Cuando la Salvación llega al hogar

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Cuando la Salvación llega al hogar

TEXTO: Hechos 16:29-31

«El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. 30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

INTRODUCCIÓN:

Esta historia es bastante conocida por la mayoría de creyentes, y también ha sido malinterpretada por muchos. La realidad es que, en esta historia encontramos el tema de la importancia que las puertas de un hogar se abran para el Evangelio. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Una noche en la cárcel

  3. La intervención Divina

  4. Una pregunta en medio de la desesperación

  5. Una decisión para la conversión

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Comenzamos nuestra lección en la ciudad de Filipo, con la hermosa historia del apóstol Pablo y su compañero de ministerio, Silas. Ellos habían sido echados en la cárcel simplemente por expulsar a un demonio que controlaba a una joven esclava, que adivinaba. Pero al salir el demonio, ya no podía adivinar. Cuando los amos de la joven esclava se dieron cuenta que se les había acabado su fuente de dinero, se enojaron mucho por la pérdida de sus ganancias (Hechos 16:16-18)

    1. Ellos los llevaron a los magistrados y los acusaron, los cuales ordenaron que Pablo y Silas fueran azotados, sin preguntar si eran ciudadanos Romanos, y echados en la cárcel, algo que no podían hacerles a los ciudadanos Romanos.

    1. El mundo está lleno de gente sin escrúpulos como los amos de esta pobre esclava, que la usaban para sus propios intereses.

  1. Una noche en la cárcel. (Hechos 16:22-24) «Entonces la multitud se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron que les arrancaran la ropa y los azotaran. 23 Después de darles muchos golpes, los echaron en la cárcel, y ordenaron al carcelero que los custodiara con la mayor seguridad. 24 Al recibir tal orden, éste los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo.»

    1. Pablo y Silas estaban adoloridos, ya que los habían azotado y puestos en el área interior de la cárcel como si fueran criminales peligrosos.

      1. Poner los pies en el cepo, era una manera de torturar a los presos por medio de dos tablas provistas de sendos agujeros. Como dice Antonio Ropero, no se usaban solamente por seguridad, sino como castigo y tortura.i

    1. En esa condición que ellos estaban, sin poder moverse, y llenos de dolor por las heridas y sus pies fijos como si fueran los peores criminales, ellos demuestran su confianza en DIOS.

      1. El interior de la cárcel seguramente que estaba oscuro, frío, e infectado de insectos.

      1. Dormir esa noche, seguramente que hubiera sido casi imposible.

    1. ¿Cuánta gente no hubiera maldecido en esas circunstancias? Pero ellos deciden cantarle a DIOS. Pablo y Silas se podían haber quejado, pero deciden alabar y glorificar a DIOS.

      1. Es en las circunstancias adversas, donde debemos recordar que nuestro socorro no viene de las quejas, ni de renegar. Nuestro socorro viene de nuestro SEÑOR. El Salmo 121:1-2 dice:

        1. «A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra.»

  1. La intervención Divina. Los cantos entonados por Pablo y Silas eran un testimonio para los otros presos. Ellos estaban testificando del poder de DIOS a través de los cantos, en medio del dolor físico que estaban experimentando.

    1. Pero a medianoche, un acto del PODER Divino de DIOS causa un terremoto tan fuerte, que estremeció la cárcel causando bastante daño.

      1. No sabemos si el terremoto se limitó a la cárcel solamente, o si se pudo sentir en el resto de la ciudad, pero lo más probable es que el efecto del temblor se limitó a la cárcel, porque era una demostración del Poder de DIOS. Hechos 16:25-28 dice:

        1. «A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban. 2 26 De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas. 27 El carcelero despertó y, al ver las puertas de la cárcel de par en par, sacó la espada y estuvo a punto de matarse, porque pensaba que los presos se habían escapado. Pero Pablo le gritó: 28 —¡No te hagas ningún daño! ¡Todos estamos aquí!»

    1. El carcelero, o el jefe de la cárcel, era responsable por cada uno de los presos. Si un preso sé escapaba, el carcelero era condenado a muerte. En este caso, el carcelero parece que vio tanto daño a la cárcel, que pensó que todos los presos se habían escapado.

      1. El carcelero toma la espada para suicidarse, cuando Pablo lo vio, le gritó para decirle que todos estaban ahí. ¿Por qué no se habían ido los presos? Podemos estar seguros que el Temor del SEÑOR había caído sobre todos los que estaban en la cárcel, y simplemente se habían quedado en su lugar. Con toda seguridad, ¡DIOS estaba en ese lugar!

  1. Una pregunta en medio de la desesperación. (Hechos 16:29-31) «El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. 30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

    1. Esa pregunta nos muestra con toda seguridad que, el carcelero había oído la historia de la joven endemoniada que había sido libertada por el poder de DIOS.

      1. También podemos estar seguros que él había escuchado los cantos de Pablo y Silas. ¡Qué testimonio tan hermoso!

    1. La respuesta que el carcelero recibe por parte de Pablo es simple: «Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

      1. Notemos que este carcelero había sido consumido por el miedo que el terremoto le había ocasionado, porque no era un simple terremoto.

