No nos cansemos de hacer el bien

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: No nos cansemos de hacer el bien

TEXTO: 2 Tesalonicenses 3:1-5

«Por último, hermanos, oren por nosotros para que el mensaje del Señor se difunda rápidamente y se le reciba con honor, tal como sucedió entre ustedes. Oren además para que seamos librados de personas perversas y malvadas, porque no todos tienen fe. Pero el Señor es fiel, y él los fortalecerá y los protegerá del maligno. Confiamos en el Señor de que ustedes cumplen y seguirán cumpliendo lo que les hemos enseñado. Que el Señor los lleve a amar como Dios ama, y a perseverar como Cristo perseveró.»

INTRODUCCIÓN

Seguimos estudiando 2 Tesalonicenses ahora en la tercera y parte final. Como dije cuando comenzamos nuestro estudio de esta Epístola, que las condiciones en la iglesia de los Tesalonicenses se parecían mucho a las nuestras en estos días. Así en este estudio del capítulo 3 encontramos varias enseñanzas no solamente para la iglesia en Tesalónica, sino para uno de nosotros. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN

  1. Trasfondo. Repasando lo que ya hemos mencionado y es que 1 y 2 Tesalonicenses son las primeras Epístolas de Pablo. La Fecha probable es: 50-51 D.C., seguramente que 2 Tesalonicenses fue escrita un poco después en el mismo año que 1 Tesalonicenses.

    1. La Carta fue escrita desde Corinto, donde el apóstol Pablo estuvo un año y medio.

    1. En el capítulo encontramos la Justicia de la retribución final (1 Tesalonicenses 1:6-10), mostrando la RECOMPENSA del creyente en ese DÍA, y el JUICIO de Dios sobre aquellos que los perseguían.

      1. Claramente que se está hablando de personas no convertidas.

    1. El capítulo 2 el apóstol Pablo CORRIGE los errores sobre el DÍA DEL SEÑOR.

  1. Exhortaciones a la oración. (3:1-5) «Por último, hermanos, oren por nosotros para que el mensaje del Señor se difunda rápidamente y se le reciba con honor, tal como sucedió entre ustedes. Oren además para que seamos librados de personas perversas y malvadas, porque no todos tienen fe. Pero el Señor es fiel, y él los fortalecerá y los protegerá del maligno. Confiamos en el Señor de que ustedes cumplen y seguirán cumpliendo lo que les hemos enseñado. Que el Señor los lleve a amar como Dios ama, y a perseverar como Cristo perseveró.»

    1. El apóstol Pablo había sido usado por DIOS grandemente en el ministerio, y había tenido la mejor educación rabínica. Sin embargo, escribiendo a los Colosenses, les dice: «Con este fin trabajo y lucho fortalecido por el poder de Cristo que obra en mí.» (Colosenses 1:29).

      1. Su confianza no estaba puesta en la carne, y sabía que cualquier éxito en el ministerio que él había logrado, se lo debía al Poder de DIOS obrando en su vida.

    1. El apóstol Pablo deseaba las oraciones de los santos en Tesalónica, al igual que en cada una de las iglesias que había fundado.

      1. Nosotros debemos seguir el mismo ejemplo de Pablo y es de llevar una vida de ORACIÓN, pero también necesitamos las ORACIONES de los demás hermanos en la fe.

      1. Los ministros del Evangelio y pastores, necesitamos las ORACIONES de ustedes.

      1. Así también cada persona que sirve en la iglesia necesita las oraciones de los demás hermanos en la fe.

    1. Eso nos lleva al llamamiento a la oración, ya que no solamente necesitamos las ORACIONES de los demás, sino que necesitamos ORAR por los demás.

      1. Para que la palabra crezca. (v. 1)

      1. Para ser librados de hombres perversos y malos. (v. 2).

        1. El apóstol Pablo parece estar refiriéndose a los judíos opuestos al Evangelio que tanto daño les habían hecho.i

    1. DIOS es fiel dándonos Su Protección. (v. 3).

  1. Exhortación a una vida útil. (vv. 6-12) «Hermanos, en el nombre del Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que esté viviendo como un vago y no según las enseñanzas recibidas[a] de nosotros. Ustedes mismos saben cómo deben seguir nuestro ejemplo. Nosotros no vivimos como ociosos entre ustedes, ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes. Y lo hicimos así no porque no tuviéramos derecho a tal ayuda, sino para darles buen ejemplo. 10 Porque, incluso cuando estábamos con ustedes, les ordenamos: «El que no quiera trabajar, que tampoco coma». 11 Nos hemos enterado de que entre ustedes hay algunos que andan de vagos, sin trabajar en nada, y que solo se meten en lo que no les importa. 12 A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida.»

