La Promesa del Espíritu Santo

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: La Promesa del Espíritu Santo

TEXTO: Juan 14:15-21

«Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos. 16 Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: 17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará[c] en ustedes. 18 No los voy a dejar huérfanos; volveré a ustedes. 19 Dentro de poco el mundo ya no me verá más, pero ustedes sí me verán. Y porque yo vivo, también ustedes vivirán. 20 En aquel día ustedes se darán cuenta de que yo estoy en mi Padre, y ustedes en mí, y yo en ustedes. 21 ¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él».

INTRODUCCIÓN

En esta noche continuamos con nuestro estudio en el Evangelio de Juan. Ahora nos toca entrar en el tema tan hermoso e importante, que es el de la Promesa del Espíritu Santo. Pongamos atención al Texto Sagrado para notar la importancia que nuestro Salvador le da a la comunión entre nosotros sus hijos, y DIOS. Esa relación es real, y la llenura y presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas también es real. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. El Paracletos prometido

  3. El Espíritu Santo cambia a la persona en el Nuevo Nacimiento

  4. Una promesa de vida eterna

  5. El que no ama a JESUCRISTO, no guarda Su Palabra

  6. El maestro Divino

  7. La Paz de Cristo

LECCIÓN

  1. Trasfondo. El SEÑOR JESÚS ha enseñado bastante sobre el amor de DIOS hacia ellos, y el deber de amarse los unos a los otros. Ahora les dice que tienen que amarlo a Él constantemente para así guardar Sus Mandamientos.

    1. Noten que hay un vínculo entre el amor a DIOS, y el guardar Sus Mandamientos. Sería engañarse a uno mismo si se piensa que el amor a Dios y el guardar Sus Mandamientos no son esencial.

    1. Hay tantos que creen que JESUCRISTO nunca habló de ciertos pecados, y que solamente habló del amor. Los que creen así, casi siempre defienden un comportamiento inmoral delante de Dios.

      1. Tenemos que ponerle atención al Texto Sagrado, y notar que JESUCRISTO muchas veces habló e hizo énfasis en la Obediencia, y el comportamiento es producto de la obediencia.

      1. JESUCRISTO tuvo miles y miles de personas que asistían a sus enseñanzas y lo rodeaban, pero que no llegaron a ser discípulos, en la forma que el discípulo Bíblico es.

      1. Eso quiere decir que hubo miles que no decidieron hacerse Sus discípulos, por no querer comprometerse con JESUCRISTO.

  1. El Paracletos prometido. — Esta palabra paracletos en el Texto griego quiere decir: Intercesor, Auxiliador, Consolador.i Uno que es llamado a su lado para proveer ayuda, o abogar por una causa para su defensa.ii La Versión Dios Habla Hoy lo traduce: DEFENSOR. Pero la mayoría de las Versiones optan por CONSOLADOR.

    1. Es una palabra que como dice William Barclay,iii es imposible de traducir. Eso es cierto en todos los idiomas. Hay palabras en el Castellano que son imposible de traducir al inglés y vice versa.

      1. William Barclay agrega que también se usaba de una persona llamada a animar o a auxiliar a una compañía de soldados que se encuentra deprimida y desanimada.iv

    1. Notemos que el Texto Sagrado dice que Él, JESUCRISTO, pedirá al Padre, y Él le dará OTRO Consolador. Noten que el Texto dice otro, que es igual, y no diferente.

      1. JESUCRISTO es también un Paracletos, que ABOGA por nosotros. El Espíritu Santo es OTRO Paracletos, enviado para nuestra Ayuda.

    1. El Mundo, o el sistema del mundo, no puede conocer al Espíritu Santo, porque no conoce a JESUCRISTO.

      1. Ahora, el Espíritu Santo nos es dado para auxiliarnos, y reargüir al mundo de pecado.

      1. Aquellos que nos hacen la vida imposible en el mundo, son reargüidos por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

    1. En este Texto Sagrado tan hermoso, se encuentra una Explicación de la Trinidad clara, y nos muestra que hay un orden en la Deidad: El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, que procede del Padre y del Hijo, pero los Tres son Eternos y co-iguales.

