Los Niños y el Joven Rico

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Mateo 19:13-15

TITULO: Los Niños y el Joven Rico

INTRODUCCIÓN: Continuando con el Texto de la semana pasada, pasamos a dos relatos que siguen en este capítulo: uno es bien corto, y es el relato de los niños(as) que sus padres o madres traen a JESÚS para que los bendiga. Y el otro es el relato del Joven rico que viene a JESÚS a hacerle una pregunta. Es así como comenzamos nuestra lección en esta hermosa mañana.

1. Trasfondo. — Después de hablar del tema del divorcio, los padres y madres les traen a JESÚS sus niños(as) para que los bendijera. Lo más probable es que las madres que habían visto a JESÚS hacer tantos milagros con Sus Manos, también quisieran que esas Manos con poder para sanar, y para libertar, bendijeran a sus hijos(as).

a. De ahí la pregunta para nosotros: ¿Por qué no bautizamos niños(as) o infantes? — Porque el Bautismo en agua requiere que la persona se haya ARREPENTIDO de sus pecados. Eso es lo que podemos leer en Hechos 2:37-39:

i. «Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos hacer? 38 — Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.»

b. Un niño(a), y menos todavía un bebé, no puede entender la necesidad de arrepentirse, o de ser salvos.

i. Por esa razón bautizamos a los niños(as) que hallan llegado a cierta edad donde puedan entender verdaderamente lo que están haciendo.

2. El SEÑOR se disgusta. — Nuestro SEÑOR JESÚS no se disgusta con los niños, sino con sus discípulos que no los dejaban acercarse a Él.

a. Los discípulos no estaban haciendo algo malo, seguramente que ellos se preocupaban por el SEÑOR que tal vez estaba cansado, y para ellos, los niños seguramente que tenían menos valor en referencia a la Obra que JESUCRISTO estaba haciendo.

b. Lamentablemente esa es la actitud de muchos adultos en nuestros días, que piensan que los niños no necesitan la atención para evangelizarlos, y para educarlos Bíblicamente. Eso nos lleva al siguiente punto.

3. La instrucción de los hijos. — Debemos recordar la importancia que Dios le puso a los niños(as) en las Sagradas Escrituras, donde encontramos como Dios le ordenó a Israel enseñarle a sus hijos(as) las Escrituras.

a. Veamos Deuteronomio 6:6-7:

i. «Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando.7 Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.»

4. De quienes son como ellos. — El SEÑOR JESÚS aquí nos dice que el Reino de los Cielos es para quienes son como ellos. Eso es porque los niños tienen una fe sencilla combinada con la inocencia. Como decía William Barclay: “La sencillez del niño está, desde luego, más próxima a Dios que ninguna otra cosa. La tragedia de la vida es que, a medida que nos hacemos mayores, nos vamos alejando de Dios en lugar de irnos acercando a Él.”

a. Cuando un niño(a) muere en la infancia o la niñez, es muy claro que el Sacrificio de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario es suficiente para salvar su vida inocente, y pasar a la Presencia de Dios.

i. Estableciendo que la vida humana comienza cuando una mujer concibe, entonces los bebés abortados por la fuerza o abortados por otros casos, son una vida humana, y esa vida tiene un alma, la cual va directamente a la Presencia de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

ii. Lo mismo podemos decir de los niños que nacen anormales, y que aun siendo adultos, no pueden razonar.

iii. Con esto pasamos a la segunda parte de nuestra lección para terminar este capítulo.

5. La Pregunta del Joven Rico. — Ahora seguimos con la segunda historia del capítulo 19 de nuestro estudio. En comparación a lo que hemos dicho de la crianza de los niños, los padres de este joven rico parecen que lo habían educado muy bien en el conocimiento de las Sagradas Escrituras, aunque al llegar a la edad de adulto, encontramos una desviación en el joven en cuanto a su obediencia a la Ley de Moisés. (Mateo 19:16-22) «Sucedió que un hombre se acercó a Jesús y le preguntó: —Maestro, ¿qué de bueno tengo que hacer para obtener la vida eterna? 17 —¿Por qué me preguntas sobre lo que es bueno? —respondió Jesús—. Solamente hay uno que es bueno. Si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos. 18 —¿Cuáles? — preguntó el hombre. Contestó Jesús: — “No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio,19 honra a tu padre y a tu madre”, y “ama a tu prójimo como a ti mismo”. 20 —Todos ésos los he cumplido —dijo el joven—. ¿Qué más me falta? 21 —Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. 22 Cuando el joven oyó esto, se fue triste porque tenía muchas riquezas.»