    1. Una orden apostólica (v. 6). Noten que el apóstol Pablo no está dando un consejo, sino una orden apostólica bajo la AUTORIDAD de JESUCRISTO.

      1. El ejemplo de Pablo y sus acompañantes fue siempre bueno, y trabajaron con sus manos para alimentarse. (vv. 7,8).

      1. Parece que algunos tal vez usando la excusa que el SEÑOR ya había venido, o tal vez sintiéndose más espiritualesii habían dejado de trabajar, e iban de casa en casa comiendo la comida ajena, y metiéndose en lo que no les importaba.

        1. La orden del apóstol Pablo es que, si la persona no trabaja, que no coma.

      1. También es importante notar que aquí no hay una prohibición a estar ociosos, sino más bien el problema no era solamente que estaban ociosos, sino que, en vez de estar trabajando, se estaban metiendo en lo que no les importaba.iii

        1. Todo eso lleva al chisme.

        1. A entrometerse en los problemas de otros.

    1. Nótese que no se trataba de personas que habían quedado desempleadas, sino que no querían trabajar.

      1. Tanto el desempleo como el poco trabajo, o las pocas horas de trabajo para muchos es una realidad.

      1. Las circunstancias para los Tesalonicenses y para nosotros no es igual, pero hay cierto parecido.

    1. NOTA: En el mundo antiguo al igual que en nuestros tiempos, son muchos los que han tenido y tienen una idea errónea en cuanto al trabajo.

      1. El trabajo es visto por muchos como un mal que solamente sirve para pagar las deudas y cubrir los gastos.

      1. Aun en el pensamiento Judío, el trabajo manual era visto como inferior a estudiar la ley de DIOS.iv

      1. Los Griegos y Romanos también consideraban el trabajo manual indigno para ellos, y solamente digno para esclavos.v

      1. Así también podemos ver que algunos en la iglesia de los Tesalonicenses tenían esa ética errónea en cuanto al trabajo.

    1. NOTA #2: Es bueno recordar las palabras del gran Reformador Martín Lutero: Una mente ociosa es el taller de Satanás.

  1. No se cansen de hacer el bien. (v. 13) «Ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.»

    1. El tema del verso 13 sigue directamente al tema de los desordenados que no querían trabajar. Así que se considera que el apóstol Pablo está aconsejando a los creyentes a no dejar la BENEVOLENCIA a un lado por causa de aquellos que han abusado.

    1. Pero también debemos notar como dicen otros comentaristas que, aunque el contexto de los que no trabajan está aquí en mente, este estimulo y las instrucciones que siguen (vv. 14-15) pueden aplicarse a multitudes de situaciones en la iglesia Primitiva y la de nuestros días.vi

      1. Son muchos los que abusan el «sistema» pero no debemos dejar de ayudar a los que verdaderamente necesitan ayuda por culpa de aquellos que abusan.

    1. Francisco Lacueva nos muestra una gran verdad sobre la lucha entre los que hacen el bien y los que practican el mal.

      1. «La experiencia nos dice que los malos no se cansan de hacer el mal, mientras que los buenos sienten continuas tentaciones a cansarse de hacer el bien. La razón es nuestra congénita propensión al mal, por la que el vicio se desliza fácilmente como por un plano inclinado, mientras que la virtud pugna por abrirse paso dificultosamente hacia arriba.»vii

    1. El Texto paralelo de Gálatas 6:9-10 dice lo mismo, aunque en un Contexto diferente.

      1. «No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. 10 Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.»

      1. Los versos anteriores sobre sembrar lo bueno o malo para cosechar vida eterna o condenación eterna.

        1. Así hacer el bien, equivale a «Sembrar en el Espíritu.»

        1. Pero como dice otro comentarista, probablemente hacer el bien aquí se refiere a todo lo que es moralmente bueno.viii

        1. Eso es algo que la Iglesia en general desde su comienzo hasta nuestros días ha tenido que enfrentar.

          1. El problema del amor al prójimo aun en medio de las epidemias.

          1. El problema de las injusticias laborales.

          1. El problema del tráfico de esclavos llevados de África.

          1. Uno de los tantos en la India era el problema de las mujeres que quedaban viudas y eran quemadas vivas con el cadáver del esposo.

