El llamado de la Cruz

Por: Pastor Daniel Brito

Título: El llamado de la Cruz

Texto: 1 Corintios 1:18-31:

«Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios.19 Pues está escrito: «Destruiré la sabiduría de los sabios; frustraré la inteligencia de los inteligentes.» 20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el erudito? ¿Dónde el filósofo de esta época? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo?21 Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen.22 Los judíos piden señales milagrosas y los gentiles buscan sabiduría,23 mientras que nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de *tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles,24 pero para los que Dios ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios.25 Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. 26 Hermanos, consideren su propio llamamiento: No muchos de ustedes son sabios, según criterios meramente humanos; ni son muchos los poderosos ni muchos los de noble cuna.27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos.28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, 29 a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse. 30 Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención—31 para que, como está escrito: «Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe en el Señor.»

Introducción:

Ya comenzamos a contar los días que nos llevan a Semana Santa. El tema de la Muerte y Resurrección de nuestro Salvador es el pilar del Cristianismo. En esta noche estaremos tratando el tema del llamado de la Cruz. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) Una locura para los que se pierden.

(2) Para los que se salvan, es el poder de Dios.

(3) Una piedra de tropiezo.

(4) La Gloria de la Vergüenza.

Lección:

1. Una locura para los que se pierden. — “El apóstol da la razón de lo que acaba de firmar (en efecto), de que la sabiduría humana hace vana la cruz.”¹ Podemos decir que el razonamiento humano encuentra la idea de la necesidad de la Cruz como algo que merece burla. Por eso mucha gente no convertida encuentra el método de Dios para salvar como algo necio, o sea, algo que no tiene sentido. He ahí la diferencia entre el razonamiento humano, y el razonamiento de Dios.

2. Para los que se salvan, es el poder de Dios. — Para aquellos que están siendo sacados del fuego, o sea del dominio del pecado, y trasladado al Reino de JESUCRISTO, el mensaje de la Cruz es el Poder de Dios. Veamos dos cosas.

a. La primera es que no tenemos por qué avergonzarnos para nada del mensaje del Evangelio, aunque para muchos es ocasión de burla.

i. Romanos 1:16 dice: «A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles.»

b. La segunda es que el mensaje de la Cruz, o sea, el Evangelio, es poderoso para salvar a cualquier persona que crea en JESUCRISTO como el Salvador del mundo. El apóstol Pablo está escribiéndole a griegos, y ellos eran bien orgullosos de su conocimiento y su cultura, y para ellos los que no eran como ellos eran “bárbaros”, o “salvajes”. Y los judíos se creían mejor por haber recibido la Revelación del Antiguo Testamento. Con eso Pablo les dice que el mensaje del Evangelio de la Cruz es poderoso para salvar a TODOS, sea quien sea.

3. Una piedra de tropiezo. — Para el judío, el mensaje de la Cruz era una piedra de tropiezo. Para ellos, el Cristo iba a venir a reinar y a librarlos del yugo del Imperio Romano. Ellos no querían aceptar a un Cristo que había muerto en una Cruz. Veamos tres cosas:

a. La primera es que los judíos se habían hecho su propia idea de quien ELLOS querían que El CRISTO fuera. Como ellos, hay mucha gente que se hace una idea de como según ellos deben ser las cosas de DIOS.

i. A eso claramente que respondemos que nadie puede decidir como DIOS hace las cosas.

b. La segunda es que ellos mismos estaban descartando el problema del pecado como algo que se cubría aquí en la tierra con los sacrificios, sin querer aceptar que El CRISTO había venido para arreglar el problema del pecado, MURIENDO en esa cruenta Cruz, y así solucionando el problema, en vez de cubrirlo.

c. La tercera es que para los griegos que se creían superior por su conocimiento, la Cruz era “necedad” , o una tontería. Ellos no podían imaginarse a un Dios muriendo en una Cruz.

i. Por eso Pablo les dice que no se gloríen en ellos, o en su conocimiento, sino en el SEÑOR.

ii. El propio razonamiento humano estorba para uno acercarse a Dios.

iii. No era en la filosofía griega que iban a encontrar la VERDAD del Evangelio. Ahora vayamos a nuestro último punto.

4. La Gloria de la Vergüenza. — “La sabiduría de Dios en el creyente se muestra en la cruz como redención, en la justicia para satisfacer las demandas de la ley, en la santificación para satisfacer la ley como regla del deber y en la compra del esclavo del pecado para darle libertad en el Cristo crucificado.”² Veamos cuatro cosas:

a. Lo primero es que tenemos que aceptar que delante de Dios no somos nada, y si tenemos que gloriarnos en algo, es en JESUCRISTO. Jeremías 9:23-24 dice:

i. “Así dice el Señor: «Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder, ni el rico de su riqueza. 24 Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada —afirma el Señor—.

b. Lo segundo es que la Cruz nos recuerda la REDENCIÓN. Es por medio del SACRIFICIO en la Cruz que JESUCRISTO dio Su VIDA por toda la humanidad, para salvarnos de nuestros pecados.

i. Así que podemos decir con toda seguridad que la cruz es la SABIDURÍA DE DIOS.

c. Lo tercero es que en realidad, la Cruz, que era causa de vergüenza en los tiempos Bíblicos por ser el método de ejecutar a los esclavos y a la gente más baja, es motivo de Gloria.

i. Lo es porque Dios utilizó el método más humillante y degradante que era el morir en una Cruz, para así salvar a TODOS aquellos que CREAN que JESUCRISTO es el único Camino a Dios Padre.

d. Lo cuarto y último, es que para uno poder venir a los pies de JESUCRISTO, hay que echar a un lado los propios prejuicios de uno mismo sobre la vida, arrepentirse de sus pecados, y entregarse a JESUCRISTO que es el dador de la Vida Eterna.

