Comprometidos con Cristo

Por: pastor Daniel Brito

Título: Comprometidos con Cristo

Texto: Mateo 28:19:
«Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.»*

Introducción:
En esta noche seguimos a lo que estuvimos tratando en el tema de la Salvación hace poco, y lo continuamos con el tema del Bautismo en Agua. Trataremos los siguientes temas:

(1) Después de Creer.
(2) Después del Arrepentimiento.
(3) Muertos al Pecado.
(4) Un Compromiso.
(5) Una Pregunta.

Lección:

1. Después de Creer. — (Hechos 16:29-33) «El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas.30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron. 32 Luego les expusieron la palabra de Dios a él y a todos los demás que estaban en su casa.33 A esas horas de la noche, el carcelero se los llevó y les lavó las heridas; en seguida fueron bautizados él y toda su familia.» El tema del Bautismo en agua, es uno que ha traído confusión a muchos. Algunos piensan que es un tema que no es de importancia. Pero veamos lo que la Palabra de Dios dice sobre este tema:

a. Lo primero es CREER. Nadie puede ser salvo si no haya creído antes que JESUCRISTO es el Hijo de Dios y Su Salvador.

b. Notemos la pregunta del carcelero: “Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo?”

c. Y noten la respuesta del apóstol Pablo: “Cree en el Señor Jesús.”

i. Pero CREER no es solamente asentir con la cabeza: Creer en JESUCRISTO es confiarle la vida de uno a Él, es una entrega, es someterse a Su Voluntad.

ii. CREER es el primer paso para la conversión, y en este ejemplo del carcelero, podemos notar el cambio instantáneo que hubo en él. Lavó las heridas de ellos, y los llevó a su casa donde entonces fue Bautizado en agua.

iii. Noten que fue Bautizado en agua DESPUÉS de CREER.

iv. El Bautismo no es un mero rito; es un COMPROMISO.

v. El Bautismo no se hace porque otros le dicen a uno; hay que CREER primeramente.

vi. Sigamos al segundo punto.

2. Después del Arrepentimiento. — (Hechos 2:37-38) «Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos hacer? 38 — Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.» En este punto, pasamos al tema del ARREPENTIMIENTO, que ya lo hemos tratado en varias ocasiones, pero que nunca podemos de cansarnos de mencionarlo. En el primer punto se Bautizaron DESPUÉS de haber creído. Ahora en este caso, se Bautizan DESPUÉS de ARREPENTIRSE de sus pecados. Veamos algunas cosas sobre esto:

a. La gente que han estado escuchando a los apóstoles Predicarles, se sintieron conmovidos, y eso hace que pregunten: “Hermanos, ¿qué debemos hacer.”

b. La respuesta del apóstol Pedro es sencilla y es: “Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados.”

i. Noten que esa respuesta envuelve una DECISIÓN de la voluntad humana, porque la persona tiene que decidir ARREPENTIRSE.

c. ¿Qué quiere decir arrepentirse? Es un cambio de PENSAMIENTO, como ejemplo: el que iba para el norte, ahora va a ir para el sur.

i. El ARREPENTIMIENTO supone un cambio de pensamiento y de acción.

ii. Quiere decir que el ARREPENTIDO(A) actúa diferente, porque ha habido un CAMBIO en su vida.

d. En este ejemplo que hemos leído, la gente se ARREPIENTE, para entonces BAUTIZARSE en agua.

i. Noten que lo primero a sido CREER, y lo segundo ha sido ARREPENTIRSE, antes de BAUTIZARSE, porque son decisiones de la VOLUNTAD humana que se tienen que hacer antes de Bautizarse.

ii. Sigamos con nuestro tercer punto.

3. Muertos al Pecado. — (Romanos 6:1-7) «¿Qué concluiremos? ¿Vamos a persistir en el pecado, para que la gracia abunde?2 ¡De ninguna manera! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él?3 ¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte?4 Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. 5 En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección.6 Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado;7 porque el que muere queda liberado del pecado.» — Veamos algunas cosas sobre lo que el Bautismo es:

a. En primer lugar, el Bautismo en agua tiene un simbolismo de lo que es, y es que al sumergir a la persona que se Bautiza, se está anunciando que ha muerto con Cristo, y ha muerto al pecado, y al salir del agua, ha resucitado con Cristo a una nueva vida.

i. Por eso decimos otra vez que el Bautismo en agua sigue a la FE, al ARREPENTIMIENTO, y a lo que estuvimos hablando sobre el NUEVO NACIMIENTO y la JUSTIFICACIÓN por la Fe en JESUCRISTO.

b. Y en segundo lugar, eso quiere decir que el Bautismo es una decisión como ya hemos dicho, de la VOLUNTAD humana, que se tiene que hacer INDIVIDUALMENTE.

i. Sigamos a nuestro siguiente punto.

