La Paz de DIOS

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: La Paz de DIOS

TEXTO: Filipenses 4:1-3

«Por lo tanto, queridos hermanos míos, a quienes amo y extraño mucho, ustedes que son mi alegría y mi corona, manténganse así firmes en el Señor. Ruego a Evodia y también a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor. Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres que han luchado a mi lado en la obra del evangelio, junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.»

TEMA: Estudiando la Epístola a los Filipenses (parte 7)

INTRODUCCIÓN

El texto de este capítulo 4 de Filipenses, es uno que he predicado en varias ocasiones. El capítulo incluye varios temas que son muy importante para nuestro diario vivir. El Tema de la PAZ DE DIOS es el antídoto para la PREOCUPACIÓN y la ANSIEDAD. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN

  1. Trasfondo. Una vez más debemos recordar que el apóstol Pablo estaba preso al escribir nuestra Epístola. Así que la Epístola del GOZO fue redactada por Inspiración del ESPÍRITU SANTO mientras Pablo estaba encadenado a un soldado Romano las 24 horas del día.

    1. En estos días donde escuchamos de persecución de Cristianos en diferentes partes del mundo, pero también de la manera en que el Cristianismo sigue declinando en este país, mientras que el antagonismo en contra de los Cristianos aumenta.

    1. En medio de todo eso, ¡EL GOZO DEL SEÑOR ES NUESTRA FORTALEZA!

  1. Mirando al futuro. (v. 1) «Por lo tanto, queridos hermanos míos, a quienes amo y extraño mucho, ustedes que son mi alegría y mi corona, manténganse así firmes en el Señor.»

    1. La iglesia de los Filipenses era muy querida para el apóstol Pablo. No solamente los amaba en el SEÑOR, sino que también los extrañaba. Él deseaba poder estar con ellos.

    1. Pablo les llama «mi corona», o como dice Dios Habla Hoy: «premio.»

      1. Aquí no se está refiriendo a la corona de diademas que usaban los reyes, sino a la que era de hojas de árbol, y se las otorgaban a los ganadores en los juegos Olímpicos, y es usada de una manera metafórica 18 veces en el Nuevo Testamento, en su mayoría para referirse a la recompensa eterna de los fieles (1 Cor. 9:25; 2 Tim. 4:8; 1 Pedro 5:4).i

    1. Nótese que los Filipenses no son la corona actual, sino que eran los frutos de la obra de Pablo lo cual lo calificaba a él para recibir la corona.

      1. Pablo estaba mirando hacia el futuro cuando los Redimidos por la Sangra de JESUCRISTO estarán presente en el Tribunal de CRISTO para recibir recompensas y para rendir cuentas delante de nuestro SALVADOR (Romanos 14:10; 2 Corintios 5:10).

  1. Dos mujeres. (vv. 2-3) «Ruego a Evodia y también a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor. Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres que han luchado a mi lado en la obra del evangelio, junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.»

    1. Al final de la Epístola, el apóstol Pablo hace notar que había cierto problema entre dos mujeres prominentes en la iglesia de los Filipenses.

    1. Probablemente estas mujeres eran DIACONISAS y tal vez cada una de ella asistía a la iglesia en una casa diferentes. Recordemos que las iglesias en aquellos tiempos se reunían en casas.

      1. Estas mujeres eran miembros importantes de esta iglesia, pues Pablo las menciona por nombre.

      1. Parece que la disensión que existía entre ellas, estaba siendo mal ejemplo.

    1. Parece ser que estas mujeres habían sido fundadoras de la iglesia de los Filipenses, y habían trabajado al lado del apóstol Pablo como dice en el v. 3:

      1. «Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres que han luchado a mi lado en la obra del evangelio, junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.»

    1. Estas dos hermanas parecen que habían tenido cierto problema entre ellas y tal vez por esa razón la estabilidad de esta iglesia local estaba siendo estremecida. No sabemos cuál era el problema que tenían, pero Pablo les implora que “Vivan en armonía en el Señor”.

