El Carácter del pueblo de DIOS

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: El Carácter del pueblo de DIOS

TEXTO: Juan 17:16

«Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, 10 y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. 11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. 12 Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que se cumpliese la Escritura. 13 Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo completo en sí mismos. 14 Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.» RVR 1977

INTRODUCCIÓN:

Siguiendo nuestro estudio sobre nuestras creencias basadas en las Verdades Fundamentales de las Asambleas de DIOS. Ahora continuamos con la segunda parte del tema de la SALVACIÓN: LA EVIDENCIA EXTERNA. El artículo 5, inciso b, de las Verdades Fundamentales dice:

«b. Evidencias de la salvación. La evidencia interna de la salvación es el testimonio directo del Espíritu (Romanos 8:16). La evidencia externa ante todos los hombres es una

vida de justicia y verdadera santidad (Efesios 4:24; Tito 2:12).

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Solamente un poco de antes del arresto ilegal de JESUS en el Getsemaní, el SEÑOR JESÚS hace esta oración parece ser mientras iba rumbo al Getsemaní, o tal vez como dice Alfred Edersheim, antes de salir del Aposento Alto.i

    1. Es importante notar que, en esta oración, el SEÑOR JESUCRISTO no está orando por el mundo, sino por los SUYOS. Es decir, Su Iglesia.

      1. El SEÑOR JESUS no tiene que orar por el mundo; Él dio Su Vida por el mundo (Juan 3:14-16).

      1. Él ha enviado al ESPÍRITU SANTO para redargüir al mundo de su pecado (Juan 16:7-11).

    1. Nótese que la gente por la que el SEÑOR JESUCRISTO está orando, son personas que no PERTENECEN a este mundo. Así comenzamos nuestra lección que trata sobre las EVIDENCIAS DE LA VIDA CRISTIANA.

  1. Por qué el Cristiano como el SEÑOR JESUS, no es del mundo. (Juan 17:16) «No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.»

    1. Debemos entender que el Cristiano no es del mundo, de la misma manera que JESUCRISTO no es del mundo.

      1. JESUCRISTO es el ETERNO HIJO DE DIOS. Su NATURALEZA es DIVINA.

        1. El apóstol Pablo hablando de la Resurrección de los muertos, hace la comparación entre JESUS y Adán. El primer hombre es de la tierra, Adán, y el segundo hombre es JESUS, del Cielo (1 Corintios 15:47).

          1. «El primer hombre, sacado de la tierra, es terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.» RVR 1977

    1. El Cristiano, aunque es de este mundo por naturaleza, ahora ya no pertenece a este mundo, en su condición como DISCÍPULO de JESUCRISTO.

  1. Ciudadanos del Cielo. (Filipenses 3:20-21) «Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transfigurará el cuerpo de nuestro estado de humillación, conformándolo al cuerpo de la gloria suya, en virtud del poder que tiene también para someter a sí mismo todas las cosas.»

    1. La ciudadanía de una nación les da ciertos derechos a sus ciudadanos. También podemos decir que la mayoría de la gente se siente orgullosa de su lugar de nacimiento.

      1. En el caso del apóstol Pablo, como ciudadano Romano él tenía ciertos derechos que los que no eran ciudadanos no tenían. El apóstol hizo uso de esos derechos en varias ocasiones. Como dice Robertson:

        1. «Pablo estaba ufano de su ciudadanía romana, y encontró que le servía de protección. Los filipenses se sentían también ufanos de su ciudadanía romana. Pero los cristianos son ciudadanos de un reino que no es de este mundo (Jn. 18:36).» 

    1. Los Filipenses encontrarían esto como una metáfora, porque en el sentido político ellos sabían lo que era ser ciudadanos de una ciudad lejana (aunque probablemente la mayoría de ellos nunca habían estado en Roma) y estaban orgullosos de su ciudadanía Romana (Hech. 16:12,21).ii

    2. Pero como he citado a Robertson, los Cristianos son ciudadanos de un REINO que no es de este mundo, y eso lleva a mostrar el VERDADERO CARÁCTER del Cristiano.

  1. En el aspecto Doctrinal. (Filipenses 3:17-19) «Hermanos, sigan todos mi ejemplo, y fíjense en los que se comportan conforme al modelo que les hemos dado. Como les he dicho a menudo, y ahora lo repito hasta con lágrimas, muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo. 18 19 Su destino es la destrucción, adoran al dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. Sólo piensan en lo terrenal.» NVI

    1. El cristiano que ha nacido de nuevo y tiene su CIUDADANÍA en el Cielo, lo muestra con las EVIDENCIAS EXTERNAS. Especialmente en el área DOCTRINAL.

    1. El apóstol Pablo le dice a los Filipenses que sean imitadores de él. Luego habla de aquellos cristianos falsos que solo buscan sus propios intereses.

