Enseñanzas del SEÑOR JESÚS por medio de la curación de un ciego de nacimiento

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Enseñanzas del SEÑOR JESÚS por medio de la curación de un ciego de nacimiento

TEXTO: Juan 9:1-5

«A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: —Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres? —Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar. Mientras esté yo en el mundo, luz soy del mundo.»

INTRODUCCIÓN

En esta noche seguimos con nuestro estudio sobre las VERDADES FUNDAMENTALES DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS. Hace dos semanas que estuvimos tratando el artículo 12 LA SANIDAD DIVINA. Ahora continuamos con nuestra SEGUNDA PARTE tratando de RESPONDER a algunas preguntas que surgen sobre la enfermedad, y lo que muchos hoy día creen sobre las supuestas MALDICIONES GENERACIONALES. Que DIOS BENDIGA SU PALABRA predicada en esta noche.

LECCIÓN

  1. Trasfondo. No sabemos si este relato sigue directamente a lo que ocurrió en el capítulo anterior donde los líderes judíos trataron de apedrear al SEÑOR JESÚS por Su AFIRMACIÓN a SU DIVINIDAD. Otros consideran que había pasado un tiempo después del capítulo anterior, y relacionan este relato al del capítulo 10 y la Fiesta de la Dedicación, mejor conocida como «Hanukkah».

  1. Un Ciego de Nacimiento. «A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: —Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres?»

    1. En el mundo antiguo como estuvimos hablando en nuestra clase del martes al estudiar la Epístola a los Gálatas, que, en la antigüedad, sin los beneficios de la buena medicina, vendajes estériles, y otros cuidados modernos, las enfermedades muchas veces desfiguraban a la persona y el mal olor causaba nausea. Para la mayoría de los antiguos, incluyendo los Judíos, la aflicción física era considerada una forma del juicio Divino. (Juan 9:2; Job 4:7-9; 8:1-6; 11:13-20).i

    1. La enfermedad es un efecto universal de la caída, cuyo resultado es el pecado, la muerte, y la enfermedad. Es algo que aflige a todos los seres humanos, de vez en cuando recordándonos que somos «polvo» (Salmo 103:14) y que un día al polvo volveremos (Gen. 3:19).ii

    1. Sobre esta SANIDAD de un ciego de nacimiento, Leon Morris menciona que en el Antiguo Testamento no hay casos de sanidad de algún ciego. Pero en el Nuevo Testamento, solamente el SEÑOR JESÚS sanó a los ciegos. Es más, entre todas las curaciones que el SEÑOR JESÚS Obró, fueron las curaciones de ciegos (ver Mt. 9:27-31; 12:22-23; 15:30-31; 21:14; Mr. 8:22-26; 10:46-52; Lc. 7:21-22).iii

      1. Nótese que la sanidad de los ciegos era profetizada como Obra del Mesías o Cristo. Así entonces era parte del Ministerio Mesiánico del SEÑOR JESÚS (Isaías 29:18; 35:5).

      1. Los seguidores de JESÚS tampoco realizan este milagro en todo el Nuevo Testamento.iv

      1. Así que esta curación del ciego de nacimiento, es otra prueba de la DIVINIDAD DEL SEÑOR JESUCRISTO.

  1. Una pregunta Teológica. (vers. 1-5) «A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: —Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres? —Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar. Mientras esté yo en el mundo, luz soy del mundo.»

    1. El apóstol Juan no dice cómo es que ellos sabían que el hombre tenía una ceguera congénita, es decir, era ciego de nacimiento.

      1. Algunos opinan que parece ser que era un ciego bien conocido por la gente, ya que mendigaba en el mismo lugar.

      1. Pero también debemos recordar que el SEÑOR JESÚS era cien por ciento Hombre y cien por ciento DIOS. Así que no hay duda alguna que JESUCRISTO sabía la condición de este ciego de nacimiento.

    1. Esto ahora lleva a la pregunta de los apóstoles quienes sabían las creencias en el Judaísmo que la enfermedad es parte del castigo de DIOS hacia los padres, y aun creían que el bebé podía pecar siendo todavía dentro de su madre.