      1. El problema de ellas no podía haber sido doctrinal, porque el apóstol Pablo las hubiera corregido de una manera diferente.

      1. El problema parece haber sido que no estaban de acuerdo en algo. Y eso había producido cierto problema.

      1. Aunque algunos comentaristas, entre ellos William Menzies, creen que esas mujeres seguramente que no se hablaban.ii

    1. Este Texto es de mucha ayuda para todos los cristianos, porque en toda congregación existen las diferencias, y algunas diferencias terminan en enemistad, que llega a poner a PRUEBA la CONDUCTA Cristiana.

  1. Escritos en el LIBRO DE LA VIDA. (v. 3) «Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres que han luchado a mi lado en la obra del evangelio, junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.»

    1. Sobre el compañero fiel (v. 3), ¿quién era este individuo? En realidad, nosotros no sabemos porque Pablo no menciona su nombre, aunque existen varias teorías.

      1. Algunos piensan que era Lucas.

      1. Timoteo.

      1. Epafrodito.

      1. Otros que era la esposa de Pablo. Esta creencia era aprobada por Clemente de Alejandría (segundo siglo), y defendida por Erasmo (siglo 16).

    1. Nótese que Pablo menciona a Evodia y Síntique como que lucharon al lado de Clemente y otros colaboradores de Pablo. La mención de Clemente es porque era bien conocido para dicha iglesia.

      1. Eso quiere decir que esas mujeres eran bien conocidas por Pablo.

    1. Cuyos nombres están escritos en el LIBRO DE LA VIDA. Algunos piensan que Pablo se refiere a hermanos en Cristo que ya habían partido para estar con el SEÑOR. Pero recordemos que en otros lugares en el NT se usa para los que están vivos. Como ejemplo, Lucas 10:20:

      1. «Sin embargo, no se alegren de que puedan someter a los espíritus, sino alégrense de que sus nombres están escritos en el cielo.»

  1. ¡Alégrense en el SEÑOR! (Filipenses 4:4-5) «Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense! Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.»

    1. Recordamos una vez más que el apóstol Pablo estaba preso mientras escribía esta Epístola, pero también debemos notar que cuando Pablo y Silas fundaron la Iglesia de Filipos, fue bajo circunstancias adversas.

      1. Pablo reprendió el demonio que poseía y hacia que una esclava adivinara. De esa manera la esclava ya no podía adivinar (Hechos 16:22-31).

        1. «Entonces la multitud se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron que les arrancaran la ropa y los azotaran. 23 Después de darles muchos golpes, los echaron en la cárcel, y ordenaron al carcelero que los custodiara con la mayor seguridad. 24 Al recibir tal orden, éste los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo. 25 A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban. 26 De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas. 27 El carcelero despertó y, al ver las puertas de la cárcel de par en par, sacó la espada y estuvo a punto de matarse, porque pensaba que los presos se habían escapado. Pero Pablo le gritó: 28 —¡No te hagas ningún daño! ¡Todos estamos aquí! 29 El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. 30 Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? 31 —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.»

      1. Pablo y Silas fueron azotados, y puestos en el interior de la cárcel, y sujetos sus pies en el cepo. Estaban en una condición pésima y dolorosa.

      1. Sin embargo, noten que, a media noche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar HIMNOS A DIOS.

    1. Así que podemos estar seguros que el apóstol Pablo había experimentado tener GOZO aun en las circunstancias adversas.

    1. Que su amabilidad, bondad o gentileza sea conocida por todos (v.5).

      1. Esto dice mucho sobre la CONDUCTA o la manera que tratamos a los demás. (Filipenses 2:4)

  1. Por nada estén afanosos (o no se preocupen por nada). (vv. 5-7) «Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.»