a. El Texto de Mateo es un poco diferente al Texto de Marcos y Lucas, donde este joven le llama a JESÚS: Maestro Bueno. Veamos Marcos 10:17:

i. «Cuando Jesús estaba ya para irse, un hombre llegó corriendo y se postró delante de él. —Maestro bueno —le preguntó—, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna? 18 —¿Por qué me llamas bueno? —respondió Jesús—. Nadie es bueno sino sólo Dios.»

ii. Nuestro SEÑOR aquí le está preguntando a este joven si él le estaba llamando DIOS a JESÚS, y tal vez estaba esperando la respuesta del joven rico AFIRMANDO que JESÚS es DIOS.

iii. Lucas dice que era Prominente o Principal en cuanto algún puesto, pero lo más probable es que era por su dinero.

b. Este hombre quería saber si podía hacer alguna OBRA para heredar la vida eterna.

i. Este joven era religioso porque había sido educado en las Sagradas Escrituras, pero había en él un vacío, y, una inseguridad que él quería llenar.

6. La Respuesta del SEÑOR. — «Si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos. 18 —¿Cuáles? —preguntó el hombre. Contestó Jesús: —”No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio,19 honra a tu padre y a tu madre” y “ama a tu prójimo como a ti mismo»

a. Noten que JESÚS le presenta los MANDAMIENTOS que representan la segunda Tabla de la Ley que trata con nuestros semejantes. No le dice nada sobre la parte de su devoción a Dios. A esto, el joven en seguida responde: «Todos ésos los he cumplido —dijo el joven—. ¿Qué más me falta?»

i. Se ha dicho mucho de este joven rico por su respuesta tan segura al decirle a nuestro SEÑOR que los había cumplido. No debemos pasar por alto que este joven seguramente se había cuidado de su comportamiento con sus semejantes en obediencia a la Ley, pero, había algo que había descuidado, y era su devoción completa hacia Dios.

7. La Avaricia es idolatría. — «Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. 22 Cuando el joven oyó esto, se fue triste porque tenía muchas riquezas. 23 —Les aseguro —comentó Jesús a sus discípulos— que es difícil para un rico entrar en el reino de los cielos.24 De hecho, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»

a. El problema mayor de este joven era su amor por las riquezas. Por esa razón JESUCRISTO le dijo que se lo diera a los pobres, y que lo Siguiera. Veamos algunas cosas sobre esto:

i. En primer lugar, JESUCRISTO no le pidió lo mismo a otra gente. Habían personas ricas entre los seguidores del Salvador.

ii. En segundo lugar, algunos que predican el mensaje de prosperidad, dicen que JESÚS estaba esperando que el joven rico le entregara todo para darlo mucho más, y algunos dicen que cien veces más.

(1) Pero esa no era la intención de JESÚS, porque el problema no era que JESÚS lo quería bendecir con más riquezas, porque las riquezas habían ocupado el lugar de un dios en la vida de este joven.

iii. En tercer lugar, es como ya dije, que el corazón de este joven estaba en sus riquezas, y el que ama sus riquezas, es un idólatra. Por eso JESUCRISTO dijo en Mateo 6:19-21:

(1) «No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.20 Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.»

b. El fracaso de este joven. — Este joven había tenido mucho éxito con sus riquezas, pero en su obediencia a Dios había fracasado. Se había cuidado en su comportamiento con sus semejantes, pero no se había cuidado de su devoción TOTAL a Dios, y había dejado que las riquezas nublaran su vista espiritual.

i. Una persona no tiene que ser rica para ser un avaro, porque la avaricia es el deseo de tener que pone su amor en esas cosas, y llega a ser un dios para esa persona.

ii. Que mejor ejemplo que el problema que hemos estado siendo testigos de los bancos y la bolsa de valores, que están fallando en este país, y todo por la avaricia de tantas personas de tener más.

(1) Y no es solamente a los bancos, los inversionistas, los vendedores de casas, los vendedores de préstamos, y también muchos compradores.

8. ¿Quien podrá ser salvo? — «Al oír esto, los discípulos quedaron desconcertados y decían: —En ese caso, ¿quién podrá salvarse? 26 —Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, mas para Dios todo es posible. 27 —¡Mira, nosotros lo hemos dejado todo por seguirte! —le reclamó Pedro—. ¿Y qué ganamos con eso? 28 —Les aseguro —respondió Jesús— que en la renovación de todas las cosas, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono glorioso, ustedes que me han seguido se sentarán también en doce tronos para gobernar a las doce tribus de Israel.29 Y todo el que por mi causa haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna.30 Pero muchos de los primeros serán últimos, y muchos de los últimos serán primeros.»

a. JESÚS les había dicho lo difícil para un rico entrar en el Cielo: “le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.”

i. Eso no es porque la persona sea rica, sino porque la persona ponía o pone, su corazón en las riquezas.

ii. Se ha dicho mucho sobre el ejemplo que JESÚS usó del camello y la aguja, donde algunos dicen que en Jerusalén había una entrada donde se tenían que bajar la carga de los camellos para poder entrar.

