El Ministerio [parte 3]

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: El Ministerio [parte 3]

TEXTO: Romanos 12:1-2

«Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.»

INTRODUCCIÓN:

En esta noche seguimos con la tercera parte del tema del MINISTERIO, siguiendo nuestro estudio de nuestras creencias, basado en las VERDADES FUNDAMENTALES DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche. El ARTÍCULO 11 dice:

11. El ministerio

«Nuestro Señor ha provisto un ministerio que constituye un llamamiento divino y

ordenado con el triple propósito de dirigir a la iglesia en: (1) la evangelización del mundo (Marcos 16:15-20), (2) la adoración a Dios (Juan 4:23, 24); y (3) la edificación de un cuerpo de santos para perfeccionarlos a la imagen de su Hijo (Efesios 4:11, 16).»

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. La semana pasada estuvimos hablando sobre el MINISTERIO PASTORAL y el de los DIÁCONOS. Ahora tratamos el resto de los MINISTERIOS en la Iglesia.

    1. El capítulo 12 de Romanos, comienza la parte que conocemos como «Teología Práctica», ya que, en los capítulos anteriores, el apóstol ha llevado temas DOCTRINAS, ahora esa enseñanza se poner en PRÁCTICA.

    1. El apóstol Pablo ahora enumera algunos ministerios de la Iglesia, al igual que hizo en 1 Corintios 12. No es una lista exhaustiva, ya que el apóstol Pablo más bien está mostrando como los miembros del CUERPO DE CRISTO han de vivir en este mundo.

  1. Tomando en cuenta la Misericordia de DIOS. Ya que DIOS ha sido MISERICORDIOSO con nosotros, debemos OFRECER nuestro cuerpo como sacrificio vivo al SEÑOR.

    1. Es importante notar que TODO el CUERPO DE JESUCRISTO es llamado a vivir una vida en SANTIDAD, separado del mundo. Así que JUSTIFICADOS por la fe en JESUCRISTO (5:1) y libres de la CONDENACIÓN (8:1) el creyente debe tomar en serio las MISERICORDIAS DE DIOS y separarse del pecado.

    1. Nótese que para uno poder entregar su cuerpo como sacrificio al SEÑOR, primeramente, debemos entregar nuestras VIDAS COMPLETAS al SEÑOR.

      1. El apóstol Pablo en su segunda Epístola a los Corintios, hablando de los cristianos macedonios, que, en su escasez, cooperaron con la ayuda para los santos necesitados.

      1. Pablo menciona que primeramente se entregaron a DIOS, y después a la Obra del SEÑOR.

        1. (2 Corintios 8:5) «Incluso hicieron más de lo que esperábamos, ya que se entregaron a sí mismos, primeramente al Señor y después a nosotros, conforme a la voluntad de Dios.»

  1. Sacrificio vivo al SEÑOR. «Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.»

    1. El servicio a DIOS está relacionado con la consagración y la separación.i Noten también que el apóstol no está dando órdenes, sino que está ROGANDO, tomando en cuenta como ya hemos dicho: la MISERICORDIA DE DIOS.

    1. En el Antiguo Testamento, la adoración a JEHOVÁ incluía los sacrificios de animales que había que traer al Tabernáculo o al Templo.

      1. Un animal tenía que morir por el pecador.

    1. Haciendo esa comparación, ahora el apóstol Pablo usa el ejemplo de un SACRIFICIO VIVO al SEÑOR.

      1. Como dice Kruse en su comentario, podemos agregar que Pablo usa la idea de «sacrificio vivo» a propósito porque el sacrificio que él tiene en mente no es el martirio, sino vidas agradables a DIOS.ii

      1. El sacrificio no es para golpearlo, ni para matarlo de hambre como hacen aquellos que buscan pagar por su culpa. Ya el apóstol Pablo ha aclarado en los capítulos anteriores como hemos dicho, que la JUSTIFICACIÓN es por medio de la FE y no por obras, y que somos libres de la condenación del pecado.

  1. No se amolden al mundo actual. (vs. 2) «No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.»

    1. Para comenzar este punto, debemos notar como dice Robert Mounce, que la vida en santidad raramente progresa separada de actos decisivos de la voluntad. Mientras que la santificación es gradual en el sentido que continúa durante esta vida, cada avance depende de una decisión de la voluntad humana.iii

      1. Con esto es necesario enfatizar la importancia de uno mismo buscar la SANTIDAD. así podemos también leer en Hebreos 12:14:

        1. «Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.»

      1. Noten como dice: «Busquen».

    1. En segundo lugar, entregamos el CUERPO, pero la intención parece incluir todos los miembros y la facultad. Eso es un servicio razonable (inteligente).iv

    1. En tercer lugar, el llamado es a NO CONFORMARNOS a este mundo, o a los deseos de este mundo. Esa advertencia ya la tenemos en otras partes de la Biblia, pero el creyente no debe olvidar que el sistema del mundo, es enemigo de DIOS.

    1. En cuarto lugar, «sino sean transformados», Carballosa dice:

      1. «El verbo compuesto (meta + morféo) implica un cambio interior.»