    1. Sería imposible no preocuparse, al igual de regocijarse siempre, si el evangelio no ofreciera constantemente los medios y los remedios. Mateo 6:25:

      1. «Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?»

    1. La paz de DIOS (vv. 7), otro beneficio de la oración y la acción de gracias, opuestas a la inquietud. La paz de DIOS sobrepasa todo entendimiento.

      1. Uno puede estar en tribulación, y estar gozando de la paz de DIOS.

        1. (Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»

    1. Nótese la importancia de la oración para el cristiano; es algo que no debemos descuidar. En realidad, debemos orar TODO EL TIEMPO; eso es porque debemos estar siempre en comunión con el SEÑOR.

      1. (1 Tesalonicenses 5:17) «oren sin cesar»

      1. (1 Pedro 5:7) «Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.»

      1. Recordando que DIOS contesta nuestras oraciones según su Santa Voluntad.

        1. (1 Juan 5:14-15) «Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.»

  1. Lo que debemos considerar para pensar en ello. (Filipenses 4:8-9) «Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes.»

    1. Es muy claro que el mantener la mente ocupada en cosas que edifican, sea en la lectura, la televisión, computadoras, conversaciones, etcétera, es esencial para una buena salud espiritual y emocional.

    1. William Menzies dice: «En la actualidad, hay quienes están muy preocupados con su dieta, y tienen mucha razón. Nuestro bienestar físico y el mental no sólo están íntimamente relacionados, sino que también nuestro ser entero se ve afectado por aspectos físicos de la vida tales como la dieta y el ejercicio. Sin embargo, lo que no siempre se considera de la misma manera es el hecho de que aquello con que “alimentamos” nuestra mente ejerce también una poderosa impresión sobre nuestro ser entero; cuerpo, alma y espíritu. Mucho antes que la psiquiatría y la psicología modernas, Pablo comprendió la importancia de una mente sana.»iii

      1. (Proverbios 15:26) «El Señor aborrece los planes de los malvados,
            pero le agradan las palabras puras.»

      1. Es decir, pensamientos de hacer daño a otros.iv Donde hay planes, hay pensamientos.

    1. La pregunta aquí para todos es: ¿EN QUÉ ESTÁS PENSANDO? Pongamos cuidado a lo que dejamos entrar en nuestra mente.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Hellerman, Joseph H.. Philippians (Exegetical Guide to the Greek New Testament) (Kindle Locations 7426-7431). B&H Publishing Group. Kindle Edition.

ii William Menzies, Filipenses, la Epístola del Gozo, p. 132, Editorial VIDA (1983).

iii Ibid. p. 142.

iv Biblia de Estudio, la Biblia de las Américas, p. 859, The Lockman Foundation.

El Fruto de la Paz

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: El Fruto de la Paz

TEXTOS:

(Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»

(Gálatas 5:22-23) «En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.»

INTRODUCCIÓN:

En esta noche estamos retomando una vez más el tema de los FRUTOS DEL ESPÍRITU. Ahora nos toca el FRUTO DE LA PAZ. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Paz Sobrenatural

  3. La Paz es la Seguridad interna que estamos RECONCILIADOS con DIOS

  4. La Paz de DIOS cuida nuestros corazones

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. Faltaban solamente horas para que el SEÑOR JESÚS fuera a la Cruz del Calvario a morir por nuestros pecados. Sus discípulos no entendían todavía lo que estaba ocurriendo y el miedo y la ansiedad había comenzado a tomar control de sus vidas. Así el SEÑOR los conforta con estas Palabras de PAZ que tanto ellos necesitaban escuchar.

  1. Paz Sobrenatural. (Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»

    1. John MacArthur dice que los historiadores han calculado que en los 3,500 años anteriores, el mundo ha visto menos de 300 años de paz. También ha sido estimado que en los últimos cinco y medio de milenios, más de 8,000 tratados de paz han sido rotos o violados, y más de 14,000 guerras han sido peleadas con un total combinado de cuatro billones de muertos y heridos.i

      1. En el tiempo en que nosotros hemos vivido aquí en la tierra, creo que todos hemos sido testigos de la devastación que una guerra genera sobre pueblos enteros.