(1) Pero eso no es lo que JESUCRISTO está diciendo, nuestro SEÑOR está usando una hipérbole, o una exageración, para aclarar lo imposible que es para el ser humano de entrar en el Cielo por métodos humanos.

b. Esa imposibilidad para el ser humano, es totalmente POSIBLE para Dios, porque la Salvación es de Dios.

c. Dios quita los impedimentos cuando nos arrepentimos y obedecemos a Su Palabra.

i. ¿Quien puede entrar en Su Presencia? (Salmo 24:3-24a)

(1) “¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede estar en su lugar santo? 4 Sólo el de manos limpias y corazón puro….”

(2) Pero Solamente la Sangre de JESUCRISTO nos limpia de TODO pecado. (1 Juan 1:7)

(a) “Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.”

Conclusión:
Pongamos atención al llamado del SEÑOR a llevar vidas entregadas a Él solamente. Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

*Estes sermón fue predicado el 27 de Septiembre, 2008.

Es por Fe y no por Vista

Por: pastor Daniel Brito

Título: Es por Fe y no por Vista

Texto: 2 Corintios 5:6-10:
«Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.7 Vivimos por fe, no por vista.8 Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor.9 Por eso nos empeñamos en agradarle, ya sea que vivamos en nuestro cuerpo o que lo hayamos dejado.10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo.»*

Introducción:
La semana pasada estuvimos hablando de los dos tipos de oidores, y lo conectamos al tema de esta noche que es el vivir por Fe y no por Vista. Es muy claro que nosotros estamos acostumbrados a vivir haciendo planes para el presente y para el futuro. La vida humana demanda atención a las cosas que poseemos, y a las que luchamos tener. La vida espiritual mira mucho más allá, viendo hacia lo Eterno. Trataremos los siguientes temas:

(1) Viviendo por Vista.
(2) Las cosas de este Mundo son Pasajeras.
(3) Los que Viven por Fe, andan por Fe.
(4) En el Tribunal de Cristo.

Lección:
1. Viviendo por Vista. — Primeramente debemos aclarar lo que Nuestro Texto de esta noche quiere decir al comenzar diciendo: “Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.”

a. Al decir que estaremos alejados del SEÑOR, se está refiriendo a que mientras estemos en este cuerpo mortal, no estamos en la Presencia del SEÑOR en el Cielo. El Texto Sagrado está haciendo una distinción de la diferencia que existe entre lo Terrenal, y lo Celestial.

b. Sigamos ahora a nuestro segundo punto.

2. Las cosas de este Mundo son Pasajeras. — Ese es el tema del apóstol no solamente en este Texto de 2 Corintios, sino que lo encontramos en casi todos sus escritos. Todos estamos acostumbrados a vivir guiados por los cinco sentidos: ver, oír, tocar, oler, y saborear.

a. Con los cinco sentidos podemos identificarnos con esta tierra, y con los demás seres humanos, pero no es el fin de la vida del hombre. Porque el mundo espiritual es tan real como el material; aunque no podemos verlo.

b. El apóstol Pablo deseaba irse de este mundo para estar en la Presencia del SEÑOR. Filipenses 1:23 dice:

i. «Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, 24 pero por el bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo.»

ii. Su deseo NO era de suicidarse, porque eso sería pecado, sino de estar en la Presencia de Dios.

iii. La muerte tampoco era una pérdida para el apóstol, como tampoco lo es para el CREYENTE en CRISTO JESÚS. De ahí que dice en 2 Corintios 5:1:

(1) «De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas.2 Mientras tanto suspiramos, anhelando ser revestidos de nuestra morada celestial,3 porque cuando seamos revestidos, no se nos hallará desnudos.»

iv. Noten como Pablo compara el cuerpo humano a una tienda de campaña, o un tabernáculo. Pablo: “No está buscando la libertad de un espíritu desencarnado, está esperando el día en que Dios le dé un cuerpo nuevo, espiritual, en el que todavía podrá servir y adorar a Dios en los lugares celestiales.”¹

c. Todo lo que uno logre poseer en esta vida, se tiene que quedar. Eso no quiere decir que uno no debe de trabajar y luchar por mejorar su vida. Más bien quiere decir que no se debe poner las cosas espirituales en segundo plano, porque las cosas materiales perecen, pero las espirituales son eternas. De ahí que JESUCRISTO dijo en Lucas 12:16-21:

i. «Entonces les contó esta parábola: —El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha.17 Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha.” 18 Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes.19 Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida.” 20 Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado? 21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios.»