      1. En otras palabras: TRES PERSONAS EN EL SER DE DIOS.

  1. El Espíritu Santo Cambia a la Persona en el Nuevo Nacimiento. (Romanos 8:9-11) «Sin embargo, ustedes no viven según la naturaleza pecaminosa, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios vive en ustedes. Y, si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo. 10 Pero, si Cristo está en ustedes, el cuerpo está muerto a causa del pecado, pero el Espíritu que está en ustedes es vida[d] a causa de la justicia. 11 Y, si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que vive en ustedes.»

    1. Noten que para el que ha Nacido de Nuevo, la ayuda del Espíritu Santo produce un CAMBIO en su vida. Ahora el estilo de vida va cambiando, porque el Espíritu Santo empieza a obrar y a cambiar los pensamientos y los deseos de la carne.

    1. En primer lugar, noten que el llevar el estilo de vida del mundo, es obra de la carne, eso no es solamente la parte nuestra del cuerpo que es carne, sino que como la Nueva Versión Internacional lo deja más claro, es la Naturaleza Pecaminosa. Eso es parte del viejo hombre, del pasado pecaminoso.

      1. (Romanos 8:12-17) «Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. 13 Porque, si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero, si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. 15 Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!» 16 El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. 17 Y, si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues, si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria.»

      1. Seguir practicando las cosas del pasado, es seguir en el mismo estilo de vida, sin evidencia de un cambio.

      1. Por eso podemos decir con toda seguridad, que las acciones muestran nuestra obediencia o desobediencia a las Palabras de Nuestro SEÑOR.

    1. Se hacen morir los deseos de la carne por medio del Espíritu Santo. Él es quien nos ayuda a cambiar. Nadie puede hacerlo por sí solo; Todos necesitamos la ayuda del Espíritu Santo.

      1. De ahí que El Espíritu Santo sea nuestro Paracletos, nuestro Ayudador, nuestro, Intercesor, nuestro Auxilio.

  1. Una Promesa de Vida Eterna. (Juan 14:19) «Dentro de poco el mundo ya no me verá más, pero ustedes sí me verán. Y porque yo vivo, también ustedes vivirán

    1. Noten las Palabras de nuestro Salvador en Presente: «Porque Yo vivo, también ustedes vivirán

      1. El mundo ya no lo va a volver a ver, pero Sus discípulos sí lo volverán a ver. O sea, todo el que ha NACIDO DE NUEVO.

    1. Noten la Promesa de Vida Eterna para TODOS Sus discípulos. El que es la Resurrección y la Vida, tiene el control de la Vida y la Muerte. Y porque Él es el Dios Eterno, el Gran YO Soy, tenemos Vida Eterna.

      1. No es cualquier cosa ser un Seguidor de JESUCRISTO.

      1. El que Sigue a JESUCRISTO, tiene Vida Eterna.

  1. El que no ama a JESUCRISTO, no guarda Su Palabra. (Juan 14:23-24) «Le contestó Jesús: ―El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él. 24 El que no me ama, no obedece mis palabras. Pero estas palabras que ustedes oyen no son mías, sino del Padre, que me envió.»

    1. Este Texto lo dice todo: el que ama a JESÚS, guarda, esto es que obedece Su Palabra.

      1. El que no ama a JESÚS, es el que no guarda Su Palabra.

    1. Eso quiere decir que no se puede llevar una vida al antojo de uno, y pensar que se está agradando a Dios, y que no importa porque siempre se es salvo.

      1. El creer así, es creer al antojo de uno mismo. No tiene que ver en realidad sobre la salvación eterna, porque uno no puede hacer las cosas al antojo de uno mismo.

    1. Somos salvo, porque hemos creído en JESUCRISTO, y para creer en JESUCRISTO, hay que amarle.

      1. Si le amamos, como dice JESÚS, entonces GUARDAMOS Sus Mandamientos. No puede ser como uno diga, sino como ha dicho el SEÑOR.

  1. El Maestro Divino. (Juan 14:26) «Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho

    1. El SEÑOR JESÚS ahora nos presenta al Maestro Divino. Él es quien nos guía a Toda Verdad.

      1. (Juan 16:13) «Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir.»