      1. Pero también somos testigos de la violencia en nuestras ciudades.

    1. Pero la violencia no es lo único que quita la PAZ, ya que las enfermedades, la situación económica y para muchos, el problema de inmigración, para mencionar algunos, son causas reales de ansiedad y temor.

    1. Es importante notar que la PAZ expresada en nuestro Texto, no proviene del ser humano, ni de ninguna condición, o de algún sistema político, sino SOLAMENTE de DIOS.

      1. Así que la RESPUESTA está en las Palabras de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, y es que la PAZ como ya hemos dicho, no proviene de seres humanos, sino del mismo DIOS. Es por eso que es SOBRENATURAL y es un FRUTO DEL ESPÍRITU, como nuestro Texto en Gálatas 5:22-23 dice.

  1. La Paz es la Seguridad interna que estamos RECONCILIADOS con DIOS. (Romanos 5:1) «En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.»

    1. La JUSTIFICACIÓN, es lo que DIOS hace por el pecador cuando recibe a JESUCRISTO como Salvador de su vida. Eso quiere decir que sus pecados pasados son borrados y aunque el pecador es CULPABLE delante de DIOS, es declarado JUSTO sin merecerlo.

      1. Eso quiere decir que el pecador pasa de muerte a vida como dijo el SEÑOR JESÚS en Juan 5:24:

        1. «Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.»

        1. También dice Romanos 8:1:

          1. «Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús

    1. Es por eso que el pecador REGENERADO, tiene PAZ con DIOS. Y si ahora tiene PAZ con DIOS, quiere decir que antes estaba enemistado con DIOS. Pero por medio de la Obra Redentora de JESUCRISTO, el creyente es RECONCILIADO con DIOS y JUSTIFICADO.

  1. La Paz de DIOS cuida nuestros corazones. (Filipenses 4:6-7) «No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.»

    1. El tema de la Epístola a los Filipenses es uno de GOZO o ALEGRÍA, aun cuando el apóstol Pablo estaba escribiendo mientras estaba preso en el Pretorio de Roma esperando comparecer delante del emperador sin saber si eso sería para vida o muerte.

      1. Así también los Cristianos Filipenses estaban sufriendo en manos de un mundo hostil. Habían falsos maestros que buscaban seducirlos a seguir a un falso evangelio.

      1. También los Cristianos Filipenses sabían muy lo que resultaba para ellos seguir a JESUCRISTO y dejar a los falsos dioses que antes ellos servían. Era en muchas maneras la razón para ser perseguidos en el trabajo y aun con seres queridos que ahora los acosaban por no seguir a los falsos dioses.

    1. Pero aun así el apóstol Pablo les dice que no se INQUIETEN por nada. Habiendo hablado sobre las cosas que QUITAN la PAZ en la vida del creyente, debemos notar que en medio de la necesidad o aflicción, encontramos que debemos buscar a DIOS en oración, presentando nuestras peticiones a DIOS.

      1. Noten que el creyente debe depender totalmente de DIOS. Así la oración es el medio de mostrarle a DIOS que necesitamos Su ayuda y como hemos dicho, DEPENDEMOS TOTALMENTE de ÉL.

    1. Noten que el apóstol Pablo agrega que en nuestras oraciones, debemos ser AGRADECIDOS.

      1. Eso es porque el AGRADECIMIENTO es la manera de expresar nuestra apreciación por lo que DIOS ha hecho por nosotros, y expresa nuestra FE de lo que esperamos cuando oramos.

      1. Esa oración no solamente recibe respuestas a las preocupaciones que generaron la ansiedad o temor, sino que en el interior, TENEMOS PAZ CON DIOS.