      1. Ellos no estaban seguros y deseaban una respuesta por parte del SEÑOR JESÚS.

    1. Los Rabinos creían que los méritos y deméritos aparecían en los hijos. Es más, hasta los 13 años de edad, un hijo era considerado parte de su padre, y de su sufrimiento por su culpa.v

      1. Aun los pensamientos de la madre podrían afectar el estado moral de su bebé antes de nacer.vi

      1. Pero los apóstoles seguramente que sabían que no podía ser cierto que los hijos pecaran antes de nacer.

    1. Siendo que el hombre era ciego de nacimiento, se suponía que la culpa estaría sobre los padres según esas creencias.

      1. Pero basado en el Texto de la lucha entre Esaú y Jacob en la matriz de Rebeca (Gen. 25:22-23), los Rabinos decían que Esaú había pecado en la matriz.vii

      1. El Salmo 58:3 es usado para apoyar esa creencia.

        1. «Los malvados se pervierten desde que nacen; desde el vientre materno se desvían los mentirosos.»

  1. Textos tomados fuera de contexto. No hay duda que DIOS es AMOR, pero también es FUEGO CONSUMIDOR (Hebreos 12:29).

    1. La Biblia nos enseña que DIOS sí castiga la REBELDÍA. Es más, aun en la SANTA CENA o CENA DEL SEÑOR, el apóstol Pablo nos enseña que debemos EXAMINAR nuestras vidas antes de participar de la CENA DEL SEÑOR para que así no seamos JUZGADOS por el SEÑOR (1 Corintios 11:27-34).

      1. Es obvio que eso es porque al EXAMINARNOS debemos ARREPENTIRNOS.

    1. Pero debemos entender que no todo el que está enfermo es porque haya pecado, ni tampoco el que haya nacido con algún defecto físico.

    1. Veamos ahora el Texto que aun hoy es usado y es el castigo hasta la tercera y cuarta generación.

      1. (Éxodo 20:5) «No te postrarás ante ellas, ni les darás culto; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen» RVR1977

    1. Pero analizando ese Texto, debemos ver en realidad qué es lo que quiere decir, porque en el Antiguo Testamento se nos enseña muy bien que los hijos no pagarán por el pecado de los padres. Así que debemos tomar este Texto a la luz de los otros Textos paralelos, para ver qué es lo que el SEÑOR está diciendo.

      1. (Deuteronomio 24:16) «No se dará muerte a los padres por la culpa de sus hijos, ni se dará muerte a los hijos por la culpa de sus padres. Cada uno morirá por su propio pecado.»

      1. Debemos notar que el mismo Moisés, quien DIOS usó para darnos el Pentateuco, o la Tora, sabia la diferencia entre estos dos Textos.

        1. Noten que este es el pecado de la IDOLATRÍA, el peor de los pecados el cual es visitado hasta la CUARTA GENERACIÓN a no ser que los hijos o nietos CAMBIEN SU CAMINO.

        1. No hay una CONTRADICCIÓN, sino que se está refiriendo a los HIJOS que siguen haciendo lo que los padres hacen.

    1. Otro Texto más que nos muestra que la RESPONSABILIDAD del castigo esta sobre los padres que los cometieron y no sobre sus hijos/as.

      1. (Ezequiel 18:20) «Todo el que peque, merece la muerte, pero ningún hijo cargará con la culpa de su padre, ni ningún padre con la del hijo: al justo se le pagará con justicia y al malvado se le pagará con maldad.»

  1. Las consecuencias del pecado. Es importante notar que hay muchos casos en donde podemos ver como las consecuencias del pecado han causado el nacimiento de un bebé que ha nacido prematuro, o que ya viene adicto a la droga porque su madre hacía droga estando embarazada.

    1. Pero eso se limita a problemas genéticos que ocurren por algo que los padres estaban haciendo o ingiriendo.

    1. Eso es muy diferente al problema de creer que el SEÑOR castiga a los hijos/as de uno con enfermedades, o deformes físicos, etcétera, por causa del pecado de los hijos/as. Eso como ya hemos visto, es tomar los TEXTOS FUERA DE CONTEXTO.

  1. El problema de las maldiciones generacionales. Muchos también enseñan que tenemos que arrepentirnos por los pecados de nuestros padres.

    1. En una reunión de Pastores hace ya casi 25 años, un sicólogo Cristiano que nos estaba dando una clase, decía que toda su familia (antepasados, parientes cercanos y lejanos), eran violentos, y muchos se encontraban en la cárcel.

      1. Este sicólogo siguió diciendo que era necesario pedirle perdón a DIOS por los pecados de nuestros padres, como él lo hacía con los de sus padres.

      1. Ahora bien, arrepentirse por los pecados de nuestros padres es absurdo, siendo que somos responsable por nuestros pecados como ya hemos notado en los Textos anteriores, y si «hacemos» a otros pecar, somos responsables por lo que hicimos, pero ellos hicieron la decisión de pecar, y son responsables por sus propios pecados.