    1. NOTA APOLOGÉTICA: La Historia de la Iglesia nos muestra la compasión de los Cristianos hacia los no Cristianos en cuanto a no cansarse de hacer el bien.

      1. El Cristianismo había tenido su comienzo bajo el imperio Romano, el cual tenía una CONCEPCIÓN del mundo basado en sus creencias paganas. Con la expansión del Cristianismo por el imperio, el cambio en los Cristianos era conocido por las vidas cambiadas, y por la manera en que los Cristianos trataban a sus semejantes.

      1. Chuck Colson quien ya está con el SEÑOR, nos dice que, en el segundo siglo, Tertuliano decía que era por el cuidado de los que no se podían valer por ellos mismos, o sea, esa práctica de amor y bondad, por la que somos marcados por los que se oponen a nosotros. Ellos dicen, miren como se aman los unos a los otros.ix

      1. Tertuliano decía eso porque los paganos, carecían de ese amor y deseo de cuidar a los que no se podían valer por ellos mismos. Recuerden el aborto, infanticidio y eutanasia.

      1. En el año 362, el emperador apóstata Juliano, admitía con frustración como las religiones paganas habían declinado en importancia, y decía que el Cristianismo había avanzado especialmente por medio de los servicios de amor ofrecidos a personas que ellos no conocían. Decía Juliano que era un escándalo que no hubieran Judíos que mendigaran y que los Cristianos no solamente cuidaban a sus propios pobres, sino a los nuestros también, mientras que los que pertenecen a nosotros (paganos), miran en vano por la ayuda que nosotros (paganos) debíamos darles.x

      1. En el año 165 d.C., una epidemia de viruela azotó por el imperio causando la muerte de hasta una tercera parte de la población. En el 251 d.C., una segunda epidemia azota a través del imperio, causando la muerte de hasta 5,000 personas cada día en la ciudad de Roma solamente.

        1. Durante esos tiempos de epidemia, los ciudadanos paganos, sacerdotes paganos, y aun los que practicaban medicina, huían de las ciudades bajo el pánico, abandonando a los enfermos a morirse.

        1. Los cadáveres eran arrojados a los lados de los caminos o los dejaban en los hogares de las víctimas. Sin embargo, los Cristianos se quedaban en las ciudades, y bajo peligro de morir infectados por la epidemia, cuidaban de los enfermos y enterraban a los muertos. La actitud diferente a esa epidemia por parte de los Cristianos, fue por causa de su concepción de DIOS y del mundo, muy diferente a los paganos.xi

        1. Esas fueron solamente algunas de las GRANDES razones por que el triunfo del Cristianismo produjo buenos resultados en cuanto al tratamiento del prójimo.

      1. También la Historia de la Iglesia nos muestra que fueron los Cristianos los que lucharon por terminar el tráfico de esclavos africanos, y luego en los Estados Unidos, la esclavitud.

        1. El «tren subterráneo» el cual era formado por una cadena de Cristianos que ayudaban a los esclavos que se habían fugado de sus amos, y los iban llevando de casa a casa, hasta estar en un estado libre.

        1. Finalmente, la guerra Civil puso fin a la esclavitud.

      1. William Wilberforce, fue electo al Parlamento Británico a la edad de 21 años. Entre 1787-1807, Wilberforce luchó en el Parlamento sin cesar, introduciendo medidas en contra del tráfico de esclavos traídos de África.

        1. La carta que Wesley le escribió a William Wilberforce seis días antes de su muerte:

          1. «Londres, 26 de febrero de 1791. ESTIMADO SEÑOR: A menos que el poder divino haya levantado a Ud. para ser un Athanasius contra mundum, yo no veo cómo pueda Ud. Llevar adelante su gloriosa empresa de oposición contra esa villanía execrable que es un escándalo en el mundo religioso, en la Inglaterra y en la naturaleza humana. A menos que Dios haya levantado á Ud. Precisamente para esta obra, será Ud. Aniquilado por la oposición de los hombres y de los demonios. Pero, si Dios estuviere á su lado, ¿quién podrá contra Ud.? ¿Son todos ellos juntos más fuertes que Dios? ¡Oh! ¡No os canséis de bien hacer! Proseguid en el nombre de Dios y con el poder de su fortaleza hasta que aun la esclavitud en América, “la más vil de las que hayan existido debajo del sol,” se desvanezca delante de él. “Al leer esta mañana un folleto escrito por un pobre africano, fuí impresionado especialmente por la circunstancia de que un hombre de piel oscura que haya sufrido un mal ó un ultraje de un blanco no pueda ser protegido; pues es una ley vigente en nuestras colonias que el juramento de un negro que afecte los intereses de un blanco será nulo ¡Que villanía! El que ha guiado a Ud. Desde su juventud continúe fortaleciéndole, tanto en ésto como en todo es la oración sincera, estimado señor, de su afectísimo amigo, JUAN WESLEY.”»