    1. Para concluir, debemos notar que la PAZ DE DIOS, es la PAZ que SOBREPASA todo entendimiento. Es decir, el ser humano que no tiene a DIOS en su vida, NO puede entender esa PAZ, ya que solamente se puede obtener por medio de la RECONCILIACIÓN CON DIOS. O sea, el Nuevo Nacimiento.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary, John 12 – 21, Chicago: Moody Publishers, 2008, Kindle location 12550.

Estudios en Romanos: Paz con Dios

Por: pastor Daniel Brito

TITULO: Estudios en Romanos: Paz con Dios

TEXTO: Romanos 5:1-11

«En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.2 También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos *regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.3 Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia;4 la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.

6 A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados.7 Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena.8 Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

9 Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios!10 Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida!11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación.»

INTRODUCCIÓN:

En esta noche quiero seguir el estudio a la Epístola a los Romanos. Nos toca seguir el tema de la Justificación por la Fe solamente. Ahora, el apóstol Pablo continúa después de haber aclarado como Abraham había sido Justificado, mucho antes que la Ley de Moisés fuera dada. De ahí el comienzo de este capítulo con “En consecuencia”, en la NVI, y “Por tanto”, de la Biblia de las Américas, que sigue con los resultados de la Justificación por la Fe solamente.

Lección:

1.         Paz Con Dios. – Es muy claro que el apóstol Pablo ha estado tratando el problema del pecado en los primeros cuatro capítulos, y nos dice que: «Ya hemos demostrado que tanto los judíos como los gentiles están bajo el pecado.» (Romanos 3:9b).

a.         Es el pecado el que ha puesto enemistad entre el hombre y Dios. Veamos lo que dice Isaías 59:1-2:

i.          «La mano del Señor no es corta para salvar, ni es sordo su oído para oír. 2 Son las iniquidades de ustedes  las que los separan de su Dios. Son estos pecados los que lo llevan a ocultar su rostro para no escuchar.»

b.         Es por eso que por medio del Sacrificio de nuestro Salvador en la Cruz del Calvario, hemos sido Justificados por Fe. Veamos algunas cosas:

i.          Cuando dos naciones van a la guerra y una de ellas gana, se hace un acuerdo de paz. Es el ganador de la guerra quien pone las condiciones de la paz.

ii.         Es por eso que habiendo sido Justificados por JESUCRISTO, pasamos de una condición enemistados con Dios, a una en la que recibimos la Justificación. Pero eso es bajo las CONDICIONES que nuestro SEÑOR ha puesto.

c.         La Paz con Dios no se puede ganar por los logros propios de una persona. Por eso hay tantos ricos que no tienen paz. Es la culpabilidad que el ser humano tiene por causa del pecado, la que necesita ser quitada, y eso es solamente por medio de la Justificación. “La justificación retira la culpabilidad del pecado y, quitado este obstáculo, sobreviene la paz.”[1]

d.         JESUCRISTO les dijo a Sus discípulos antes de ir a la Cruz, que Él les dejaba Su Paz.

i.          (Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo.»

ii.         Con esto todos podemos estar de acuerdo que el mundo solamente puede dar una paz que es FALSA, porque es temporal. La paz en el mundo se logra por etapas momentáneas, pero se pierde bien fácil.

2.         Por Medio de JESUCRISTO. – Notemos que TODO gira alrededor de la Obra de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Es por medio de la Obra Propiciatoria de JESUCRISTO, que tenemos entrada a esta GRACIA tan hermosa. Veamos algunas cosas:

a.         Primeramente recibimos la PAZ que solamente Dios puede dar, a través de JESUCRISTO. Eso es uno de los resultados de la JUSTIFICACIÓN.

b.         En segundo lugar, teniendo entrada a esta Gracia, tenemos entrada al lugar Santísimo.

i.          (Hebreos 4:16) «Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.»

ii.         De ahí que nosotros tenemos entrada al Padre, por medio de JESUCRISTO, sin necesidad de ningún mediador, porque JESUCRISTO es el MEDIADOR.

c.         En tercer lugar, tenemos una ESPERANZA de la Gloria de Dios, o sea, en compartir la Gloria de Dios. Eso es lo que le espera al creyente cuando pase a estar con El SEÑOR.