      1. Es importante notar que JESUCRISTO dijo en Juan 14:6: «Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.»

    1. Así que no nos debe sorprender que el ESPÍRITU SANTO nos guía a TODA VERDAD, ya que JESUCRISTO ES LA VERDAD.

      1. Por eso los que seguimos a JESUCRISTO, no tenemos por qué descarriarnos, ni irnos a oír palabras de error.

      1. El Mismo Espíritu Santo nos guía por donde Él quiere que vayamos.

    1. Veamos ahora Romanos 8:26-27:

      1. «Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. 27 Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios.»

    1. Noten como el Espíritu Santo conoce nuestra Debilidad, e Intercede por Nosotros, esto es usándonos a nosotros mismo para interceder.

    1. Él nos usa a nosotros para orar por nosotros mismo, y por otros.

      1. Recordemos Santiago 5:13: «¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore.»

      1. Cuando uno se siente débil, triste, deprimido, es Tiempo de ir en oración al SEÑOR. Tenemos la ayuda del Espíritu Santo en todo tiempo.

  1. La Paz de Cristo. (Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden

    1. La Paz (shalom) esté contigo, era y es el saludo usual de los Judíos, cuando se encontraban con amigos o cuando se iban.v

    1. Esta despedida era mucho más que usual. JESUCRISTO no les estaba ofreciendo la paz común de la gente, o la que el mundo ofrecía. Por eso JESUCRISTO dice: «Mi paz les doy.» Recordemos lo que dice Filipenses 4:7:

      1. «Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús

    1. ¿De qué paz está hablando? La Paz de saber que uno tiene vida eterna.

      1. La Paz de saber que los pecados han sido lavados en la Sangre de JESÚS.

      1. La Paz que nos dice que Él guarda nuestras vidas.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Alfred E. Tuggy, Léxico Griego-Español del Nuevo Testamento, p. 726, editorial Mundo Hispano.

ii Harris, Murray J.. John (Exegetical Guide to the Greek New Testament) (Kindle Locations 8356-8357). B&H Publishing Group. Kindle Edition.

iii William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, (obra completa), p. 464, editorial CLIE.

iv Ibid.

v F.F. Bruce, The Gospel & Epistles of John, p. 305, Eerdmans.

Santificado sea Tu Nombre

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Santificado sea Tu Nombre

TEXTO: Mateo 6:9-10

«Ustedes deben orar así: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, 10 venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo

INTRODUCCIÓN

El tema de la oración es esencial para el crecimiento espiritual del creyente. Es parte de lo primero que aprendemos en el DISCIPULADO. DIOS quiere que nosotros oremos, y, sobre todo, le Adoremos. Oramos a DIOS porque dependemos de Él para todas las cosas. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. La Oración Modelo

  3. Santificado sea Tu Nombre

  4. Venga Tu Reino

LECCIÓN

  1. Trasfondo. Esta oración es parte de lo que conocemos como el SERMÓN DEL MONTE. El Evangelio de Lucas la incluye, pero más condensada, y nos dice (Lucas 11:1) que uno de los discípulos del SEÑOR JESÚS le pidió que los enseñase orar, así como Juan el Bautista había enseñado a sus discípulos. También era común para los rabinos enseñar a sus discípulos a orar.i

  1. La Oración Modelo. El SEÑOR JESÚS empieza llamándole a DIOS Padre, algo que siempre había hecho en Sus oraciones. ¡Qué diferente a las religiones paganas!

    1. Los paganos tenían muchos dioses y en la mayoría de los casos, eran temidos en gran manera, y como dice un comentarista Bíblico: «realizaban una amplia variedad de ritos mágicos estrafalarios debido a su preocupación de que, a menos que sean manipulados para actuar de otra manera, los dioses les harán daño.»ii

    1. JESUCRISTO presenta la Oración al único DIOS Eterno. La oración es dirigida a DIOS el Padre, o sea que no tenemos un DIOS indiferente, sino que tenemos un DIOS FAMILIAR y accesible.

    1. El SEÑOR JESÚS enseña que la oración debe ir dirigida al Padre, porque solamente DIOS puede contestar nuestras oraciones.

