Cuando la Salvación llega al hogar

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Cuando la Salvación llega al hogar

TEXTO: Hechos 16:29-31

«El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. 30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

INTRODUCCIÓN:

Esta historia es bastante conocida por la mayoría de creyentes, y también ha sido malinterpretada por muchos. La realidad es que, en esta historia encontramos el tema de la importancia que las puertas de un hogar se abran para el Evangelio. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Una noche en la cárcel

  3. La intervención Divina

  4. Una pregunta en medio de la desesperación

  5. Una decisión para la conversión

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Comenzamos nuestra lección en la ciudad de Filipo, con la hermosa historia del apóstol Pablo y su compañero de ministerio, Silas. Ellos habían sido echados en la cárcel simplemente por expulsar a un demonio que controlaba a una joven esclava, que adivinaba. Pero al salir el demonio, ya no podía adivinar. Cuando los amos de la joven esclava se dieron cuenta que se les había acabado su fuente de dinero, se enojaron mucho por la pérdida de sus ganancias (Hechos 16:16-18)

    1. Ellos los llevaron a los magistrados y los acusaron, los cuales ordenaron que Pablo y Silas fueran azotados, sin preguntar si eran ciudadanos Romanos, y echados en la cárcel, algo que no podían hacerles a los ciudadanos Romanos.

    1. El mundo está lleno de gente sin escrúpulos como los amos de esta pobre esclava, que la usaban para sus propios intereses.

  1. Una noche en la cárcel. (Hechos 16:22-24) «Entonces la multitud se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron que les arrancaran la ropa y los azotaran. 23 Después de darles muchos golpes, los echaron en la cárcel, y ordenaron al carcelero que los custodiara con la mayor seguridad. 24 Al recibir tal orden, éste los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo.»

    1. Pablo y Silas estaban adoloridos, ya que los habían azotado y puestos en el área interior de la cárcel como si fueran criminales peligrosos.

      1. Poner los pies en el cepo, era una manera de torturar a los presos por medio de dos tablas provistas de sendos agujeros. Como dice Antonio Ropero, no se usaban solamente por seguridad, sino como castigo y tortura.i

    1. En esa condición que ellos estaban, sin poder moverse, y llenos de dolor por las heridas y sus pies fijos como si fueran los peores criminales, ellos demuestran su confianza en DIOS.

      1. El interior de la cárcel seguramente que estaba oscuro, frío, e infectado de insectos.

      1. Dormir esa noche, seguramente que hubiera sido casi imposible.

    1. ¿Cuánta gente no hubiera maldecido en esas circunstancias? Pero ellos deciden cantarle a DIOS. Pablo y Silas se podían haber quejado, pero deciden alabar y glorificar a DIOS.

      1. Es en las circunstancias adversas, donde debemos recordar que nuestro socorro no viene de las quejas, ni de renegar. Nuestro socorro viene de nuestro SEÑOR. El Salmo 121:1-2 dice:

        1. «A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra.»

  1. La intervención Divina. Los cantos entonados por Pablo y Silas eran un testimonio para los otros presos. Ellos estaban testificando del poder de DIOS a través de los cantos, en medio del dolor físico que estaban experimentando.

    1. Pero a medianoche, un acto del PODER Divino de DIOS causa un terremoto tan fuerte, que estremeció la cárcel causando bastante daño.

      1. No sabemos si el terremoto se limitó a la cárcel solamente, o si se pudo sentir en el resto de la ciudad, pero lo más probable es que el efecto del temblor se limitó a la cárcel, porque era una demostración del Poder de DIOS. Hechos 16:25-28 dice:

        1. «A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban. 2 26 De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas. 27 El carcelero despertó y, al ver las puertas de la cárcel de par en par, sacó la espada y estuvo a punto de matarse, porque pensaba que los presos se habían escapado. Pero Pablo le gritó: 28 —¡No te hagas ningún daño! ¡Todos estamos aquí!»

    1. El carcelero, o el jefe de la cárcel, era responsable por cada uno de los presos. Si un preso sé escapaba, el carcelero era condenado a muerte. En este caso, el carcelero parece que vio tanto daño a la cárcel, que pensó que todos los presos se habían escapado.