3.         Nos gloriamos en las tribulaciones. – (versos 3-5) «Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia;4 la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.»

a.         De la Esperanza en la Gloria de Dios que esperamos tener, el apóstol salta a las tribulaciones que tenemos que pasar en esta tierra. Pudiendo ver que aunque estemos sufriendo, estamos en Paz con Dios. Los sufrimientos en la tierra, sea por cualquier razón, aún si es por persecución por estar en el Evangelio, lo que hace es fortalecer el carácter del creyente, en la confianza que tenemos en Cristo JESÚS.

i.          (Santiago 1:2-4) «Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas,3 pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia.4 Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada.»

b.         Aunque hay muchos que se separan del Evangelio cuando sufren adversidad, eso debe servir como un aviso de que esos probablemente no estaban verdaderamente en el Evangelio.

i.          Las pruebas no están para separarlo a uno de Dios, sino que es en las pruebas cuando más necesitamos de la ayuda de Dios, y más nos acercamos a Dios.

4.         Dios demuestra Su Amor hacia nosotros. – (versos 6-11) «A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados.7 Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena.8 Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios!10 Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida!11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación.»

a.         Una vez más el apóstol recalca la Gracia y el Amor de Dios hacia el ser humano, mostrando como es que JESUCRISTO dio Su Vida por nosotros, cuando aún éramos pecadores.

i.          JESUCRISTO no vino a dar Su vida por los buenos, porque NO HAY BUENOS. (Romanos 3:23) «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.»

ii.         JESUCRISTO no vino a morir por los poderosos, porque regresamos otra vez a que TODOS HAN PECADO.

iii.        JESUCRISTO vino a dar Su Vida por LOS PECADORES.

b.         Puede ser que alguien de su vida por otra persona, como ejemplo, una madre por un hijo(a), o un esposo por su esposa, o tal vez como ha ocurrido tantas veces, alguien que da su vida para salvar a alguien, o a varios, pero nunca, por un malvado. Pero he ahí la diferencia en que JESUCRISTO murió por los MALVADOS, porque TODOS somos pecadores.

c.         ¿Puede alguien decir que Dios no es amor? En ninguna manera, leamos otra vez; «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.» Eso solamente lo hace el AMOR DE DIOS.

5.         Reconciliados. – (versos 9-11) «Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios!10 Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida!11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación.»

a.         Otro fruto de la Muerte de JESUCRISTO es la RECONCILIACIÓN. Para uno reconciliarse con otro, tiene que haber habido enemistad. Esa era la condición del hombre, que por causa del pecado, estaba en enemistad con Dios.

i.          (2 Corintios 5:18) «Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación»

b.         Cuando hablamos de ser Reconciliados con Dios, estamos hablando de conversión, de salvar nuestras vidas.

i.          (2 Corintios 5:20)  «Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»

ii.         Noten otra vez como dice que como embajadores de Cristo, tenemos el ministerio de la reconciliación, porque al traer al pecador a los Pies de JESUCRISTO, lo estamos trayendo a ser Reconciliado con Dios.