      1. Más adelante en el Evangelio de Juan, JESUCRISTO enseña que se debe orar al Padre en el NOMBRE de JESÚS. Juan 16:23b-24 dice:

        1. «Ciertamente les aseguro que mi Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.24 Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa

    1. Esta oración modelo nos enseña cómo y por qué orar, y así poder hacerlo, usando también nuestras propias palabras.

  1. Santificado sea Tu Nombre. La reverencia es la segunda parte de esta oración. DIOS es nuestro Padre, pero debemos reverenciarlo en todo tiempo.

    1. No debemos tomar Su NOMBRE en Vano para uso despectivo, o para juramentos falsos. Dios prohíbe eso en el Tercer Mandamiento de Éxodo 20:7:

      1. «No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová a quien toma su nombre en vano.» (RVR1977).

      1. «No hagas mal uso del nombre del Señor tu Dios, pues él no dejará sin castigo al que use mal su nombre.» (DHH)

    1. El Temor del SEÑOR es ESENCIAL para nuestras vidas. No es un Temor de pánico hacia DIOS, sino que es un Temor Reverencial hacia nuestro Creador.

      1. DIOS no es un objeto de juegos o chistes, Él es el DIOS ETERNO, y por eso, debemos reverenciarlo en nuestras oraciones, y en nuestra conducta. Con mucha razón el Salmista dice en el Salmo 111:10a:

        1. «El principio de la sabiduría es el temor del Señor

  1. Venga Tu Reino. Esto nos debe hacer pensar ¿por qué razón no todos conocen a DIOS y aceptan Su Reino? Recordemos que existe el reino del mal, y del pecado. Es por causa del pecado que JESUCRISTO se hizo Hombre para dar Su Vida como Rescate por TODOS nosotros. Todo el que viene al Reino de DIOS, ha salido del reino de las tinieblas.

    1. También debemos notar que todo el que RECHAZA a JESUCRISTO, se está excluyendo del REINO DE DIOS. Juan 3:18 dice:

      1. «El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.»

    1. Era el mensaje de Juan el Bautista quien anunciaba la Venida del Cristo.

    1. Era el mensaje del mismo JESÚS quien anunciaba la Venida del Reino de DIOS.

      1. JESUCRISTO mismo dijo que el Reino de Dios ya estaba aquí en la tierra. La razón por la cual nuestro Salvador dijo eso es porque Él estaba haciendo las OBRAS DEL REINO DE DIOS. Eso era con los milagros, sanidades, y echaba fuera demonios. Todas esas cosas eran obras del Reino de Dios. Lucas 11:20 dice:

        1. «Pero si expulso a los demonios con el poder de Dios, eso significa que ha llegado a ustedes el reino de Dios

    1. Cuando pedimos que Venga Tu Reino, estamos pidiendo que El SEÑOR complete toda la OBRA del Reino. O sea, que todas las Promesas y Profecías del Reino Futuro se cumplan.

      1. Ese debe ser nuestro deseo. Desear las cosas Eternas es más importante que desear las cosas terrenales. 2 Pedro 3:13 dice:

        1. «Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia

    1. Cuando oramos que Venga Tu Reino, estamos haciendo una petición Misionera. Es como si pidiéramos que todos en Europa, en América Latina, en Asia, África, y todo otro lugar, se conviertan al SEÑOR JESÚS.

      1. Eso es que deseamos que llegue el fin del mal, de las injusticias, del pecado.

    1. Cuando pedimos Venga Tu Reino, estamos exaltando la Soberanía de DIOS, quien tiene TODO el Dominio sobre todas las cosas, y, sobre todo, el control del FUTURO.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 325, editorial CLIE.

ii Frank Thielman, Teología del Nuevo Testamento, p. 441, Editorial VIDA.

La Entrada del Rey

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: La Entrada del Rey

TEXTO: Lucas 19:35-40

«Se lo llevaron, pues, a Jesús. Luego pusieron sus mantos encima del burrito y ayudaron a Jesús a montarse. 36 A medida que avanzaba, la gente tendía sus mantos sobre el camino. 37 Al acercarse él a la bajada del monte de los Olivos, todos los discípulos se entusiasmaron y comenzaron a alabar a Dios por tantos milagros que habían visto. Gritaban: 38 ¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor![c] ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas! 39 Algunos de los fariseos que estaban entre la gente le reclamaron a Jesús: ¡Maestro, reprende a tus discípulos! 40 Pero él respondió: ―Les aseguro que, si ellos se callan, gritarán las piedras.»