      1. El carcelero toma la espada para suicidarse, cuando Pablo lo vio, le gritó para decirle que todos estaban ahí. ¿Por qué no se habían ido los presos? Podemos estar seguros que el Temor del SEÑOR había caído sobre todos los que estaban en la cárcel, y simplemente se habían quedado en su lugar. Con toda seguridad, ¡DIOS estaba en ese lugar!

  1. Una pregunta en medio de la desesperación. (Hechos 16:29-31) «El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. 30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

    1. Esa pregunta nos muestra con toda seguridad que, el carcelero había oído la historia de la joven endemoniada que había sido libertada por el poder de DIOS.

      1. También podemos estar seguros que él había escuchado los cantos de Pablo y Silas. ¡Qué testimonio tan hermoso!

    1. La respuesta que el carcelero recibe por parte de Pablo es simple: «Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

      1. Notemos que este carcelero había sido consumido por el miedo que el terremoto le había ocasionado, porque no era un simple terremoto.

        1. El carcelero sabía muy bien lo que había ocurrido antes y después del terremoto; no había sido una casualidad.

        1. Este carcelero al ver a Pablo y a Silas, y notar que ningún preso se había escapado, sabía muy bien que el PODER de DIOS lo había hecho.

      1. La respuesta de Pablo es simple, no había nada extraño que el carcelero tenía que hacer, sino creer que JESUCRISTO es el Hijo de DIOS. Es por medio de la fe en JESUCRISTO que recibimos la Justificación.

        1. Es solamente por fe, y no por nada que nosotros podamos hacer. Solamente el poder de DIOS puede transformar nuestras vidas.

    1. Esta última cláusula: «tú y tu familia serán salvos», no quiere decir que automáticamente la esposa y los hijos serían salvos.

      1. Hay muchos que creen que la salvación se hereda, pero debemos recordar el dicho antiguo que dice que DIOS es Padre, pero no es Abuelo. Cada miembro de la familia tenía que confiar en JESUCRISTO para ser salvo.

        1. Si por medio de la salvación del padre, los hijos automáticamente llegan a ser salvos, entonces sería lo mismo si el padre no cree, entonces todos los hijos también serían condenados.

          1. La salvación es INDIVIDUAL y toda persona tiene que responder al llamado de DIOS para ser salvo.

      1. Pablo Hoff lo explica de esta manera:

        1. «Con esto, Pablo no quiso decir que toda la casa del carcelero sería salva simplemente porque él lo fuera. Sin embargo, Pablo quería que el carcelero supiera que la oferta no se limitaba a él, sino que el mismo tipo de fe le llevaría salvación a todo el que creyera. Sin duda, pudo ver que el terremoto y sus consecuciones los habían afectado a todos. Quería verlos salvos a todos, y no solo a uno.»ii

    1. ¡Qué importante es que los padres y madres entreguen sus vidas a JESUCRISTO y así poder abrir la puerta del Evangelio para que sus hijos sigan en sus pasos!

  1. Una decisión para la conversión. (Hechos 16:32-34) «Luego les expusieron la palabra de Dios a él y a todos los demás que estaban en su casa. A esas horas de la noche, el carcelero se los llevó y les lavó las heridas; en seguida fueron bautizados él y toda su familia. 33 34 El carcelero los llevó a su casa, les sirvió comida y se alegró mucho junto con toda su familia por haber creído en Dios.»

    1. El carcelero entregó su vida a JESUCRISTO en ese mismo lugar, y a esa hora de la noche, se los llevó a su casa, y les lavó las heridas.

      1. Un acto de humildad por parte del carcelero que, nos muestra que había tenido un encuentro genuino con el SEÑOR.

    1. A esa hora de la noche, el carcelero y su familia fueron bautizados.

      1. No hay duda que fueron todos los que tenían edad para decidir, al escuchar lo que había ocurrido en la cárcel, entendieron el mensaje del Evangelio y también hicieron la decisión de entregar sus vidas a JESUCRISTO.

      1. Nadie puede ser salvo por medio de otra persona.

      1. Nadie puede ir al cielo porque heredó la salvación por medio de otra persona. Romanos 3:23 dice:

        1. «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios

      1. Eso quiere decir que toda persona, sea joven, adulto, grande, pequeño, necesita arrepentirse de sus pecados para recibir la salvación.

    1. Para concluir, esta lección nos debe hacer pensar en la importancia que el Evangelio llegue a nuestras propias vidas, y así también a nuestros hogares.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Antonio Ropero Berboza, Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia, p. 440, Editorial CLIE: 2013.

ii Pablo Hoff, El Libro de los Hechos, p. 192, Editorial VIDA: 1983.