6.         Por medio de un solo hombre. – (Romanos 5:12-21). Es aquí una vez más donde el apóstol nos muestra a Adán como el representante de la raza humana. Fue por el pecado de Adán, que sus hijos e hijas, heredaron el pecado, y por ende, TODOS pecaron.

a.         En esto hay un contraste, en que JESUCRISTO es Representante de toda la raza humana también, y así como en Adán TODOS pecaron, así en Cristo, muchos serán JUSTIFICADOS.

b.         Hay una diferencia ahora, y es que en ADÁN, TODOS PECARON, pero en CRISTO, NO TODOS son Justificados. La diferencia es que no TODOS aceptan el mensaje, o la invitación a ser Reconciliados. De ahí que son los MUCHOS, pero NO TODOS.

c.         Noten que no todos pecaron como ADÁN lo hizo, eso no habla de grado de pecado, porque Adán no asesinó a nadie. Más bien está hablando de la posición que Adán tenía, y por eso, las consecuencia del pecado fue que TODOS heredaron su pecado.

i.          Es algo verdadero y es que un pecador, engendra otro pecador. Eso es lo que pasó con los hijos(as) de Adán. TODOS sus hijos(as) nacieron siendo pecadores, y así engendraron hijos(as) pecadores, y por ende, TODA, la raza humana, pecaron.

d.         Aquí está la gran diferencia entre la Ley y la Gracia y es aquí:

i.          «En lo que atañe a la ley, ésta intervino para que aumentara la transgresión. Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia,21 a fin de que, así como reinó el pecado en la muerte, reine también la gracia que nos trae justificación y vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor.»

ii.         La GRACIA de Dios siempre abunda, y está llamando al pecador que se RECONCILIE con Dios.

Conclusión:

Oremos.


[1]Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1577, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 22 de Febrero, 2009.

Justificados por la Fe

Por: pastor Daniel Brito

Título: Justificados por la Fe

Texto: Romanos 5:1-11:
«En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.2 También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.3 Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia;4 la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.
6 A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados.7 Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena.8 Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.
9 Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios!10 Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida!11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación.»*

Introducción:
En esta noche seguimos con nuestro tema sobre la Salvación. Ahora estaremos hablando sobre el tema tan importante de ser DECLARADOS JUSTOS por Dios, y aprender qué quiere decir eso. Trataremos los siguientes temas:

(1)    Lo que Justificación es.
(2)    Por Medio de JESUCRISTO.
(3)    La Prueba del Amor de Dios.
(4)    Por la Fe solamente.

Lección:

1.    Lo que Justificación es. — La semana pasada estuvimos hablando sobre el Nuevo Nacimiento que nos muestra el cambio interno que ocurre en una persona cuando ha venido a los Pies de JESUCRISTO para ser salvo. Ahora continuamos con el aspecto que tiene que ver con la POSICIÓN del creyente, y es su CONDICIÓN.

a.    Todos los seres humanos somos pecadores, eso como ya hemos dicho, lo hemos heredado de nuestros padres Adán y Eva. En Romanos 3:23 dice:

i.    «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.»

b.    Es en esa condición de pecado, que al venir a los Pies de JESUCRISTO para ser salvo, Él cambia nuestra condición de CULPABLE, a PERDONADO.

c.    Ahora seguimos con nuestro segundo punto.

2.    Por Medio de JESUCRISTO. — Es solamente a través del Sacrificio en la cruz por nuestro Salvador, que somos declarados Justos, sin merecerlo. Veamos algunas cosas sobre esto:

a.    Tenemos Paz con Dios. – Eso es porque el pecado nos ha hecho CULPABLE, y es por eso que toda persona necesita encontrar esa Paz con Dios que solamente JESUCRISTO nos puede dar. “Lo que nos pone en guerra con Dios es el pecado…La justificación retira la culpabilidad del pecado y, quitado este obstáculo, sobreviene la paz.”¹

b.    Martín Lutero en su comentario a Romanos dice así:

i.    “Los hombres en su errado pensar ponen las cosas al revés: buscan la paz antes que la justicia; por esto es que no la hallan.  Con estas palabras, el apóstol nos presenta por lo tanto una antítesis muy llamativa: El justo tiene paz en su relación con Dios, pero aflicción en su relación con el mundo, porque vive en el Espíritu.  El injusto tiene paz en su relación con el mundo, pero aflicción y tribulación en su relación con Dios, porque vive en la carne.  Pero así como el Espíritu es eterno, serán eternas también la paz del justo y la tribulación del injusto.”²

c.    No hay nada más importante para una persona que el tener Paz con DIOS. Uno puede tener todo tipo de éxito en la vida, pero si no se está en Paz con Dios, de nada vale todo el éxito que uno tenga. Veamos algunas cosas sobre esto.