ii. Y también dijo en Marcos 8:36-37:

(1) «¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?»

iii. Y también dice en 2 Corintios 4:16-18:

(1) «Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.17 Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.18 Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.»

d. Grande es el valor de la vida humana, que podemos notar que cuando alguien tiene un accidente de carro y es totalmente destruido, pero la persona sale ilesa, todos decimos un: ¡Gracias a Dios! Porque lo material es pasajero y se recupera, pero de mucho valor es la vida humana.

i. Ese valor es porque la vida humana es eterna, eso quiere decir que el ser humano nunca deja de existir.

ii. Sigamos a nuestro tercer punto.

3. Los que Viven por Fe, andan por Fe. —Vivir por fe no significa lo que algunos piensan: no es dejar de trabajar y vivir de otra gente. La Biblia nos exhorta a ser buenos trabajadores y buenos ciudadanos. Veamos algunas cosas sobre el vivir por fe:

a. Vivir por FE es confiar en Dios y en Su Palabra. — De ahí que Proverbios 3:5 diga:

i. «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia.»

b. Vivir por FE es hacer la Voluntad de Dios. Y eso implica el AMAR a DIOS y no a este mundo. 1 Juan 2:15-17 dice:

i. «No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre.16 Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre sino del mundo.17 El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.»

ii. Noten la Promesa de Vida Eterna en el verso 17, para los que hacen la Voluntad de Dios.

c. Vivir por FE es BUSCAR la Santidad. Hebreos 12:14 dice:

i. «Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.»

ii. Esto es un acto de FE que produce OBEDIENCIA hacia Dios. Por eso 1 Juan 3:9 dice:

(1) «Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado, porque la semilla de Dios permanece en él; no puede practicar el pecado, porque ha nacido de Dios.»

iii. Y con esto ahora pasamos a nuestro último punto.

4. En el Tribunal de Cristo. — El Texto que hemos usado para comenzar nuestra lección termina mencionando el lugar de reunión para TODO CREYENTE cuando esté con El SEÑOR. El Tribunal de Cristo NO es un lugar de castigo, sino que es el lugar donde algunos creyentes recibirán recompensas, y otros no recibirán nada. Veamos algunas cosas:

a. Cuando el creyente muere, o parte de este cuerpo mortal, va directamente a la Presencia de Dios.

i. Hay muchos que piensan que el alma duerme hasta el día del Juicio y de la Resurrección final. Pero eso no es Bíblico, noten como el mismo apóstol Pablo dice que para él era mejor estar ausente del cuerpo, y en presencia de DIOS.

b. En el Tribunal de Cristo habrán muchos que no tendrán recompensas, pero ya se han estado gozando de la RECOMPENSA que TODOS los creyentes poseemos, y es la Vida Eterna con JESUCRISTO.

i. Noten la Promesa de Resurrección de Vida para los creyentes. Juan 5:28-29 dice:

(1) «No se asombren de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz, 29 y saldrán de allí. Los que han hecho el bien resucitarán para tener vida, pero los que han practicado el mal resucitarán para ser juzgados.»

ii. Por eso debemos notar que las recompensas son aparte, y reflejan la labor del creyente y su actitud hacia la obra del SEÑOR aquí en la tierra.

c. El Tribunal de Cristo, es el lugar donde TODO creyente debe desear estar. Por eso el creyente que VIVE POR FE, pone su mirada en las cosas de ARRIBA, y no en las de la tierra. Porque las cosas de ARRIBA son ETERNAS, pero las de aquí en la tierra son pasajeras.

Conclusión:

¿Cuál es tu esperanza? ¿Esperas encontrarte con JESUCRISTO en el Tribunal de CRISTO? Para eso tenemos que vivir por FE y no por Vista.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 663, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2008.

Fe Salvadora

Por: Pastor Daniel Brito

Título: Fe Salvadora

Texto: Marcos 10:46-52: «46 Después llegaron a Jericó. Más tarde, salió Jesús de la ciudad acompañado de sus discípulos y de una gran multitud. Un mendigo ciego llamado Bartimeo (el hijo de Timeo) estaba sentado junto al camino.47 Al oír que el que venía era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: —¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí! 48 Muchos lo reprendían para que se callara, pero él se puso a gritar aún más:  —¡Hijo de David, ten compasión de mí! 49 Jesús se detuvo y dijo: —Llámenlo.  Así que llamaron al ciego.  —¡Ánimo! —le dijeron—. ¡Levántate! Te llama. 50 Él, arrojando la capa, dio un salto y se acercó a Jesús. 51 —¿Qué quieres que haga por ti? —le preguntó.  —Rabí, quiero ver —respondió el ciego. 52 —Puedes irte —le dijo Jesús—; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino.» *


Introducción:

Bartimeo era un hombre ciego. Su nombre quería decir “Hijo de Timeo”, tal como dice el Texto Sagrado. Seguramente que su padre era bien conocido, y esa es la razón por qué Marcos menciona el nombre de su padre. No importa cuan importante su padre hubiera sido, Bartimeo era ciego, y los ciegos en aquel entonces sufrían pobreza, rechazo, y casi siempre tenían que mendigar. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) Su condición.