      1. El hecho que Pablo dijera que lo decía con LAGRIMAS, muestra que seguramente que habían profesado la salvación.

        1. Noten que dice que: «Sólo piensan en lo terrenal

      1. El apóstol Pablo a veces tuvo que hacer la guerra por lo menos en dos frentes. En Corintio, por ejemplo, contra ascetas por un lado, que hubieran querido prohibir el matrimonio (1 Cor. 7:1), y contra los libertinos por el otro lado, cual lema era todo es permitido ( 1 Cor. 6:12). La gracia de Dios se recibe en vano, sea por los que continúan viviendo bajo la ley, o por los que piensan que ellos deben seguir pecando para que la gracia aumente (Rom. 6:1).iii

    1. El cristiano no puede ser CIUDADANO del Cielo si sus creencias en cuanto a JESUCRISTO no están en acuerdo con la Palabra de DIOS.

      1. Así todos los que niegan la DIVINIDAD de JESUCRISTO, siguen en sus pecados.

      1. Lo mismo con aquellos que niegan el SEÑORÍO DE JESUCRISTO en sus vidas. Ya que no se someten a la Palabra de DIOS, sino solamente a sus propios deseos.

  1. En el aspecto moral. (Juan 17:17-19) «Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 18 19 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos estén santificados en la verdad.»

    1. Sobre «Santifícalos» dice la Biblia de Estudio Ryrie: «Santifícalos significa poner aparte para Dios y para sus santos propósitos; lo mismo en el v. 19. El medio de la santificación es la Palabra de Dios.»iv

      1. Pero noten también el verso 19, ya que el SEÑOR JESUS dice que Él se SANTIFICÓ a sí mismo.

      1. Él mismo se ha apartado a sí mismo para identificarse con nosotros.v

    1. Noten lo maravilloso que es esto, el mismo SEÑOR JESÚS mostrándonos como APARTARNOS para vivir vidas SEPARADAS de este mundo.

      1. Eso nos lleva al tema de la SANTIFICACIÓN del Cristiano, no solamente la SANTIFICACIÓN instantánea en el momento de la Conversión, sino también la SANTIFICACIÓN GRADUAL.

        1. Todos los días necesitamos la ayuda de DIOS.

    1. El medio de la SANTIFICACIÓN del Cristiano es la PALABRA DE DIOS. Así podemos leer en el Salmo 119:9:

      1. «¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.»

      1. (Salmo 119:11) «En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.» RVR 1977

      1. (Salmo 119:105) «Lámpara es para mis pies tu palabra, Y luz para mi camino.» RVR 1977

    1. Noten la importancia de la PALABRA DE DIOS en la vida del creyente. Debe ser leída y escuchada.

      1. Lo mismo debe el Cristiano hacer con la Palabra de DIOS predicada.

        1. El SEÑOR también nos habla por medio de la PREDICACIÓN.

  1. Rechazando la impiedad. Aquí tenemos ahora nuestro último punto, y es el que pone por obra la SANTIFICACIÓN. Es importante para el cristiano RECHAZAR aquellas cosas que a DIOS no le agradan. Así la vida del cristiano es una que debe AGRADAR a su SEÑOR con su manera de vivir.

    1. Nótese que no es solamente con nuestra ADORACIÓN, o el tiempo que le damos a DIOS lo que AGRADA a DIOS. Sino también con nuestra manera de vivir. Sea en el hablar, sea en lo que hacemos.

    1. Usamos otra vez un Texto que leímos en nuestra lección pasada. Tito 2:11-14:

      1. «Porque la gracia de Dios se ha manifestado para ofrecer salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, 12 13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo de su propiedad, celoso de buenas obras.» RVR 1977

      1. Es importante recordar que la GRACIA de DIOS no nos lleva al pecado como algunos han opinado, sino que nos lleva a la SANTIDAD.

        1. La MUNDANALIDAD lleva a los «cristianos» a vivir vidas como impíos, en vez de vivir vidas en SANTIDAD.

        1. Ejemplos: Malas palabras; tomar alcohol; ir a los bailes; etcétera.

    1. Pero noten que la vida del Cristiano como dice aquí en el verso 13, debe ser una de estar ESPERANDO AL SEÑOR JESUS en Su Venida.

      1. Eso es porque NO SOMOS DE ESTE MUNDO.

      1. Y porque no SOMOS DE ESTE MUNDO, vivimos para AGRADAR a aquel que murió por nosotros en la Cruz del Calvario.

Conclusión

Oremos…

Notas:

i Alfred Edersheim, The Life and Times of Jesus the Messiah, 2.514, Hendrickson.

  A.T. Robertson, Imágenes Verbales en el Nuevo Testamento, tomo 4, p. 606, editorial CLIE.

ii Homer A. Kent, Jr., Philippians, The Expositor’s Bible Commentary, p. 55, Zondervan Publishers.

iii F.F. Bruce, Philippians, New International Biblical Commentary, p. 129, Hendrickson Publishers.

iv Biblia de Estudio Ryrie, Ampliada, p. 1084. Editorial Portavoz.

v J. Vernon McGee, Thru the Bible, vol. IV, p. 481, Thomas Nelson Publishers.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s