INTRODUCCIÓN

Este próximo domingo comienza la SEMANA SANTA o SEMANA MAYOR, y es conocido como DOMINGO DE RAMOS o de PALMAS. En ese día celebramos que el SEÑOR JESUCRISTO entró en Jerusalén como EL REY y MESÍAS. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Cumplimiento de una Profecía

  3. La entrada del Rey

  4. El día de la visitación

LECCIÓN

  1. Trasfondo. En la cronología de los Evangelios, este evento ocurre el Primer día de la semana, es decir, el domingo, comenzando lo que conocemos como la SEMANA DE LA PASIÓN, o SEMANA SANTA.

    1. El relato de la Entrada Triunfal comienza en el verso 28 con el SEÑOR JESUCRISTO enviando a DOS de Sus discípulos para ir a la aldea y buscar un pollino o burrito que estaba atado.

      1. La orden del SEÑOR era que, si alguien preguntaba que hacían con el burrito, ellos responderían que el SEÑOR LO NECESITA.

      1. De esta manera, JESÚS reclama que es SEÑOR y eso está por encima de los derechos de propiedad.i

      1. También es probable que el dueño del pollino fuera un discípulo del SEÑOR JESÚS y por eso estuvo dispuesto a prestárselo,ii al escuchar que el SEÑOR lo necesitaba.

    1. Eso nos muestra que el SEÑOR JESUCRISTO preparó la ENTRADA TRIUNFAL A JERUSALÉN para entrar montado en el pollino como el Mesías, en cumplimiento a la Palabra de DIOS (Zacarías 9:9).

  1. Cumplimiento de una Profecía. Debemos regocijarnos cuando la Biblia menciona Profecías cumplidas. Es una prueba de la Divinidad de las Escrituras que han sido dadas por el Espíritu Santo.

    1. Casi 500 años antes de JESUCRISTO, Zacarías profetiza de la entrada del Mesías Rey a Jerusalén.

      1. Zacarías 9:9 dice: «¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti, justo, salvador y humilde. Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna

    1. Los judíos esperaban al rey prometido en las Escrituras. DIOS le había prometido al rey David, que uno de sus descendientes estaría sentado en su trono para siempre.

      1. Y esa expectativa se había hecho más real con los hechos milagrosos de JESÚS. La gente se preguntaba a sí misma si Él era El Cristo, el Mesías que iba a librarlos del yugo Romano.

      1. Un hombre común no podía hacer los milagros que Él hacía. Hasta ahora, nuestro Salvador había esquivado toda proclamación de ser coronado como Rey.

    1. JESÚS sabía muy bien que el pueblo quería un Salvador al estilo del mundo. Un Salvador que los haría independiente de Roma, que les daría de comer.

      1. Pero JESÚS había dicho: «Mi reino no es de este mundo». Con eso no quería decir que JESÚS nunca iba a reinar en la tierra, sino que Su reino era guiado por principios espirituales y no mundanos.

      1. Los deseos de este mundo son pasajeros.

      1. Los deseos de DIOS son eternos.

  1. La Entrada del Rey. El SEÑOR JESÚS sabiendo todas las cosas, había preparado los eventos que iban a ocurrir. Ahora era el tiempo de entrar abiertamente como el Cristo, como el Rey de Israel; como el heredero del Reino de David su antepasado según la carne.

    1. En el tiempo del Nuevo Testamento, el burro no era en una bestia humilde y símbolo de ignorancia como en otros países, sino un animal noble.

      1. Los reyes iban a caballo a la guerra; cuando iban en son de paz usaban el burro. Al escoger su montura, JESÚS se ofrecía como rey de amor y de paz, y no como el héroe militar y conquistador que la gente esperaba.iii

    1. ¡Hosanna, Hosanna! La gente y los niños gritaban. Hosanna quiere decir: «Salva ahora.» El pueblo lo recibe como el Rey de Israel, y gritan que los salve.

      1. ¿Los salve de qué? ¿Del pecado? No, del yugo romano. De la vida miserable que muchos vivían.