Nadie ha hablado como JESUCRISTO

TÍTULO: Nadie ha hablado como JESUCRISTO

TEXTO: Juan 7:45-46

«Los guardias del templo volvieron a los jefes de los sacerdotes y a los fariseos, quienes los interrogaron: —¿Se puede saber por qué no lo han traído? 46 —¡Nunca nadie ha hablado como ese hombre! —declararon los guardias.»

PROPÓSITO: Confraternidad de Cultos de Hogar

INTRODUCCIÓN:

En este día estamos celebrando nuestra última CONFRATERNIDAD de Cultos de Hogar, pero también es nuestro último Culto de Hogar del año 2015. En esta celebración también recordamos lo cercano que estamos de Navidad, y de la razón por qué celebramos estos CULTOS DE HOGAR, y es porque JESUCRISTO, el VERBO ETERNO, se hizo carne, para así dar Su Vida por los pecadores. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Este capítulo 7 del Evangelio de Juan trata la llegada de JESUCRISTO a la Fiesta de los Tabernáculos en Jerusalén. Ahí el SEÑOR JESÚS enseñó hablando Palabras que SOLAMENTE el CRISTO, el HIJO DE DIOS, podía expresar, dejando a las multitudes asombradas, y algunos confesando que JESÚS era el PROFETA (Deuteronomio 18), y otros el CRISTO.

  1. La confesión. «—¡Nunca nadie ha hablado como ese hombre! —declararon los guardias.»

    1. Los guardias del Templo, eran lo que hoy día llamaríamos la Policía del Templo. No eran gente ignorante a las Escrituras ya que ellos pertenecían a la tribu de Levi.i Es decir, ellos eran parte de los que podían MINISTRAR en el Templo.

      1. Como dice Leon Morris: «Mencionar la hostilidad de la multitud, o de parte de la multitud, les hubiera servido de excusa, y así rebajarían el grado de su ofensa.»ii

    1. Pero estos alguaciles o guardias del Templo, habían sido tocados por las PALABRAS del SEÑOR JESÚS. Esas Palabras que mostraban que no era un «profeta» el que estaba hablando, sino el mismo HIJO DE DIOS manifestado en Carne.

      1. (1 Timoteo 3:16) «Sin duda alguna, el gran misterio de nuestra fe[f] es el siguiente: Cristo[g] fue revelado en un cuerpo humano y vindicado por el Espíritu.[h] Fue visto por ángeles y anunciado a las naciones. Fue creído en todo el mundo y llevado al cielo en gloria.» (Nueva Traducción Viviente)

  1. Maravillados por JESÚS. (Lucas 2:46-49) «Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado entre los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas.47 Todos los que le oían se asombraban de su inteligencia y de sus respuestas.48 Cuando lo vieron sus padres, se quedaron admirados. —Hijo, ¿por qué te has portado así con nosotros? —le dijo su madre—. ¡Mira que tu padre y yo te hemos estado buscando angustiados! 49 —¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre

    1. En Su niñez, con apenas 12 años de edad, el SEÑOR JESÚS fue llevado por sus padres a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Ahí Él se quedó hablando con los maestros de la ley en el Templo.

      1. Aunque era un muchacho, Sus Palabras maravillaban a los maestros de la ley, porque era el mismo DIOS MANIFESTADO EN CARNE.

    1. En respuesta a sus padres, el SEÑOR JESÚS muestra Su Misión aquí en la tierra como el HIJO DE DIOS. «—¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre

      1. Hacer la VOLUNTAD de Su Padre es un gran ejemplo que el SEÑOR JESÚS nos ha dejado, ya que cuanto más nosotros debemos HACER LA VOLUNTAD DEL PADRE.

  1. Palabras de Poder. (Mateo 8:26-27) «Hombres de poca fe —les contestó—, ¿por qué tienen tanto miedo? Entonces se levantó y reprendió a los vientos y a las olas, y todo quedó completamente tranquilo. 27 Los discípulos no salían de su asombro, y decían: «¿Qué clase de hombre es éste, que hasta los vientos y las olas le obedecen?»

    1. Noten que este es uno de los tantos relatos que encontramos en los Evangelios, que nos muestran la SUPERIORIDAD del SEÑOR JESÚS sobre los elementos.

