La Entrada del Rey

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: La Entrada del Rey

TEXTO: Lucas 19:35-40

«Se lo llevaron, pues, a Jesús. Luego pusieron sus mantos encima del burrito y ayudaron a Jesús a montarse. 36 A medida que avanzaba, la gente tendía sus mantos sobre el camino. 37 Al acercarse él a la bajada del monte de los Olivos, todos los discípulos se entusiasmaron y comenzaron a alabar a Dios por tantos milagros que habían visto. Gritaban: 38 ¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor![c] ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas! 39 Algunos de los fariseos que estaban entre la gente le reclamaron a Jesús: ¡Maestro, reprende a tus discípulos! 40 Pero él respondió: ―Les aseguro que, si ellos se callan, gritarán las piedras.»

INTRODUCCIÓN

Este próximo domingo comienza la SEMANA SANTA o SEMANA MAYOR, y es conocido como DOMINGO DE RAMOS o de PALMAS. En ese día celebramos que el SEÑOR JESUCRISTO entró en Jerusalén como EL REY y MESÍAS. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Cumplimiento de una Profecía

  3. La entrada del Rey

  4. El día de la visitación

LECCIÓN

  1. Trasfondo. En la cronología de los Evangelios, este evento ocurre el Primer día de la semana, es decir, el domingo, comenzando lo que conocemos como la SEMANA DE LA PASIÓN, o SEMANA SANTA.

    1. El relato de la Entrada Triunfal comienza en el verso 28 con el SEÑOR JESUCRISTO enviando a DOS de Sus discípulos para ir a la aldea y buscar un pollino o burrito que estaba atado.

      1. La orden del SEÑOR era que, si alguien preguntaba que hacían con el burrito, ellos responderían que el SEÑOR LO NECESITA.

      1. De esta manera, JESÚS reclama que es SEÑOR y eso está por encima de los derechos de propiedad.i

      1. También es probable que el dueño del pollino fuera un discípulo del SEÑOR JESÚS y por eso estuvo dispuesto a prestárselo,ii al escuchar que el SEÑOR lo necesitaba.

    1. Eso nos muestra que el SEÑOR JESUCRISTO preparó la ENTRADA TRIUNFAL A JERUSALÉN para entrar montado en el pollino como el Mesías, en cumplimiento a la Palabra de DIOS (Zacarías 9:9).

  1. Cumplimiento de una Profecía. Debemos regocijarnos cuando la Biblia menciona Profecías cumplidas. Es una prueba de la Divinidad de las Escrituras que han sido dadas por el Espíritu Santo.

    1. Casi 500 años antes de JESUCRISTO, Zacarías profetiza de la entrada del Mesías Rey a Jerusalén.

      1. Zacarías 9:9 dice: «¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti, justo, salvador y humilde. Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna

    1. Los judíos esperaban al rey prometido en las Escrituras. DIOS le había prometido al rey David, que uno de sus descendientes estaría sentado en su trono para siempre.

      1. Y esa expectativa se había hecho más real con los hechos milagrosos de JESÚS. La gente se preguntaba a sí misma si Él era El Cristo, el Mesías que iba a librarlos del yugo Romano.

      1. Un hombre común no podía hacer los milagros que Él hacía. Hasta ahora, nuestro Salvador había esquivado toda proclamación de ser coronado como Rey.

    1. JESÚS sabía muy bien que el pueblo quería un Salvador al estilo del mundo. Un Salvador que los haría independiente de Roma, que les daría de comer.

      1. Pero JESÚS había dicho: «Mi reino no es de este mundo». Con eso no quería decir que JESÚS nunca iba a reinar en la tierra, sino que Su reino era guiado por principios espirituales y no mundanos.