4. El Bautismo es también un COMPROMISO. —Si preguntamos: ¿Un compromiso con quien? Un COMPROMISO con JESUCRISTO.

a. El Bautismo en agua es la decisión tomada por la persona que ha experimentado la CONVERSIÓN, y decide Bautizarse para decirle a la gente que ha muerto al pecado, y que ha resucitado a una nueva vida.

b. El TEXTO que hemos leído que dice que hemos muerto al pecado, no quiere decir que se alcanza la perfección, sino que se ha MUERTO a la ESCLAVITUD del pecado. Juan 8:36 dice:

i. «Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.»

c. El Bautismo en agua es una confesión de OBEDIENCIA a JESUCRISTO. Veamos Romanos 6:11-14:

i. «De la misma manera, también ustedes considérense muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.12 Por lo tanto, no permitan ustedes que el pecado reine en su cuerpo mortal, ni obedezcan a sus malos deseos.13 No ofrezcan los miembros de su cuerpo al pecado como instrumentos de injusticia; al contrario, ofrézcanse más bien a Dios como quienes han vuelto de la muerte a la vida, presentando los miembros de su cuerpo como instrumentos de justicia.14 Así el pecado no tendrá dominio sobre ustedes, porque ya no están bajo la ley sino bajo la gracia.»

ii. Así como Cristo JESÚS Resucitó de entre los muertos, así nosotros hemos resucitado con Cristo a una nueva vida.

iii. De ahí el COMPROMISO con JESUCRISTO, por lo cual PROFESAMOS FIDELIDAD Y OBEDIENCIA, a nuestro SALVADOR.

iv. Y ahora, concluimos con nuestro último punto.

5. Una Pregunta. — Después de haber expuesto el tema de lo que el Bautismo en agua es, habría que preguntar, ¿han hecho la decisión de COMPROMETERSE con JESUCRISTO?

a. No solamente recibimos el llamado a COMPROMETERNOS con JESUCRISTO, sino que también recibimos el llamado a ser DISCIPULADOS y a DISCIPULAR a otros, como nos dice el TEXTO que comenzamos leyendo esta noche: “enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes.”

b. La vida del Cristiano es una de OBEDIENCIA Y COMPROMISO con JESUCRISTO, el DADOR de la VIDA Eterna.

Conclusión:
Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Noviembre, 2008.

Justificados por la Fe

Por: pastor Daniel Brito

Título: Justificados por la Fe

Texto: Romanos 5:1-11:
«En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.2 También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.3 Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia;4 la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.
6 A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados.7 Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena.8 Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.
9 Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios!10 Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida!11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación.»*

Introducción:
En esta noche seguimos con nuestro tema sobre la Salvación. Ahora estaremos hablando sobre el tema tan importante de ser DECLARADOS JUSTOS por Dios, y aprender qué quiere decir eso. Trataremos los siguientes temas:

(1)    Lo que Justificación es.
(2)    Por Medio de JESUCRISTO.
(3)    La Prueba del Amor de Dios.
(4)    Por la Fe solamente.

Lección:

1.    Lo que Justificación es. — La semana pasada estuvimos hablando sobre el Nuevo Nacimiento que nos muestra el cambio interno que ocurre en una persona cuando ha venido a los Pies de JESUCRISTO para ser salvo. Ahora continuamos con el aspecto que tiene que ver con la POSICIÓN del creyente, y es su CONDICIÓN.

a.    Todos los seres humanos somos pecadores, eso como ya hemos dicho, lo hemos heredado de nuestros padres Adán y Eva. En Romanos 3:23 dice:

i.    «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.»

b.    Es en esa condición de pecado, que al venir a los Pies de JESUCRISTO para ser salvo, Él cambia nuestra condición de CULPABLE, a PERDONADO.

c.    Ahora seguimos con nuestro segundo punto.

2.    Por Medio de JESUCRISTO. — Es solamente a través del Sacrificio en la cruz por nuestro Salvador, que somos declarados Justos, sin merecerlo. Veamos algunas cosas sobre esto:

a.    Tenemos Paz con Dios. – Eso es porque el pecado nos ha hecho CULPABLE, y es por eso que toda persona necesita encontrar esa Paz con Dios que solamente JESUCRISTO nos puede dar. “Lo que nos pone en guerra con Dios es el pecado…La justificación retira la culpabilidad del pecado y, quitado este obstáculo, sobreviene la paz.”¹

b.    Martín Lutero en su comentario a Romanos dice así:

i.    “Los hombres en su errado pensar ponen las cosas al revés: buscan la paz antes que la justicia; por esto es que no la hallan.  Con estas palabras, el apóstol nos presenta por lo tanto una antítesis muy llamativa: El justo tiene paz en su relación con Dios, pero aflicción en su relación con el mundo, porque vive en el Espíritu.  El injusto tiene paz en su relación con el mundo, pero aflicción y tribulación en su relación con Dios, porque vive en la carne.  Pero así como el Espíritu es eterno, serán eternas también la paz del justo y la tribulación del injusto.”²

c.    No hay nada más importante para una persona que el tener Paz con DIOS. Uno puede tener todo tipo de éxito en la vida, pero si no se está en Paz con Dios, de nada vale todo el éxito que uno tenga. Veamos algunas cosas sobre esto.

i.    Toda persona tiene algo que no quiere que otros sepan, y eso es porque todo ser humano lleva algún tipo de CULPA en su consciencia.

ii.    El pasado de uno no se puede cambiar por más que uno quiera.

iii.    Es ahí que donde uno puede ser hallado culpable por los hombres, y al mismo tiempo, encontrar que la CULPA es quitada por el Poder de JESUCRISTO.

d.    Es por eso que donde ha habido un arrepentimiento genuino mediante la Fe en JESUCRISTO, la CULPA del pecado que aflige la conciencia es quitada del TODO.

i.    Por eso podemos decir como decía el Himno Antiguo: Mi Culpa Él llevó.

e.    Lo más importante en esta vida es el Ser Reconciliados con Dios, y pasar de estar en enemistad con Dios, a estar en PAZ con Dios.

f.    Sigamos con nuestro tercer punto.

3.    La Prueba del Amor de Dios. — Lo más importante del Texto que hemos estado leyendo es: «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.»

a.    JESUCRISTO no vino a morir por justos, porque no hay ni uno solo. CRISTO murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores.  Es en esa condición del ser humano, que JESUCRISTO fue a la cruz para morir por TODOS los pecadores.

b.    No es en las palabras, que una persona prueba su afecto o amor hacia otra persona, sino en como demuestra ese amor. Las palabras pueden ser muchas, y los hechos pocos, en la forma que muchos declaran su amor hacia otros.

i.    Pero es muy diferente con DIOS, quien hace las cosas con PRUEBAS convincentes de Su Amor hacia nosotros.

ii.    No hay mejor prueba del Amor de Dios que el Sacrificio en la Cruz por medio de nuestro SALVADOR.

iii.    Ahora seguimos a nuestro último punto.

4.    Por la Fe solamente. — Hemos establecido ya que no hay ni un solo justo; todos somos pecadores. Siendo que JESUCRISTO murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores, entonces el ser humano no MERECE nada. DIOS lo ha Demostrado por Su Amor hacia la humanidad.

a.    Nuestro Texto de esta noche comienza así: «En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe.»

i.    Lo primero que Dios requiere del ser humano es que CREA que JESUCRISTO es el Hijo de Dios, y lo segundo es que se arrepienta de sus pecados.

b.    El hecho de que sea mediante la FE en JESUCRISTO es que no se puede HACER nada, ni PAGAR con nada el ser Justificados por Dios, porque DIOS lo ha hecho por GRACIA.

i.    Eso quiere decir que NADIE merece la SALVACIÓN, porque TODOS pecaron.

ii.    La Salvación es un regalo de Dios que no tiene precio, y que nadie puede pagar por sus propios esfuerzos.

iii.    Por eso es SOLAMENTE mediante la FE en JESUCRISTO.

c.    Y por último, tampoco puede ser por obras porque entonces el ser humano se gloriaría en sus propios esfuerzo. Efesios 2:8-9 dice:

i.    «Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios,9 no por obras, para que nadie se jacte.»

Conclusión:
La Justificación por medio de la Fe en JESUCRISTO, nos habla del llamado que JESUCRISTO nos hace a todos, de Reconciliarnos con Dios, y ser transformados de la muerte espiritual, a la Vida Eterna. Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1. Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1577, editorial CLIE.

2. Martin Lutero, Comentario de Romanos, p. 196, editorial CLIE.

**Este sermón fue predicado en Octubre, 2008.

La esperanza que hay en nosotros

Por: pastor Daniel Brito
Título: La esperanza que hay en nosotros

Texto: 1 Pedro 3:15-16:    «Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.16 Pero háganlo con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo, se avergüencen de sus calumnias.»*

Instrucción:
Para muchos en este mundo, no hay esperanza. Sea en cuanto a salir de la pobreza, o de la enfermedad, o tal vez en lugares donde hay guerra. El futuro es bien opaco para mucha gente. Cuando hablamos de ESPERANZA, no estamos hablando de un “Ojalá”.  La esperanza del Cristiano se basa en la FE, la cual es la confianza o seguridad en la Palabra Inspirada de Dios. Trataremos los siguientes Puntos:
(1)    La Pregunta.
(2)    Listos para Responder.
(3)    La Respuesta.