(2) Su Pregunta.

(3) Sus Oración.

(4) Su Perseverancia.

(5) Su Agradecimiento.


Lección:

1. Su condición. — Bartimeo era un ciego que vivía en la miseria como un mendigo. Su necesidad más grande era la sanidad de sus ojos.  Bartimeo conocía las Escrituras y sabía que el Profeta Isaías en el capítulo 61, había dicho que el Mesías, el Ungido de Dios, abriría los ojos de los ciegos. Bartimeo nunca había visto un milagro de JESÚS, pero había oído hablar de las maravillas que Él hacia, y se había llenado de FE, que Él era el Mesías, o sea el Cristo que Isaías había Profetizado. Seguimos con el siguiente punto.

2. Su Pregunta. — Bartimeo no podía ver, pero podía oír bien. Él escuchaba el ruido de la multitud mientras que JESÚS pasaba y quiso saber que ocurría. En un día ordinario, Bartimeo hubiera hecho uso de tanta gente alrededor de él para mendigar. Mientras más gente habría, más probabilidad de recaudar más dinero. Podemos decir que Bartimeo sacrificó el recaudar más dinero por recobrar su vista. ¡Oh! Si muchos hoy día que están tan ocupados haciendo dinero pensaran más en la necesidad del alma, y se dieran cuenta del tesoro que están sacrificando.¹ Continuemos con el siguiente punto.

3. Su Oración. — Bartimeo decide actuar al escuchar que JESÚS de Nazaret está Pasando. Hay un coro que cantamos en la Iglesia que dice: “JESÚS está Pasando por aquí”. Ese coro nos debe recordar que son esas mismas palabras las que toda persona necesitada, necesita pronunciar, porque solamente JESÚS tiene poder para cambiar nuestras circunstancias. Hay dos cosas que Bartimeo grita al “orarle” a nuestro SALVADOR.

a. El primero es cuando él clama: ¡Hijo de David! Al llamarle así, Bartimeo estaba reconociendo que JESUCRISTO era el UNGIDO, que es lo que MESÍAS O CRISTO quieren decir. Era al que Israel esperaba como el Rey futuro que Reinaría sobre ellos. Bartimeo confiaba que estaba gritándole al Cristo, al Rey del Mundo.

b. El segundo es que Bartimeo le dice a JESÚS: “Ten Misericordia de Mi.” No tuvo vergüenza de su condición para pedirle con gritos a JESÚS públicamente. El himno antiguo que cantábamos y decía: “Tal como soy Señor”, así, en esa condición, Bartimeo clama al SALVADOR. Cuando un pecador acepta su condición y se encuentra con el SALVADOR del Mundo, el resultado es la SALVACIÓN DEL ALMA. Sigamos con el siguiente punto.

4. Su Perseverancia. — La gente que estaba oyendo y viendo a JESÚS, se molestó con los gritos del mendigo Bartimeo. Seguramente que entre esa gente había muchos religiosos que no querían escuchar palabras como “Hijo de David”, que afirmaban que nuestro SEÑOR era el Heredero del Trono de David, el Mesías esperado. Pero mientras la gente callaba más a Bartimeo, él, con más fuerza gritaba.

a. Su reacción a la llamada de JESÚS fue inmediata y entusiasta; tanto que tiró el manto para correr hacia JESÚS más de prisa. Muchas personas oyen la llamada de JESÚS; pero es como si Le dijeran: “Espera hasta que haya hecho esto.” O: “Espera a que acabe lo de más allá.” Bartimeo llegó como una bala cuando JESÚS le llamó. Hay oportunidades que no se presentan nada más que una vez. Bartimeo sabía que aquella era la suya. Algunas veces pasa por nosotros como una oleada de anhelo de abandonar algún hábito, de limpiar nuestra vida de algo que no es como es debido, de entregarnos más completamente a JESÚS. Pero con la misma frecuencia no actuamos en el momento –y pasa la oportunidad, tal vez para no volver.²

b. Cuando JESÚS le pregunta: ¿“Qué deseas que haga por ti”? “El ciego le respondió: “Raboni, que recobre la vista”. (Biblia de las Américas). El Texto original usa Raboni que es más alto que Rabí, así como he citado de la Biblia de las Américas, y quiere decir: “Mi SEÑOR”, “Mi Maestro”. ¡Palabras de FE! Bartimeo sabe bien que JESUCRISTO es el Hijo de Dios, el Mesías Prometido y deposita toda su fe en el Salvador del Mundo. Vayamos al último punto.