        1. Es por eso Pablo dice «sean transformados

      1. Pero debemos notar que el cambio aquí también debe ocurrir en la MENTE.

        1. Aquí la «mente» (noos) puede incluir el intelecto, la voluntad y las emocione.v

      1. Renovamos la MENTE con la PALABRA DE DIOS.

        1. El alimento que le damos a la mente determina la condición del cristiano.

  1. Como debemos considerarnos a nosotros mismos. (Romanos 12:3-5) «Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, 4 5 también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.»

    1. En estos tiempos se habla mucho de la alta estima y de la baja estima. Pero debemos recordar que no debemos PENSAR o CONSIDERARNOS mejor que los demás.

      1. Eso es porque de la manera que nos consideramos a nosotros mismos, así vamos a tratar a los demás hermanos en la fe.

      1. El que es orgulloso en casa, es orgulloso fuera de casa también.

    1. El apóstol Pablo en su Epístola a los Filipenses, advierte sobre esto mismo, y usa el ejemplo de nuestro SEÑOR JESUCRISTO quien fue tan HUMILDE que dejó Su Gloria para hacerse hombre, y morir por el ser humano (Filipenses 2:5-11).

      1. (Filipenses 2:3-4) «No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás.»

  1. Los DONES y el AMOR. (Romanos 12:6-8) «Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe; si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe; si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría.»

    1. Pablo deja una lista corta de los DONES para el SERVICIO en la Obra del SEÑOR, mostrando que, como CUERPO DE CRISTO, somos diferentes, pero con la misma importancia como parte del CUERPO.

    1. Un gran REQUISITO para SERVIR es el AMOR por los demás. Eso mismo dice el apóstol Pablo a los Corintios en el capítulo 12, cuando trata el tema de los DONES DEL ESPÍRITU.

      1. (Romanos 12:9-16) «El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrense al bien. 10 Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente. 11 Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu. 12 Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración. 13 Ayuden a los hermanos necesitados. Practiquen la hospitalidad. 14 Bendigan a quienes los persigan; bendigan y no maldigan. 15 Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran. 16 Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben.»

    1. Noten también que, en medio del AMOR, también debemos ser:

      1. Diligentes. O sea, no dejar las cosas para otro día como es fácil hacer.

      1. Debemos alegrarnos en la ESPERANZA. Esa es el REGRESO DE NUESTRO SEÑOR JESUS PARA LLEVARSE A SU IGLESIA.

        1. El creyente tiene ESPERANZA de VIDA ETERNA.

      1. Debemos mostrar paciencia en el SUFRIMIENTO. Sea cual sea la razón, pero incluye por el Evangelio.

      1. Debemos PERSEVERAR en la ORACIÓN.

      1. La Iglesia debe ayudar a los necesitados.

    1. Ahora noten los que siguen en los versos 14-16 los cuales muestran cual debe ser nuestra actitud con los hermanos que se REGOCIJAN y con los que LLORAN.

      1. Tenemos el ejemplo del SEÑOR JESÚS quien se regocijo en una boda en Caná de Galilea, y lloró cuando Lázaro murió.

      1. Pero debemos recordar que es más fácil llorar con los que lloran, que regocijarse con los que se regocijan. Pero no debe ser así.

      1. El verso 16 una vez más nos lleva al tema de la HUMILDAD y de considerar a los demás como superiores.

  1. Venciendo el mal con el bien. (Romanos 12:17-21) «No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. 18 Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos. 19 No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor. 20 Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber.
    Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.» 21 No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.»

    1. Aquí tenemos muchas de las enseñanzas del SEÑOR JESÚS en el Sermón del Monte.

    1. Nótese también que hasta donde uno pueda, debemos estar en paz con los demás. Recordemos que eso es entre hermanos en Cristo, pero también entre familia, conocidos, etcétera.

      1. El Texto que leímos en Hebreos 12:14 sobre la santidad, también nos habla de BUSCAR LA PAZ CON LOS DEMÁS.

        1. «Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.»

    1. El verso 20 lo podemos bastante literal en la RVR1960, pero sin aclaración. La NVI aclara muy bien que quiere decir.

      1. «Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.» RVR1960

      1. «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber.
        Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.» NVI

      1. «Y también: «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; así harás que le arda la cara de vergüenza.» DHH

    1. Para concluir, el llamado a SERVIR es uno de SERVICIO, y para SERVIR, debemos dejar que el ESPÍRITU SANTO cambie nuestra forma de pensar y de vivir.

CONCLUSIÓN:

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Stanley Horton, editor, The Complete Biblical Library, Romans – Corinthians, p. 191, World library Press: 1991.

ii Kruse, Colin G. Paul’s Letter to the Romans (The Pillar New Testament Commentary) (p. 462). Wm. B. Eerdmans Publishing Co. Kindle Edition.

iii Mounce, Robert. Romans: An Exegetical and Theological Exposition of Holy Scripture (The New American Commentary) (p. 231). B&H Publishing Group. Kindle Edition.

iv Stanley Horton, p. 191.

v Ibid. p. 193.

Un pensamiento en “El Ministerio [parte 3]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s