Conclusión:

Oremos……

Notas:

¹.L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 3, p. 202, Casa Bautista de Publicaciones.

².Roberto Fricke y Gustavo Sánchez, Comentario Bíblico Mundo Hispano, tomo 20, p. 50, editorial Mundo Hispano.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Febrero, 2008.

Para Imprimirlo, compartirlo o guardarlo en el computador, pulse aquí.

La esperanza que hay en nosotros

Por: pastor Daniel Brito
Título: La esperanza que hay en nosotros

Texto: 1 Pedro 3:15-16:    «Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.16 Pero háganlo con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo, se avergüencen de sus calumnias.»*

Instrucción:
Para muchos en este mundo, no hay esperanza. Sea en cuanto a salir de la pobreza, o de la enfermedad, o tal vez en lugares donde hay guerra. El futuro es bien opaco para mucha gente. Cuando hablamos de ESPERANZA, no estamos hablando de un “Ojalá”.  La esperanza del Cristiano se basa en la FE, la cual es la confianza o seguridad en la Palabra Inspirada de Dios. Trataremos los siguientes Puntos:
(1)    La Pregunta.
(2)    Listos para Responder.
(3)    La Respuesta.

Lección:
1.    La Pregunta. — El Texto que hemos leído se está dirigiendo a aquellos hermanos que bajo persecución son cuestionados sobre sus creencias. Podríamos agregar que: “en un mundo hostil y suspicaz, era inevitable que se llamara al cristiano a defender la fe que confesaba y la esperanza por la que vivía.”¹ El apóstol Pedro les dice a ellos, y a nosotros también, que no teman responder y dar una razón por sus creencias. En esta gran nación, no somos perseguidos con cárcel por nuestras creencias, pero si somos cuestionados regularmente sobre el por qué creemos lo que creemos.

a.    Primeramente, la ESPERANZA del Cristiano es tan real y tan distinta a la de otros, que los no cristianos se asombran y tienen que preguntar.

b.    Segundo, es normal que las personas que lo conocen a uno y ven la conducta de uno, quieran preguntar sobre por qué creemos de esa forma, o por qué no hacemos lo que otros hacen. O por qué hablamos diferente.  Veamos ahora el siguiente punto.

2.    Listos para Responder. — El apóstol Pedro nos dice que estemos listos para responder. Esto quiere decir que debemos saber como responder. Es cierto que una persona que tiene poco tiempo en el Evangelio, pueda pensar que no va a saber responderle a alguien que le pregunte. Entonces, ¿Cómo responder? Toda persona que ha tenido un encuentro con JESUCRISTO, ya no es igual. El apóstol Pablo dice en 2 Corintios 5:17: «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!»

a.    Esto quiere decir que una persona que todavía no conoce mucho la Biblia, puede testificarle a otra de las maravillas que Dios ha hecho en su vida. La vida cambiada es un testimonio del Poder de Dios que ha obrado en nosotros.

b.    Pero en medio de un mundo que se jacta en su conocimiento y sus adelantos, y es hostil al Evangelio, debemos motivarnos a ser como aquellos Judíos de Berea, que cuando Pablo les llevó el Evangelio, decidieron examinar las Escrituras para ver si era cierto. Hechos 17:7-10 dice:

i.    «10 Tan pronto como se hizo de noche, los hermanos enviaron a Pablo y a Silas a Berea, quienes al llegar se dirigieron a la sinagoga de los judíos.11 Éstos eran de sentimientos más nobles que los de Tesalónica, de modo que recibieron el mensaje con toda avidez y todos los días examinaban las Escrituras para ver si era verdad lo que se les anunciaba.12 Muchos de los judíos creyeron, y también un buen número de griegos, incluso mujeres distinguidas y no pocos hombres.»

c.    En las Escrituras encontramos la Verdad del Evangelio. Encontramos la Palabra Inspirada por Dios, y es por esa razón que debemos examinar las Escrituras para estar LISTOS para poder dar una razón de lo que creemos a quien nos pregunte. Veamos ahora nuestro último punto.

3.    La Respuesta. — Comenzamos esta lección con el Texto que nos habla de la Esperanza que hay en nosotros. Una ESPERANZA bien cimentada es buena para todo el tiempo. Es buena en la pobreza. Es buena en la enfermedad. Es buena en la hora de morirse, y cuando enterramos un cuerpo, tenemos Esperanza que un día vamos a resucitar.

a.    ¿En qué se basa nuestra Esperanza? En el regalo de Dios. JESUCRISTO dijo en Juan 5:24:

i.    «Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.»

ii.    Romanos 6:23 dice:

(1)    «Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.»

b.    Una dádiva es un don, es un regalo. La vida eterna es un regalo de Dios para todo aquel que ha entregado su vida a JESUCRISTO y puesto su confianza totalmente en Él. Si es un regalo que Dios me ha dado, entonces es MI ESPERANZA.

c.    Noten que el Texto dice que el que cree en JESUCRISTO “TIENE”, no dice que tendrá Vida Eterna cuando vaya a morir. Tiene VIDA ETERNA quiere decir que aquí mismo en esta Célula, sí hemos entregado nuestra vida al Salvador del mundo, tenemos vida eterna. Hemos pasado de muerte a vida. De condenación, a Vida Eterna.

4.    Resumen.

a.    La Pregunta nos hace pensar en que responder.

b.    Respondemos con esa seguridad que nos da la ESPERANZA en el regalo de Dios a todo aquel que ha entregado su vida y cree en el Salvador del mundo, y esa Esperanza es: La Vida Eterna.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a)” de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 995, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Junio, 2007.