5. Su Agradecimiento. — “Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino”. El relato que nos da el Evangelio de Lucas (18:43), dice: «Al instante recobró la vista. Entonces, glorificando a Dios, comenzó a seguir a Jesús, y todos los que lo vieron daban alabanza a Dios.» Glorificaba a Dios, mientras que todos los que vieron el milagro alababan a Dios. El agradecimiento es esencial para poder seguir y servir a Dios. Todo lo que poseemos y todo lo que somos en Cristo, se lo debemos a Dios. El ser agradecido es contagioso, y muy esencial para poder recibir de parte de Dios. Cuando el Texto Sagrado dice que Bartimeo “comenzó a seguir a Jesús”, no indica con eso que simplemente los siguió hasta Jerusalén. En el Contexto del Nuevo Testamento, seguir a JESÚS significa hacerse su discípulo. Quiere decir que Bartimeo recibe la sanidad y al mismo tiempo se entrega a seguir a JESUCRISTO como su Salvador.

6. RESUMEN. — Para aplicar esta enseñanza para nuestras vidas, vemos que no importa las circunstancias que uno esté pasando, sea problemas económicos, problema en el hogar, problema matrimonial o problema de enfermedad. Es muy claro que Dios es un Dios de milagros. Necesitamos poner nuestra confianza en JESUCRISTO el Salvador del mundo.


Conclusión:

Oremos.

Notas:

1. Herbert Lockyer, All the Miracles of the Bible, p. 233, Zondervan.

2. William Barclay, Comentario del Nuevo Testamento, p. 259, editorial CLIE.

*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2007.

Si Dios es amor ¿Por qué permite el mal?

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Si Dios es amor, ¿Por qué permite el mal?

TEXTO: Génesis 2:15-17:

«Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara

y lo cuidara, 16 y le dio este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, 17 pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás

INTRODUCCIÓN:

En esta noche estaremos tratando un tema que ha sido muy común en el pasado, pero aún más en estos días a la luz de los eventos que han estado ocurriendo en los últimos meses, y es: Si Dios es amor, ¿por qué permite el mal? Si Dios envió a su Hijo unigénito para morir por nosotros, ¿por qué permite el mal? La respuesta se encuentra en el origen del hombre. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. El hombre creado a imagen de Dios

  3. El llamado libre albedrío

  4. El pecado engendrado

  5. Los dos caminos

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Según el libro de Génesis, Dios creó al hombre a Su imagen. Con esto vemos que el hombre fue creado un ser moral, esto quiere decir que puede escoger entre el bien y el mal.

    1. Dios es “Omnisciente”, o sea, que todo lo sabe, pero aun sabiendo que el hombre haría malas decisiones, ha decidido otorgarle el derecho de escoger entre el bien y el mal. Estamos viviendo en un tiempo cuando la gente se jacta de hacer su propia decisión. Decisión libre para el aborto. Decisión libre para el matrimonio homosexual. Decisión libre para hacer lo que le da la gana.

    1. En realidad, a nadie la gusta que le digan que hacer. Esa llamada “libertad” de escoger la posee todo ser humano, pero veremos que aunque el hombre es libre de escoger, esa libertad puede ser ocasión para encarcelarlo a uno en el pecado.

  1. El hombre creado a imagen de Dios. (Génesis 1:26-27) «Y dijo: «Hagamos al *ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.» 27 Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. *Hombre y mujer los creó

    1. Para entender el origen del mal en el hombre, es necesario entender que el hombre no fue creado como un animal, sino que su creación fue diferente. El hombre es creado del polvo donde se relaciona con el mundo animal, pero recibió el aliento de Dios que lo hizo un ser con alma/espíritu. Génesis 2:7 dice:

      1. «Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente»

    1. Es en la imagen de Dios, como vemos en la creación, que el hombre tiene varias cualidades:

      1. Dominio sobre la tierra y los animales.

      1. Puede comunicarse con Dios.

        1. Es en este punto donde vemos que “el alma del hombre, considerada en sus tres facultades específicas: entendimiento, voluntad y facultad activa, es quizás el más brillante y claro espejo de la naturaleza, donde se puede ver a Dios.”i

      1. La imagen de Dios no discrimina, como hemos leído en el texto Bíblico, porque incluye al hombre y la mujer. Ambos son creados a imagen de Dios.