    1. Así hay muchos que enseñan que los cristianos traen MALDICIONES GENERACIONALES por lo que sus ancestros hicieron.

      1. Otros creen que las MALDICIONES que sus padres o abuelos recibieron por brujería u otras artes obscuras, son hereditarias.

      1. RESPUESTA: Recordemos que cuando una persona viene a JESUCRISTO y se ARREPIENTE de sus pecados, es una NUEVA CRIATURA. Todo lo que ha quedado atrás, simplemente quedó atrás.

        1. (2 Corintios 5:17) «De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevasRVR1977

      1. Todo lo que uno haya hecho en el PASADO queda en el PASADO, ya que ahora uno es una NUEVA CREACIÓN.

    1. El SEÑOR JESUCRISTO también nos enseña que cuando el HIJO lo liberta a uno, uno queda TOTALMENTE LIBRE.

      1. (Juan 8:32) «y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.»

      1. (Juan 8:36) «Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.»

  1. La Respuesta del SALVADOR. (Juan 9:3-7) «Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar. Mientras esté yo en el mundo, luz soy del mundo. Dicho esto, escupió en el suelo, hizo barro con la saliva y se lo untó en los ojos al ciego, diciéndole: —Ve y lávate en el estanque de Siloé (que significa: Enviado). El ciego fue y se lavó, y al volver ya veía.»

    1. Noten como el SEÑOR JESÚS les aclara a ellos que esas suposiciones que habían oído de los Rabinos, estaba errada y eso no es lo que había ocurrido en este ciego de nacimiento.

      1. (vers. 3) «Jesús les contestó: —Ni por su propio pecado ni por el de sus padres; fue más bien para que en él se demuestre lo que Dios puede hacer.» DHH

    1. Lo que parecía que iba a ser una vida mendigando para este pobre hombre, el SEÑOR JESÚS lo cambió por completo al SANARLO de sus ojos.

    1. El SEÑOR JESÚS menciona que Él debe hacer las OBRAS antes que venga la noche, ya que Él es la LUZ DEL MUNDO. También lo dijo en el capítulo anterior (8:12).

    1. El EFECTO en los vecinos (Juan 9:8-12).

  1. Fue en un día sábado. (Juan 9:13-16) «Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. 14 Era sábado cuando Jesús hizo el barro y le abrió los ojos al ciego. 15 Por eso los fariseos, a su vez, le preguntaron cómo había recibido la vista. —Me untó barro en los ojos, me lavé, y ahora veo —respondió. 16 Algunos de los fariseos comentaban: «Ese hombre no viene de parte de Dios, porque no respeta el sábado.» Otros objetaban: «¿Cómo puede un pecador hacer semejantes señales?» Y había desacuerdo entre ellos.»

    1. Los enemigos del SEÑOR JESÚS no tardaron en descartar el MILAGRO de un pobre mendigo ciego, ya que lo que les importaba a ellos era seguir con sus propias tradiciones, aunque se opusieran al mismo MESÍAS/CRISTO.

      1. Estos querían un Mesías a su propio modo y no como DIOS había enviado a Su Hijo como Mesías.

      1. Ellos no querían a JESÚS.

    1. Así también en nuestros días son muchos los que se oponen a las ENSEÑANZAS del SEÑOR JESÚS.

      1. Eso es por medio de RECHAZAR la Palabra de DIOS, como lo están haciendo los cristianos liberales.

      1. Pero otros le han quitado al SALVADOR Su DIVINIDAD, como lo han hecho los testigos de Jehová, musulmanes, etcétera.

    1. Así la misma PALABRA DE DIOS llega a ser un AGUIJÓN para aquellos enemigos del SEÑOR JESÚS.

  1. El miedo de los padres. (Juan 9:17-23) «Por eso interrogaron de nuevo al ciego: —¿Y qué opinas tú de él? Fue a ti a quien te abrió los ojos. —Yo digo que es profeta —contestó. 18 Pero los judíos no creían que el hombre hubiera sido ciego y que ahora viera, y hasta llamaron a sus padres 19 y les preguntaron: —¿Es éste su hijo, el que dicen ustedes que nació ciego? ¿Cómo es que ahora puede ver? 20 —Sabemos que éste es nuestro hijo —contestaron los padres—, y sabemos también que nació ciego. 21 Lo que no sabemos es cómo ahora puede ver, ni quién le abrió los ojos. Pregúntenselo a él, que ya es mayor de edad y puede responder por sí mismo. 22 Sus padres contestaron así por miedo a los judíos, pues ya éstos habían convenido que se expulsara de la sinagoga a todo el que reconociera que Jesús era el Cristo. 23 Por eso dijeron sus padres: «Pregúntenselo a él, que ya es mayor de edad.»

