Cuatro Consejos Sabios

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Cuatro Consejos Sabios

TEXTO: Proverbios 4:23-27

«Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.
24 Aleja de tu boca la perversidad; aparta de tus labios las palabras corruptas.
25 Pon la mirada en lo que tienes delante; fija la vista en lo que está frente a ti.
26 Endereza las sendas por donde andas; allana todos tus caminos.
27 No te desvíes ni a diestra ni a siniestra; apártate de la maldad.»

INTRODUCCIÓN

En las Sagradas Escrituras encontramos los CONSEJOS necesarios para la vida Cristiana. Así en esta noche por falta de tiempo, solamente estaremos tratando CUATRO CONSEJOS SABIOS para nuestro diario vivir. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Guarda tu corazón

  3. Guarda tus labios

  4. Guarda tus ojos

  5. Guarda tus pies

LECCIÓN

  1. Trasfondo. Este capítulo 4 comienza con un padre dando consejos de corrección a su hijo. Podemos imaginarnos a Salomón aconsejando a su hijo Roboam, o a todos sus hijos, y, por ende, a todos nosotros.

    1. Aquí tenemos una clara enseñanza de los DOS CAMINOS, o sea, el CAMINO que lleva a la VIDA, y el CAMINO que lleva a la MUERTE.

    1. Nótese que no existe un CAMINO en el MEDIO.

  1. Guarda tu corazón. (verso 23) «Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.»

    1. CORAZÓN, aquí como siempre, no se refiere al órgano físico, sino a la MENTE y aun a toda la PERSONALIDAD del individuo.i O sea, el corazón es el asiento de las intenciones, los pensamientos y las emociones.ii

      1. Así la Versión DIOS HABLA HOY (DHH) lo traduce de esta misma manera.

        1. «Cuida tu mente más que nada en el mundo, porque ella es fuente de vida.»

      1. Los maestros consideraban que se mantenía esta fuente de vida no impidiendo las cosas malas, sino poniendo buenas enseñanzas y manteniéndolas en el CORAZÓN (4:20-21).iii

    1. Así cuidar los pensamientos y llenar la mente de la Palabra de DIOS es necesario para GUARDAR EL CORAZÓN. Filipenses 4:8 dice:

      1. «Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.»

      1. Considerar es como dice la Real Academia Española: «pensar sobre algo analizándolo con atención».

      1. La RVR 1960 también dice: «en esto pensad

      1. DIOS HABLA HOY DICE: «piensen»

    1. Nótese que la Palabra de DIOS toma cuidado en enseñarnos como GUARDAR NUESTROS PENSAMIENTOS guiándonos en qué es lo que debemos pensar. Filipense 4:6-7 dice:

      1. «No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.»

      1. El Salmo 119:11 dice:

        1. «En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.»

    1. Nuestra mirada, o sea, nuestros pensamientos, deben estar puesto en las cosas de arriba. O sea, en el SEÑOR.

      1. (Colosense 3:2) «Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra»

  1. Guarda tus labios. (Proverbios 4:24) «Aleja de tu boca la perversidad; aparta de tus labios las palabras corruptas.»

    1. En el proceso de GUARDAR o CUIDAR el CORAZÓN, es necesario tener cuidado de lo que escuchamos y decimos; esa enseñanza la encontramos a través del libro de Proverbios.

      1. (Salmo 19:14) «Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh Señor, roca mía y redentor mío.»

    1. la Biblia dice mucho sobre nuestra manera de hablar. Las cosas malas que decimos tienen consecuencias.

      1. (Santiago 1:26) «Si alguien se cree religioso, pero no le pone freno a su lengua, se engaña a sí mismo, y su religión no sirve para nada.»

    1. Pero las cosas buenas que decimos resultan ser de edificación no solamente a las personas que nos están escuchando, sino que nosotros mismos somos edificados.

      1. (Proverbios 15:23) «Es muy grato dar la respuesta adecuada, y más grato aún cuando es oportuna.»

  1. Guarda tus ojos. (Proverbios 4:25) «Pon la mirada en lo que tienes delante; fija la vista en lo que está frente a ti.»

    1. La imagen aquí en el consejo al hijo es de tener la MIRADA fija en el SEÑOR para no desviarse ni a un lado ni al otro lado.

      1. Eso ocurre fácilmente cuando uno se DISTRAE. Solamente con imaginarnos el uso del teléfono móvil cuando uno está caminando o manejando el carro.

      1. En la vida Cristiana muchas cosas pueden ocupar nuestra MIRADA y entretenernos para no poner atención a las cosas de DIOS.

    1. Es por eso que cuando las cosas van bien, o en medio de las luchas y las pruebas, nuestros ojos deben estar puestos en el SEÑOR JESUCRISTO y no en ninguna otra persona o circunstancia.

      1. Hebreos 12:2: «Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien, por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.»

  1. Guardas tus pies. (Proverbios 4:26-27) «Endereza las sendas por donde andas; allana todos tus caminos. 7 27 No te desvíes ni a diestra ni a siniestra; apártate de la maldad.»

    1. Este último punto va unido al anterior, ya que de la manera que nuestra mirada esta puesta, así también van nuestros pies. También aquí la imagen es de no DESVIARSE a la izquierda o a la derecha.

      1. Deuteronomio 5:32-33: «Tengan, pues, cuidado de hacer lo que el Señor su Dios les ha mandado; no se desvíen ni a la derecha ni a la izquierda. 33 Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer.»

    1. Todo esto tiene que ver de la forma en que el Cristiano vive su vida. Todo comienza con la forma que uno piensa, y de ahí sigue el hablar, mirar y andar. El gran comentarista del siglo 18 Matthew Henry dice:

      1. «Como si dijera: “Pondera bien las alternativas para no vagar sin rumbo, sino poder pisar firme y fuerte. Pon en un platillo de la balanza la Palabra de Dios, y en el otro lo que has hecho o vas a hacer, y mira a ver si coinciden; no obres con precipitación; y, una vez que hayas escogido el sendero recto, no te desvíes a ningún lado (v. 27).”»iv

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Garrett, Duane A.. The New American Commentary Volume 14 – Proverbs, Ecclesiastes, Song of Songs (p. 88). B&H Publishing. Kindle Edition.

ii Zondervan. Proverbs (The NIV Application Commentary) (Kindle Location 3031). Zondervan. Kindle Edition.

iii Ibid.

iv Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, obra completa, p. 669, Editorial CLIE, 1999.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s