  1. El llamado libre albedrío. – El libre albedrío en el hombre es una cualidad que lo hace muy diferente que los animales, y es que el hombre no solamente puede razonar, sino que también puede decidir por sí solo. Vemos que Dios puso a Adán y Eva en un huerto con todo tipo de árboles frutales y comida, pero en medio de esos árboles había uno que Dios les prohibió a ellos comer. A esto nos podemos preguntar:

    1. ¿Por qué un Dios bueno pone un árbol en el huerto y les prohíbe comer de él? La respuesta se haya en que Dios quería que Adán y Eva fueran obedientes, pero les dio el derecho de elegir entre la obediencia y la desobediencia.

      1. Si Adán y Eva no hubieran podido escoger, hubieran sido como “robots”, y su obediencia hubiera sido obligada.

    1. Todos nosotros elegimos todos los días que vamos a hacer. Tal vez no pongamos mucha atención a lo que hacemos diariamente, pero aun en las cosas más pequeñas, tenemos que decidir.

      1. Si ponemos atención a la lección, veremos que nosotros también nos encontramos en el mismo lugar que se encontraba Adán y Eva sobre qué decisión tomar.

  1. El pecado engendrado. – (Génesis 3:3-8) «Pero, en cuanto al fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios nos ha dicho: No coman de ese árbol, ni lo toquen; de lo contrario, morirán. 4 Pero la serpiente le dijo a la mujer: ¡No es cierto, no van a morir! 5 Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal. 6 La mujer vio que el fruto del árbol era bueno para comer, y que tenía buen aspecto y era deseable para adquirir sabiduría, así que tomó de su fruto y comió. Luego le dio a su esposo, y también él comió. 7 En ese momento se les abrieron los ojos, y tomaron conciencia de su desnudez. Por eso, para cubrirse entretejieron hojas de higuera. 8 Cuando el día comenzó a refrescar, oyeron el *hombre y la mujer que Dios andaba recorriendo el jardín; entonces corrieron a esconderse entre los árboles, para que Dios no los viera

    1. El pecado es el origen del mal. Ya hemos hablado que la voluntad libre del hombre requiere que haga decisiones, y casi siempre el hombre no escoge bien. Veamos algunas de las cualidades del pecado original y del pecado actual:

      1. Era desobediencia a la Palabra de Dios.

      1. Era falta de confianza a lo que Dios les había dicho que NO hicieran.

      1. Es contagioso: Eva comió y luego Adán.

    1. La consecuencia del pecado es el mal. El hijo mayor de Adán y Eva se constituyó en el primer homicida. Génesis 4:8 dice:

      1. «Caín habló con su hermano Abel. Mientras estaban en el campo, Caín atacó a su hermano y lo mató».

      1. Desde entonces ha existido la violencia y la injusticia.

      1. La solución para el problema del pecado como veremos en el siguiente punto, es JESUCRISTO.

  1. Los dos caminos. – (Juan 3:16) «Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna

    1. Dios permite a Adán y Eva escoger, y por ende llega a ser el origen del mal en el ser humano.

      1. Pero el mismo DIOS decide rescatar al hombre de su pecado, ofreciendo a Su Hijo JESUCRISTO como el rescate del hombre.

    1. La gente puede preguntar y juzgar a Dios sobre la existencia del mal, pero dada la oportunidad para escoger entre el bien y el mal, casi siempre escogen el mal.

    1. Así como Adán y Eva tenían DOS caminos para escoger, nosotros también debemos escoger entre DOS Caminos. Mateo 7:13-14 dice:

      1. «Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta, y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. 14 Pero estrecha es la puerta, y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran

    1. Ahora bien, el ser humano puede escoger SOLAMENTE UN Camino:

      1. El popular es el que lleva a la destrucción y es otra vez: LA DESOBEDIENCIA.

      1. El camino que es menos popular, es el que lleva a la vida eterna, y sigue siendo: LA OBEDIENCIA.

CONCLUSIÓN:

Oremos….

Notas:

i Francisco Lacueva, Comentario de Matthew Henry, p. 17, editorial CLIE.

Conociendo la Voluntad de Dios

Por: pastor Daniel Brito

Título: Conociendo la Voluntad de Dios

Texto: Salmo 37:23
«El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir»*
–Nueva Versión Internacional

Introducción:
En esta noche estaremos hablando sobre conociendo la Voluntad de Dios. Para muchos, el hablar de la voluntad de Dios los hace pensar en propósitos especiales que Dios tenga para uno, o un llamado a ser misionero(a), y cuantas otras cosas no le vienen a uno a la mente. Pero veremos que los aspectos esenciales de la Voluntad de Dios están revelado en Su Santa Palabra. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.