i.    Toda persona tiene algo que no quiere que otros sepan, y eso es porque todo ser humano lleva algún tipo de CULPA en su consciencia.

ii.    El pasado de uno no se puede cambiar por más que uno quiera.

iii.    Es ahí que donde uno puede ser hallado culpable por los hombres, y al mismo tiempo, encontrar que la CULPA es quitada por el Poder de JESUCRISTO.

d.    Es por eso que donde ha habido un arrepentimiento genuino mediante la Fe en JESUCRISTO, la CULPA del pecado que aflige la conciencia es quitada del TODO.

i.    Por eso podemos decir como decía el Himno Antiguo: Mi Culpa Él llevó.

e.    Lo más importante en esta vida es el Ser Reconciliados con Dios, y pasar de estar en enemistad con Dios, a estar en PAZ con Dios.

f.    Sigamos con nuestro tercer punto.

3.    La Prueba del Amor de Dios. — Lo más importante del Texto que hemos estado leyendo es: «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.»

a.    JESUCRISTO no vino a morir por justos, porque no hay ni uno solo. CRISTO murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores.  Es en esa condición del ser humano, que JESUCRISTO fue a la cruz para morir por TODOS los pecadores.

b.    No es en las palabras, que una persona prueba su afecto o amor hacia otra persona, sino en como demuestra ese amor. Las palabras pueden ser muchas, y los hechos pocos, en la forma que muchos declaran su amor hacia otros.

i.    Pero es muy diferente con DIOS, quien hace las cosas con PRUEBAS convincentes de Su Amor hacia nosotros.

ii.    No hay mejor prueba del Amor de Dios que el Sacrificio en la Cruz por medio de nuestro SALVADOR.

iii.    Ahora seguimos a nuestro último punto.

4.    Por la Fe solamente. — Hemos establecido ya que no hay ni un solo justo; todos somos pecadores. Siendo que JESUCRISTO murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores, entonces el ser humano no MERECE nada. DIOS lo ha Demostrado por Su Amor hacia la humanidad.

a.    Nuestro Texto de esta noche comienza así: «En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe.»

i.    Lo primero que Dios requiere del ser humano es que CREA que JESUCRISTO es el Hijo de Dios, y lo segundo es que se arrepienta de sus pecados.

b.    El hecho de que sea mediante la FE en JESUCRISTO es que no se puede HACER nada, ni PAGAR con nada el ser Justificados por Dios, porque DIOS lo ha hecho por GRACIA.

i.    Eso quiere decir que NADIE merece la SALVACIÓN, porque TODOS pecaron.

ii.    La Salvación es un regalo de Dios que no tiene precio, y que nadie puede pagar por sus propios esfuerzos.

iii.    Por eso es SOLAMENTE mediante la FE en JESUCRISTO.

c.    Y por último, tampoco puede ser por obras porque entonces el ser humano se gloriaría en sus propios esfuerzo. Efesios 2:8-9 dice:

i.    «Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios,9 no por obras, para que nadie se jacte.»

Conclusión:
La Justificación por medio de la Fe en JESUCRISTO, nos habla del llamado que JESUCRISTO nos hace a todos, de Reconciliarnos con Dios, y ser transformados de la muerte espiritual, a la Vida Eterna. Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1. Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1577, editorial CLIE.

2. Martin Lutero, Comentario de Romanos, p. 196, editorial CLIE.

**Este sermón fue predicado en Octubre, 2008.