      1. Eso muestra que JESÚS ES DIOS, ya que nadie puede ordenar a los elementos con sus palabras y que lo obedezcan.

      1. Lo mismo cuando anduvo sobre al agua. Puede ser que muchos lo hayan intentado, pero NADIE lo ha podido hacer, ya que SOLAMENTE DIOS es SUPERIOR a los elementos.

    1. Así también el SEÑOR JESÚS le dice a Marta, la hermana de Lázaro, que Él, JESUCRISTO, es la RESURRECCIÓN y la VIDA (Juan 11:25).

      1. Eso quiere decir que JESUCRISTO es el ÚNICO CAMINO AL PADRE.

      1. También quiere decir que la VIDA ETERNA y la PERDICIÓN ETERNA están en las Manos de JESUCRISTO, ya que como hemos dicho, JESUCRISTO es el ÚNICO CAMINO AL PADRE.

      1. JESUCRISTO también es la RESURRECCIÓN Y LA VIDA. Es decir, por medio de Él, los muertos en Cristo serán RESUCITADOS.

        1. Pero también quiere decir que toda persona que ha puesto su confianza en el SEÑOR JESÚS, es decir, se ha ARREPENTIDO de sus pecados, y recibe a JESUCRISTO en su vida como Salvador, tiene VIDA ETERNA.

  1. Los que casi «creen» pero RECHAZAN al SEÑOR JESÚS. (Juan 11:45) «Muchos de los judíos que habían ido a ver a María y que habían presenciado lo hecho por Jesús, creyeron en él. 46 Pero algunos de ellos fueron a ver a los fariseos y les contaron lo que Jesús había hecho.»

    1. Noten que, en el Ministerio terrenal de nuestro SEÑOR JESÚS, muchos lo oyeron y lo vieron hacer grandes milagros. Sin embargo, RECHAZARON al SEÑOR JESÚS.

      1. Uno de los tantos ejemplos fue en la Resurrección de Lázaro, que después de CUATRO DÍAS DE MUERTO, el SEÑOR JESÚS lo RESUCITÓ. Pero algunos fueron como decimos en mi país de «chivatos» o de «soplones» a los fariseos a contarlo.

      1. Pero ellos no fueron a contarlo como TESTIMONIO, sino para hacer el mal.

    1. Un ejemplo similar pero distinto, lo tenemos cuando el apóstol Pablo en su defensa delante de Festo y del rey Agripa, declarando la razón por que él estaba preso y era por SERVIR al SEÑOR JESUCRISTO.

      1. Explicando la FE CRISTIANA, es decir, el Evangelio, Agripa le dice: «Un poco más y me convences a hacerme cristiano —le dijo Agripa.» (Hechos 26:28)

    1. Como Agripa siempre ha habido muchos que podemos decir que «casi» se convierten.

      1. Pero debemos aclarar que esos que CASI se convierten, no lo hicieron porque RECHAZARON al SEÑOR JESÚS.

      1. Así nosotros SEMBRAMOS la SEMILLA en los CULTOS DE HOGAR y en todo lugar, sea en el trabajo, entre familia, entre vecinos, etc. pero muchos RECHAZAN el Evangelio, pero tienen la oportunidad como AGRIPA de ESCUCHAR y decidir que «casi» se convencen, haciendo su propia decisión.

  1. Para concluir. Como hemos podido ver, SOLAMENTE JESUCRISTO puede hablar de la manera que hemos estado hablando, ya que Él es DIOS. Nadie, sí, nadie, puede hablar como CRISTO.

    1. Eso es lo que CELEBRAMOS en NAVIDAD, y es lo que celebramos en los CULTOS DE HOGAR.

    1. Ninguna otra persona o religión puede ofrecer lo que el SEÑOR JESÚS con Sus Palabras puede ofrecer, y es la VIDA ETERNA.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary, John 1 – 11, Kindle location 19199, Moody Press: 2006.

ii Leon Morris, Colección Teológica Contemporánea, El Evangelio Según Juan, vol. 1, p. 485, editorial CLIE: 2005.