Lección:
1.    La Pregunta. — El Texto que hemos leído se está dirigiendo a aquellos hermanos que bajo persecución son cuestionados sobre sus creencias. Podríamos agregar que: “en un mundo hostil y suspicaz, era inevitable que se llamara al cristiano a defender la fe que confesaba y la esperanza por la que vivía.”¹ El apóstol Pedro les dice a ellos, y a nosotros también, que no teman responder y dar una razón por sus creencias. En esta gran nación, no somos perseguidos con cárcel por nuestras creencias, pero si somos cuestionados regularmente sobre el por qué creemos lo que creemos.

a.    Primeramente, la ESPERANZA del Cristiano es tan real y tan distinta a la de otros, que los no cristianos se asombran y tienen que preguntar.

b.    Segundo, es normal que las personas que lo conocen a uno y ven la conducta de uno, quieran preguntar sobre por qué creemos de esa forma, o por qué no hacemos lo que otros hacen. O por qué hablamos diferente.  Veamos ahora el siguiente punto.

2.    Listos para Responder. — El apóstol Pedro nos dice que estemos listos para responder. Esto quiere decir que debemos saber como responder. Es cierto que una persona que tiene poco tiempo en el Evangelio, pueda pensar que no va a saber responderle a alguien que le pregunte. Entonces, ¿Cómo responder? Toda persona que ha tenido un encuentro con JESUCRISTO, ya no es igual. El apóstol Pablo dice en 2 Corintios 5:17: «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!»

a.    Esto quiere decir que una persona que todavía no conoce mucho la Biblia, puede testificarle a otra de las maravillas que Dios ha hecho en su vida. La vida cambiada es un testimonio del Poder de Dios que ha obrado en nosotros.

b.    Pero en medio de un mundo que se jacta en su conocimiento y sus adelantos, y es hostil al Evangelio, debemos motivarnos a ser como aquellos Judíos de Berea, que cuando Pablo les llevó el Evangelio, decidieron examinar las Escrituras para ver si era cierto. Hechos 17:7-10 dice:

i.    «10 Tan pronto como se hizo de noche, los hermanos enviaron a Pablo y a Silas a Berea, quienes al llegar se dirigieron a la sinagoga de los judíos.11 Éstos eran de sentimientos más nobles que los de Tesalónica, de modo que recibieron el mensaje con toda avidez y todos los días examinaban las Escrituras para ver si era verdad lo que se les anunciaba.12 Muchos de los judíos creyeron, y también un buen número de griegos, incluso mujeres distinguidas y no pocos hombres.»

c.    En las Escrituras encontramos la Verdad del Evangelio. Encontramos la Palabra Inspirada por Dios, y es por esa razón que debemos examinar las Escrituras para estar LISTOS para poder dar una razón de lo que creemos a quien nos pregunte. Veamos ahora nuestro último punto.

3.    La Respuesta. — Comenzamos esta lección con el Texto que nos habla de la Esperanza que hay en nosotros. Una ESPERANZA bien cimentada es buena para todo el tiempo. Es buena en la pobreza. Es buena en la enfermedad. Es buena en la hora de morirse, y cuando enterramos un cuerpo, tenemos Esperanza que un día vamos a resucitar.

a.    ¿En qué se basa nuestra Esperanza? En el regalo de Dios. JESUCRISTO dijo en Juan 5:24:

i.    «Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.»

ii.    Romanos 6:23 dice:

(1)    «Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.»

b.    Una dádiva es un don, es un regalo. La vida eterna es un regalo de Dios para todo aquel que ha entregado su vida a JESUCRISTO y puesto su confianza totalmente en Él. Si es un regalo que Dios me ha dado, entonces es MI ESPERANZA.

c.    Noten que el Texto dice que el que cree en JESUCRISTO “TIENE”, no dice que tendrá Vida Eterna cuando vaya a morir. Tiene VIDA ETERNA quiere decir que aquí mismo en esta Célula, sí hemos entregado nuestra vida al Salvador del mundo, tenemos vida eterna. Hemos pasado de muerte a vida. De condenación, a Vida Eterna.

4.    Resumen.

a.    La Pregunta nos hace pensar en que responder.

b.    Respondemos con esa seguridad que nos da la ESPERANZA en el regalo de Dios a todo aquel que ha entregado su vida y cree en el Salvador del mundo, y esa Esperanza es: La Vida Eterna.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a)” de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 995, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Junio, 2007.