        1. El carcelero sabía muy bien lo que había ocurrido antes y después del terremoto; no había sido una casualidad.

        1. Este carcelero al ver a Pablo y a Silas, y notar que ningún preso se había escapado, sabía muy bien que el PODER de DIOS lo había hecho.

      1. La respuesta de Pablo es simple, no había nada extraño que el carcelero tenía que hacer, sino creer que JESUCRISTO es el Hijo de DIOS. Es por medio de la fe en JESUCRISTO que recibimos la Justificación.

        1. Es solamente por fe, y no por nada que nosotros podamos hacer. Solamente el poder de DIOS puede transformar nuestras vidas.

    1. Esta última cláusula: «tú y tu familia serán salvos», no quiere decir que automáticamente la esposa y los hijos serían salvos.

      1. Hay muchos que creen que la salvación se hereda, pero debemos recordar el dicho antiguo que dice que DIOS es Padre, pero no es Abuelo. Cada miembro de la familia tenía que confiar en JESUCRISTO para ser salvo.

        1. Si por medio de la salvación del padre, los hijos automáticamente llegan a ser salvos, entonces sería lo mismo si el padre no cree, entonces todos los hijos también serían condenados.

          1. La salvación es INDIVIDUAL y toda persona tiene que responder al llamado de DIOS para ser salvo.

      1. Pablo Hoff lo explica de esta manera:

        1. «Con esto, Pablo no quiso decir que toda la casa del carcelero sería salva simplemente porque él lo fuera. Sin embargo, Pablo quería que el carcelero supiera que la oferta no se limitaba a él, sino que el mismo tipo de fe le llevaría salvación a todo el que creyera. Sin duda, pudo ver que el terremoto y sus consecuciones los habían afectado a todos. Quería verlos salvos a todos, y no solo a uno.»ii

    1. ¡Qué importante es que los padres y madres entreguen sus vidas a JESUCRISTO y así poder abrir la puerta del Evangelio para que sus hijos sigan en sus pasos!

  1. Una decisión para la conversión. (Hechos 16:32-34) «Luego les expusieron la palabra de Dios a él y a todos los demás que estaban en su casa. A esas horas de la noche, el carcelero se los llevó y les lavó las heridas; en seguida fueron bautizados él y toda su familia. 33 34 El carcelero los llevó a su casa, les sirvió comida y se alegró mucho junto con toda su familia por haber creído en Dios.»

    1. El carcelero entregó su vida a JESUCRISTO en ese mismo lugar, y a esa hora de la noche, se los llevó a su casa, y les lavó las heridas.

      1. Un acto de humildad por parte del carcelero que, nos muestra que había tenido un encuentro genuino con el SEÑOR.

    1. A esa hora de la noche, el carcelero y su familia fueron bautizados.

      1. No hay duda que fueron todos los que tenían edad para decidir, al escuchar lo que había ocurrido en la cárcel, entendieron el mensaje del Evangelio y también hicieron la decisión de entregar sus vidas a JESUCRISTO.

      1. Nadie puede ser salvo por medio de otra persona.

      1. Nadie puede ir al cielo porque heredó la salvación por medio de otra persona. Romanos 3:23 dice:

        1. «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios

      1. Eso quiere decir que toda persona, sea joven, adulto, grande, pequeño, necesita arrepentirse de sus pecados para recibir la salvación.

    1. Para concluir, esta lección nos debe hacer pensar en la importancia que el Evangelio llegue a nuestras propias vidas, y así también a nuestros hogares.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Antonio Ropero Berboza, Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia, p. 440, Editorial CLIE: 2013.

ii Pablo Hoff, El Libro de los Hechos, p. 192, Editorial VIDA: 1983.

6 pensamientos en “Cuando la Salvación llega al hogar

  1. Muchas gracias por este sermón, soy una joven de 22 años, orando, esperando y dejando que el señor obre a través de mi para ver a mi familia salvada. Gracias por las palabras y la enseñanza.
    Bendiciones!

    • Gracias estimada Tania por su comentario. Es hermoso ver a jóvenes como usted siendo fiel a nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

      Bendiciones en Cristo.

  2. Lindo sermon lo he leido muchas veces y cada vez que lo leo me hace reflexionar del maravilloso amor q tiene Dios para todos, la salvacion esta en Jesus si le creemos. Gracias por ese sermon pastor, bendiciones..

  3. este es mensaje DEL DIOS VIVO PARA NOSOTROS LOS MORTALES gracias pastor porpermitir que DIOS lo usara para que este mensaje llegara a mi Y A OTRASPERSONAS MAS, gracias lo predicare este jueves,soy un joven de 17 años que esta dedicado a DIOS por que quiere salvarse y llevarle la salvacion a todo el que se cruse por mi camino de nuevo gracias al DIOS TODO PODEROSO el si cambia vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s