    1. Nótese que los padres del que había sido ciego en vez de estar GOZOSOS que el hijo que mendigaba porque era ciego, ahora podía valerse por sí mismo, ya que podía ver.

      1. El miedo era a no ser expulsados de la sinagoga.

    1. Hay muchos que, aun viendo la VERDAD, se quedan a un lado para no ofender a los que NO QUIEREN LA VERDAD.

    1. Los fariseos volvieron a llamar al ciego para volver a cuestionarlo. Noten las respuestas del hombre que había sido ciego, ya que él pregunta a los fariseos que ellos no sabían quién era JESÚS, sin embargo, JESÚS lo había sanado a él (Juan 9:24-34).

  1. La GRAN CONFESIÓN. (Juan 9:35-41) «Jesús se enteró de que habían expulsado a aquel hombre, y al encontrarlo le preguntó: —¿Crees en el Hijo del hombre? 36 —¿Quién es, Señor? Dímelo, para que crea en él. 37 —Pues ya lo has visto —le contestó Jesús—; es el que está hablando contigo. 38 —Creo, Señor —declaró el hombre. Y, postrándose, lo adoró. 39 Entonces Jesús dijo: —Yo he venido a este mundo para juzgarlo, para que los ciegos vean, y los que ven se queden ciegos. 40 Algunos fariseos que estaban con él, al oírlo hablar así, le preguntaron: —¿Qué? ¿Acaso también nosotros somos ciegos? 41 Jesús les contestó: —Si fueran ciegos, no serían culpables de pecado, pero como afirman que ven, su pecado permanece.»

    1. Nótese que este hombre que había sido ciego, ahora es confrontado por el mismo SEÑOR JESÚS sobre si cree en el HIJO DEL HOMBRE, es decir, el MESÍAS.

    1. En el verso 38 dice que POSTRÁNDOSE LO ADORÓ.

      1. Este hombre confesó a JESUCRISTO como el MESÍAS, el HIJO DE DIOS.

    1. Aquellos que están en contra del SEÑOR JESÚS, permanecen en sus pecados.

    1. PARA CONCLUIR: Esta curación del hombre que era ciego de nacimiento, nos ha dejado grandes lecciones.

      1. La primera es que muestra como ya hemos dicho, la DIVINIDAD de JESUCRISTO.

      1. La segunda es que TODA PERSONA ES RESPONSABLE POR SUS HECHOS, y tendrá que rendirle cuentas al SEÑOR.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i MacArthur, John F.. Galatians MacArthur New Testament Commentary (Macarthur New Testament Commentary Serie) (Kindle Locations 2994-2998). Moody Publishers. Kindle Edition.

ii MacArthur, John F.. John 1-21 MacArthur New Testament Commentary Two Volume Set (Macarthur New Testament Commentary Serie) (Kindle Locations 7500-7506). Moody Publishers. Kindle Edition.

iii Leon Morris, El Evangelio Según Juan, vol. 2, p. 81, Colección Teológica Contemporánea, Editorial CLIE: 2005.

iv Ibid.

v Alfred Edersheim, The Life and Times of Jesus the Messiah, 2:179, Hendrickson Publishers.

vi Ibid.

vii Borchert, Gerald L.. The New American Commentary Volume 25A – John I-II (p. 313). B&H Publishing. Kindle Edition.

2 pensamientos en “Enseñanzas del SEÑOR JESÚS por medio de la curación de un ciego de nacimiento

  1. si a mi me han enseñado sobre las maldiciones generacionales y pues ahora entiendo que cada uno es responsable de su propio pecado. Que muchas veces se toman los versiculos fuera de contexto y confunden a las ovejas.
    Gracias y bendiciones,

  2. Desafortunadamente muchos han sido engañados con la falsa doctrina de maldiciones generacionales, primero deberian leer sobre patrones de conducta en la psicologia y ademas la metafisica tiene esa misma doctrina lo que hacen es poner cargas a los creyentes.
    Los que pregonan esta doctrina dicen que un creyente no puede estar bajo maldicion legalmente pero si en experiencia, ??? no lo entiendo.
    Añadiendo parte de la magia (negra o blanca) habla sobre lo mismo.Es un peligro empezar a meter idolos a nuestra comunion con DIOS. Al final estas iglesias usan esas doctrinas para tener entretenidos o interesados a los creyentes claro les reditúa en $$.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s