tumba SIGUE VACÍA. En el año 326, Helena, la madre del emperador Constantino, en una expedición patrocinada por su hijo, descubrieron según ellos, la tumba de JESUCRISTO. Jerusalén fue destruida dos veces por los Romanos, por las Cruzadas y diferentes guerras. La tradición de la Iglesia ha dicho que ese es el lugar donde enterraron al Salvador. Constantino ordenó destruir el templo de Venus que Adrián había hecho, donde se dice que está la tumba de JESÚS. La Iglesia del «Santo Sepulcro» fue fabricada encima.iv

    1. Noten una gran realidad, y es que la tumba donde construyeron la Iglesia del Santo Sepulcro, y la tumba que la gente va a ver, ESTA VACÍA.

      1. ¡Cristo no está muerto, él está VIVO!

    1. El Evangelio de Juan termina dando el propósito del libro. Juan 20:30-31 dice:

      1. «Jesús hizo muchas otras señales milagrosas en presencia de sus discípulos, las cuales no están registradas en este libro. Pero éstas se han escrito para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer en su nombre tengan vida.» NVI

    1. Ahora debemos preguntar: ¿Has hecho la CONFESIÓN que hizo Tomás? ¡MI SEÑOR Y MI DIOS!

      1. ¿Estas asistiendo a la iglesia los DOMINGOS (si puedes hacerlo) para RECORDAR y CELEBRAR la RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO?

Conclusión

Oremos…

Notas:

i James Bartley, Comentario Mundo Hispano, tomo 17, Juan, p. 408, Editorial Mundo Hispano: 2004.

ii Leon Morris, Colección Teológica Contemporánea, El Evangelio según Juan, vol. 2, p. 484, editorial CLIE: 2005.

iii R. C. Sproul. John (St. Andrew’s Expositional Commentary) (Kindle Location 5117). Kindle Edition.

iv F.F. Bruce, The Gospel & Epistles of John, p. 380, Eerdmans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s