      1. Los deseos de este mundo son pasajeros.

      1. Los deseos de DIOS son eternos.

  1. La Entrada del Rey. El SEÑOR JESÚS sabiendo todas las cosas, había preparado los eventos que iban a ocurrir. Ahora era el tiempo de entrar abiertamente como el Cristo, como el Rey de Israel; como el heredero del Reino de David su antepasado según la carne.

    1. En el tiempo del Nuevo Testamento, el burro no era en una bestia humilde y símbolo de ignorancia como en otros países, sino un animal noble.

      1. Los reyes iban a caballo a la guerra; cuando iban en son de paz usaban el burro. Al escoger su montura, JESÚS se ofrecía como rey de amor y de paz, y no como el héroe militar y conquistador que la gente esperaba.iii

    1. ¡Hosanna, Hosanna! La gente y los niños gritaban. Hosanna quiere decir: «Salva ahora.» El pueblo lo recibe como el Rey de Israel, y gritan que los salve.

      1. ¿Los salve de qué? ¿Del pecado? No, del yugo romano. De la vida miserable que muchos vivían.

      1. Sus deseos eran como ya dijimos, de este mundo. Regresaban una y otra vez a los deseos temporales y no a los eternos.

    1. No había nadie que gritara: ¡Sálvanos de nuestros pecados! Para la mayor parte, la causa de ese gozo eran los milagros que habían visto, y especialmente el milagro de la resurrección de Lázaro, que había tenido lugar poco tiempo antes.iv

    1. A pesar de los gritos de ¡Hosanna Al que viene en el nombre del SEÑOR! La mayoría de la gente en Jerusalén no aceptó a JESÚS como su rey; al contrario, lo rechazó.

  1. El día de la visitación era real. Lucas 19:41-44 dice: «Cuando se acercaba a Jerusalén, Jesús vio la ciudad y lloró por ella. 42 Dijo: ¡Cómo quisiera que hoy supieras lo que te puede traer paz! Pero eso ahora está oculto a tus ojos. 43 Te sobrevendrán días en que tus enemigos levantarán un muro y te rodearán, y te encerrarán por todos lados. 44 Te derribarán a ti y a tus hijos dentro de tus murallas. No dejarán ni una piedra sobre otra, porque no reconociste el tiempo en que Dios vino a salvarte.».

    1. Nótese que cuando JESÚS vio la ciudad de Jerusalén, lloró por ella. El SEÑOR JESÚS sabía lo que iba a acontecer 40 años después cuando los Romanos iban a destruir la ciudad de Jerusalén.

      1. Pero algo peor que la destrucción de Jerusalén por mano de los Romanos era el castigo eterno para los que RECHAZAN al SEÑOR JESÚS como el CRISTO, el HIJO DEL DIOS VIVIENTE.

      1. Todo aquel que rechaza al HIJO DE DIOS, muere en sus pecados.

        1. (Juan 3:18) «El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.»

    1. El rechazo es por ignorancia, pero es voluntario. Noten como JESÚS dice: «porque no reconociste el tiempo en que Dios vino a salvarte».

      1. Hay un tiempo de visitación que debemos conocer y para el que debemos estar alertados. Son días en que el mensaje de la Palabra penetra con fuerza en nosotros, y la gracia de Dios llama urgente e insistentemente a la puerta de nuestro corazón.v

    1. DIOS visita naciones, ciudades, familias y personas. A veces uno pregunta, ¿cómo se puede saber cuándo DIOS nos está llamando?

      1. El simple hecho de estar escuchando el mensaje de la Divina Palabra de DIOS es prueba que DIOS nos está llamando y visitando.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Green, Joel B.. The Gospel of Luke (Kindle Locations 15920-15923). Eerdmans Publishing Co – A. Kindle Edition.

ii Pablo Hoff, Se Hizo Hombre, p. 215, Editorial VID (1990).

iii William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, obra completa, p. 347, Editorial CLIE.

iv L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 1, p. 654, Casa Bautista de Publicaciones.

v Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, obra completa, p. 1331, Editorial CLIE.