        1. Atanasio contra el mundo, era como le llamaban al héroe de la Ortodoxia del siglo cuatro, por la oposición tan grande que había tenido, y su determinación de no echarse para atrás, aunque se viera solo.

      1. Los Wesleyanos, comenzando con el mismo Wesley, hicieron mucho para atraer a la conciencia del pueblo Británico las condiciones sociales, sin irse a un liberalismo como lo han hecho en estos tiempos. Wesley llamaba a los cristianos a vivir una vida en santidad.

  1. Disciplina Eclesiástica. (vv. 14-15) «Si alguno no obedece las instrucciones que les damos en esta carta, denúncienlo públicamente y no se relacionen con él, para que se avergüence. 15 Sin embargo, no lo tengan por enemigo, sino amonéstenlo como a hermano.»

    1. Otra vez el apóstol menciona que los hermanos/as de la iglesia local, debían Señalar y no asociarse con los desobedientes que no aceptan la doctrina.

    1. Aquí el castigo, aunque similar a 1 Corintios 5:5, no es igual, ya que Pablo entregó a Satanás a ese incestuoso que estaba viviendo con la mujer de su padre.

      1. En este caso, debían denunciarlo públicamente, y no asociarse con esa persona.

      1. Pero recordando que esa persona no es un enemigo, sino un HERMANO EN LA FE que necesitaba ser corregido.

  1. Saludo y bendición final. (3:16-18) «Que el Señor de paz les conceda su paz siempre y en todas las circunstancias. El Señor sea con todos ustedes. 17 Yo, Pablo, escribo este saludo de mi puño y letra. Esta es la señal distintiva de todas mis cartas; así escribo yo. 18 Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.»

    1. El saludo se compara a Rut 2:4: «En eso llegó Booz desde Belén y saludó a los segadores: ―¡Que el Señor esté con ustedes! ¡Que el Señor lo bendiga! —respondieron ellos.»

      1. Este tipo de saludo en el Antiguo Testamento era visto como prueba de la fidelidad de YAHVÉ, o JEHOVÁ.xii

      1. Uno decía: Que el SEÑOR esté con ustedes, y otro respondía: Que el SEÑOR lo bendiga.

    1. La evidencia que el apóstol Pablo usaba un amanuense (escriba; secretario) para escribir sus cartas (Rom. 16:22; 1ª Corintios 16:21) es bien clara.

      1. Cartas escritas en Papiro del tiempo de Pablo, muestran que era común para quien enviaba una carta, dictarla, y después firmar la carta dando un saludo personal al final.xiii

    1. Pero aclara que en esta Epístola el último saludo era de su propio puño, y eso era una prueba para los que recibían la carta, que era auténtica.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i David J. Williams, New International Biblical Commentary, 1 and 2 Thessalonians, p. 140, Hendrickson.

ii F. F. Bruce, Word Biblical Commentary, 1 & 2 Thessalonians, p. 209, Word Books, Publishers.

iii Gary S. Shogren, Exegetical Commentary on the New Testament, 1 & 2 Thessalonians, p. 327, Zondervan.

iv John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary, 1 & 2 Thessalonians, p. 300, Moody Publishers.

v Ibid.

vi Martin, D. Michael. The New American Commentary Volume 33 – 1, 2 Thessalonians (Kindle Locations 6709-6712). B&H Publishing. Kindle Edition.

vii Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, obra completa, p. 1739, Editorial CLIE.

viii Ronald Y. K. Fung. The Epistle to the Galatians (The New International Commentary on the New Testament) (Kindle Locations 3606-3609). Kindle Edition.

x Ibid.

xi Ibid.

xii Gordon Fee, The New International Commentary on the New Testament, The First and Second Letters to the Thessalonians, p. 340, Eerdmans.

xiii Gary S. Shogren, p. 342.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.