Algunas razones por qué debemos confiar en el SEÑOR

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Algunas razones por qué debemos confiar en el SEÑOR

TEXTO: Salmo 125:1-5

«Los que confían en el Señor son como el monte *Sión,
que jamás será conmovido, que permanecerá para siempre.
Como rodean las colinas a Jerusalén, así rodea el Señor a su pueblo,

desde ahora y para siempre. No prevalecerá el cetro de los impíos
 sobre la heredad asignada a los justos, para que nunca los justos extiendan sus manos hacia la maldad. Haz bien, Señor, a los que son buenos, a los de recto corazón. Pero a los que van por caminos torcidos deséchalos, Señor, junto con los malhechores. ¡Que haya paz en Israel!»

INTRODUCCIÓN:

El tema de la CONFIANZA en DIOS es uno encontrado en TODO el Texto Sagrado. Eso es porque desde la Creación de Adán y Eva, vemos que el ser humano ha tenido que CONFIAR en DIOS. En realidad, DIOS exige que el ser humano CONFÍE en Él. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – El Salmo 125 es uno de los Salmos graduales, o como también son conocidos, «Cantos de los Peregrinos» que cantaban cuando iban llegando a Jerusalén a ADORAR a DIOS. Muchos de esos peregrinos pasaban días en el camino lleno de peligros, pero experimentaban la PROTECCIÓN del SEÑOR sobre sus vidas, y sobre las vidas de aquellos que habían dejado atrás.

  1. Creencias inseguras. – Es importante notar que el tema de este sermón está basado en la CONFIANZA en DIOS. Eso es importante porque uno no puede CONFIAR en DIOS, sin antes conocerlo. Es por medio del Nuevo Nacimiento, que llegamos a CONOCER a DIOS. Pero también debemos notar que el FUNDAMENTO del Cristiano no está en los que algunos u otros dicen o enseñan, sino que se basa en la ETERNA PALABRA DE DIOS.

    1. Cuando las personas razonan su propia INTERPRETACIÓN de lo que la Biblia dice sobre cierta conducta, entonces esa creencia es INSEGURA.

    1. Lo mismo ocurre cuando una persona sigue una FALSA creencia donde busca encontrar SEGURIDAD para su vida y depende de experiencias esotéricas.

  1. No se puede confiar en el hombre. – (Jeremías 17:5) «Así dice el Señor: «¡Maldito el *hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza y aparta su corazón del Señor!»

    1. El ser humano ha probado que no es de confiar. Pero debemos notar que es importante confiar en otras personas en el diario vivir, pero en las COSAS ETERNAS, no se puede confiar en el ser humano.

    1. Son muchos los que se han perdido (en su pecado) por seguir a un amigo, (o cónyuge) escogiendo mejor la amistad de un impío, que la Salvación de DIOS

    1. ANÉCDOTA: Recuerdo que hace unos 32 años que llegaron dos jóvenes a esta iglesia pidiendo dinero. Uno de ellos usaba muletas, así que el corazón de muchos de nosotros fue tocado para ayudarlos. Pero no pasó mucho tiempo para que notáramos que a ellos solamente le importaba el dinero y no las COSAS ETERNAS. Digo eso porque aunque uno de ellos sí parecía tener interés en venir a la iglesia, el que usaba muletas no quería, y el otro lo seguía. Eso quiere decir que el otro aunque tenía interés, no hizo por dejar de seguir a su amigo, y buscar las COSAS ETERNAS.

    1. En el tiempo de nuestro SEÑOR JESÚS aquí en la tierra, habían muchos que buscaban la gloria de los hombres, antes que la gloria de Dios. Juan 12:42,43 dice:

      1. «Sin embargo, muchos de ellos, incluso de entre los jefes, creyeron en él, pero no lo confesaban porque temían que los *fariseos los expulsaran de la sinagoga. 43 Preferían recibir honores de los hombres más que de parte de Dios.»

  1. Dios ha demostrado que solamente en Él podemos confiar.

    1. Tenemos la PROMESA que enviaría a Su Hijo, el Mesías o Cristo, y así fue. Algunas de esas Promesas las encontramos en Isaías, unos 700 años antes de JESUCRISTO.

    1. Lo que JESUCRISTO dijo de sí mismo lo cumplió. O sea, uno no puede leer los Evangelios, sin ver que JESUCRISTO, el VERBO ETERNO, se hizo Carne, murió por nuestros pecados, y RESUCITÓ al TERCER DÍA.