Trataremos los siguientes temas:
(1) Lo que está Aclarado en la Biblia.
(2) Dos requisitos que son la Voluntad de Dios.
(3) Ser un Discípulo es la Voluntad de Dios.

Lección:
1. Lo que está aclarado en la Biblia es nuestro primer punto. – El Texto que hemos leído en el libro de los Salmos y dice: «El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir», nos muestra en esencia la Voluntad de Dios. Si uno preguntara si será la voluntad de Dios el que yo me enamore con la esposa del vecino, o el esposo del vecino, es muy claro que no es la Voluntad de Dios, porque Él prohíbe la codicia y el adulterio. Si uno se pregunta si es la Voluntad de Dios el llevarse algo que no es de uno, claramente que no lo es, porque la Biblia prohíbe el robar. Noten que es en el Texto Sagrado donde encontramos la Voluntad de Dios. Dios nos ha dado Su Palabra, para guiarnos en el camino que Él quiere que vivamos. Es por eso que es tan importante el conocer lo que la Biblia, que es la Palabra de Dios, dice.

2. Vean ahora dos cosas que Dios considera esencial para nuestras vidas, y Él quiere que todo ser humano haga.

a. El primero es el tema que estuvimos hablando hace dos semanas, y es el del arrepentimiento. 2ª Pedro 3:9 dice:

i. «El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.»

ii. Notemos que es la Voluntad de Dios que TODOS vengan al arrepentimiento. Con esto entendemos que este es el primer paso que toda persona tiene que dar para seguir a JESUCRISTO.

iii. Si preguntamos, ¿Será la Voluntad de Dios que esa persona se arrepienta de sus pecados? Es algo que no hay que preguntarlo, es evidente en el Texto Sagrado que Dios nos llama al Arrepentimiento y por eso es Su Voluntad.

b. El segundo es la Voluntad de nuestro Salvador que recibamos la Regeneración, o como también se conoce, el Nuevo Nacimiento. Nuestro SEÑOR JESUS, hablando con Nicodemo, le explica la necesidad de una cambio interno, a eso le llamó el Nuevo Nacimiento. Juan 3:3 dice:

i. «De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús.»

ii. 1 de Pedro 1:3 dice: «¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva»

iii. Con esto podemos ver que es la Voluntad de Dios que recibamos el Nuevo Nacimiento en nuestras vidas. Es del interior para fuera como uno cambia, no al revés. Nada externo puede cambiarnos, sino que es lo interno lo que cambia primero. Y eso es para que tengamos la Esperanza de la Vida Eterna.

iv. Nuestro Salvador quiere que TODOS vengamos al Arrepentimiento, y que experimentemos el Nuevo Nacimiento para la Salvación de nuestras almas.

3. Ser un Discípulo es la Voluntad de Dios. — Este es nuestro último punto, y es parte del Plan Divino de nuestro SEÑOR. Marcos 8:34-37 dice: «Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga.35 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará.36 ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?»

a. Vamos a comenzar aclarando el Texto. El SEÑOR JESUCRISTO pone las condiciones para TODO el que quiera ser Su discípulo. El negarse a sí mismo, es el decirse NO a sí mismo. El ego es la parte de la persona que nos hace a todos egoístas. El egoísmo propio, centrado en los intereses de uno mismo, a veces lleva a la idolatría propia. JESUCRISTO dice que para seguirle a Él, hay que decirle NO a las cosas prohibidas, y sí a someterse a la Voluntad de nuestro Salvador.

i. Noten lo parecido que el negarse a sí mismo es, con el Tomar la cruz, que es someterse a la voluntad de Dios, y por ende, la obediencia a Su Palabra.

b. Nuestro SEÑOR ahora agrega un ejemplo sobre ganar el mundo y perder su vida, o su alma. Ganar el mundo es llegar a tener lo que pocos han logrado en cuanto a riquezas, pero se intenta ganar el mundo haciendo lo que uno mismo quiere hacer. A esto JESUCRISTO dice que el discípulo, tiene que decirle NO a sus propios intereses, y decirle SI a seguir la Voluntad de Dios.

i. Decirle NO a la Voluntad de Dios es perder el alma. Decirle SI a la Voluntad de Dios, es decirle sí a la vida eterna.

c. ¿Cómo encontrar la Voluntad de Dios? En las Sagradas Escrituras que son Sus Palabras.

Conclusión:
Hemos aprendido que la Voluntad de Dios la encontramos en la Palabra de Dios. También hemos aprendido que la obediencia a la Palabra de Dios y a Su Voluntad, es requerida para la vida eterna.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Mayo de 2008.