    1. Así también uno no puede leer el libro de los Hechos sin notar el CUMPLIMIENTO de lo que JESUCRISTO dijo en cuanto al ESPÍRITU SANTO, quien iba a ser enviado por el Padre para estar en nosotros. (Juan 7:37-39; Juan 14:16-17).

    1. Que las puertas del infierno no permanecerán contra su Iglesia. (Mat. 16:18).

    1. Que vendrá otra vez. (Juan 14:1-4; Hechos 1:11). Esta PROMESA es una que estamos ESPERANDO, sabiendo que si morimos, pasamos directamente a la PRESENCIA de DIOS (2 Corintios 5:8), pero si estamos aquí en este mundo todavía cuando Él regrese, seremos TRANSFORMADO, y estaremos con Él para siempre.

    1. El creyente ha recibido el PODER por parte de DIOS, de ser llamado hijo de DIOS al que cree en El. (Juan 1:12).

    1. Así podemos ver que la Biblia muestra que es Palabra de Dios, pues se ha cumplido al pie de la letra.

  1. La Seguridad del Creyente. – (Salmo 125:1-2) «Los que confían en el Señor son como el monte *Sión, que jamás será conmovido, que permanecerá para siempre. Como rodean las colinas a Jerusalén, así rodea el Señor a su pueblo, desde ahora y para siempre.»

    1. Es importante notar como ya hemos dicho, que solamente DIOS es digno de CONFIANZA. Así el creyente puede estar rodeado de problemas y aún vicisitudes, pero su CONFIANZA no está puesta en hombres sino en el mismo autor de nuestra salvación, el SEÑOR JESÚS.

      1. (Hebreos 2:10-18) «En efecto, a fin de llevar a muchos hijos a la gloria, convenía que Dios, para quien y por medio de quien todo existe, *perfeccionara mediante el sufrimiento al autor de la salvación de ellos. 11 Tanto el que *santifica como los que son santificados tienen un mismo origen, por lo cual Jesús no se avergüenza de llamarlos hermanos, 12 cuando dice: «Proclamaré tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré.»[d] 13 En otra parte dice: «Yo confiaré en él.»[e] Y añade: «Aquí me tienen, con los hijos que Dios me ha dado.»[f] 14 Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso,[g] él también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte —es decir, al diablo—, 15 y librar a todos los que por temor a la muerte estaban sometidos a esclavitud durante toda la vida. 16 Pues, ciertamente, no vino en auxilio de los ángeles sino de los descendientes de Abraham. 17 Por eso era preciso que en todo se asemejara a sus hermanos, para ser un sumo sacerdote fiel y misericordioso al servicio de Dios, a fin de *expiar[h] los pecados del pueblo. 18 Por haber sufrido él mismo la *tentación, puede socorrer a los que son tentados.»

    1. Noten como el SEÑOR JESÚS destruyó el PODER de la muerte, o el mismo MIEDO a la muerte en la Cruz del Calvario. O sea, el diablo tenía OPRIMIDO al ser humano con el miedo a la muerte por causa del pecado de Adán y Eva, pero por medio de JESUCRISTO, ese PODER fue roto.

      1. Ahora el creyente tiene seguridad que si muere físicamente, pasa a estar DIRECTAMENTE a la PRESENCIA de DIOS (2 Corintios 5:8).

      1. La muerte ya no tiene DOMINIO sobre nosotros.

    1. Cuando pasamos por TENTACIONES y TRIBULACIONES, debemos recordar que el VERBO se hizo CARNE, y habitó entre nosotros (Juan 1:14).

      1. El SEÑOR JESÚS vivió como nosotros, pasando frio y pasando hambre.

      1. Por medio de Su Humanidad, el SEÑOR JESÚS sabe muy bien las TRIBULACIONES y PRUEBAS por las que pasamos.

    1. Para concluir, quiero leer algo sobre lo que Charles Spurgeon dice sobre nuestro Texto:

      1. «Pero aquí el Salmista nos guía a Dios de modo simple, afirmando que Él es la principal ancla de nuestra salvación; sólo esperar y confiar en el Señor; y declara que el mayor servicio que podemos hacer a Dios es confiar en Él. Porque ésta es la naturaleza de Dios, el crear cosas de la nada. Por tanto, El crea y produce la vida de la muerte; la luz de la oscuridad.»i

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i C.H. Spurgeon, El Tesoro de David, vol. II, p. 368, Editorial Vida.