      1. Sus deseos eran como ya dijimos, de este mundo. Regresaban una y otra vez a los deseos temporales y no a los eternos.

    1. No había nadie que gritara: ¡Sálvanos de nuestros pecados! Para la mayor parte, la causa de ese gozo eran los milagros que habían visto, y especialmente el milagro de la resurrección de Lázaro, que había tenido lugar poco tiempo antes.iv

    1. A pesar de los gritos de ¡Hosanna Al que viene en el nombre del SEÑOR! La mayoría de la gente en Jerusalén no aceptó a JESÚS como su rey; al contrario, lo rechazó.

  1. El día de la visitación era real. Lucas 19:41-44 dice: «Cuando se acercaba a Jerusalén, Jesús vio la ciudad y lloró por ella. 42 Dijo: ¡Cómo quisiera que hoy supieras lo que te puede traer paz! Pero eso ahora está oculto a tus ojos. 43 Te sobrevendrán días en que tus enemigos levantarán un muro y te rodearán, y te encerrarán por todos lados. 44 Te derribarán a ti y a tus hijos dentro de tus murallas. No dejarán ni una piedra sobre otra, porque no reconociste el tiempo en que Dios vino a salvarte.».

    1. Nótese que cuando JESÚS vio la ciudad de Jerusalén, lloró por ella. El SEÑOR JESÚS sabía lo que iba a acontecer 40 años después cuando los Romanos iban a destruir la ciudad de Jerusalén.

      1. Pero algo peor que la destrucción de Jerusalén por mano de los Romanos era el castigo eterno para los que RECHAZAN al SEÑOR JESÚS como el CRISTO, el HIJO DEL DIOS VIVIENTE.

      1. Todo aquel que rechaza al HIJO DE DIOS, muere en sus pecados.

        1. (Juan 3:18) «El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.»

    1. El rechazo es por ignorancia, pero es voluntario. Noten como JESÚS dice: «porque no reconociste el tiempo en que Dios vino a salvarte».

      1. Hay un tiempo de visitación que debemos conocer y para el que debemos estar alertados. Son días en que el mensaje de la Palabra penetra con fuerza en nosotros, y la gracia de Dios llama urgente e insistentemente a la puerta de nuestro corazón.v

    1. DIOS visita naciones, ciudades, familias y personas. A veces uno pregunta, ¿cómo se puede saber cuándo DIOS nos está llamando?

      1. El simple hecho de estar escuchando el mensaje de la Divina Palabra de DIOS es prueba que DIOS nos está llamando y visitando.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Green, Joel B.. The Gospel of Luke (Kindle Locations 15920-15923). Eerdmans Publishing Co – A. Kindle Edition.

ii Pablo Hoff, Se Hizo Hombre, p. 215, Editorial VID (1990).

iii William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, obra completa, p. 347, Editorial CLIE.

iv L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 1, p. 654, Casa Bautista de Publicaciones.

v Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, obra completa, p. 1331, Editorial CLIE.

El llamado a servir

Por: Pastor Daniel Brito

Título: El llamado a servir

Texto: Lucas 5:1-11:

«Un día estaba Jesús a orillas del lago de Genesaret, y la gente lo apretujaba para escuchar el mensaje de Dios.2 Entonces vio dos barcas que los pescadores habían dejado en la playa mientras lavaban las redes.3 Subió a una de las barcas, que pertenecía a Simón, y le pidió que la alejara un poco de la orilla. Luego se sentó, y enseñaba a la gente desde la barca. 4 Cuando acabó de hablar, le dijo a Simón: —Lleva la barca hacia aguas más profundas, y echen allí las redes para pescar. 5 —Maestro, hemos estado trabajando duro toda la noche y no hemos pescado nada —le contestó Simón—. Pero como tú me lo mandas, echaré las redes. 6 Así lo hicieron, y recogieron una cantidad tan grande de peces que las redes se les rompían.7 Entonces llamaron por señas a sus compañeros de la otra barca para que los ayudaran. Ellos se acercaron y llenaron tanto las dos barcas que comenzaron a hundirse. 8 Al ver esto, Simón Pedro cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo: —¡Apártate de mí, Señor; soy un pecador! 9 Es que él y todos sus compañeros estaban asombrados ante la pesca que habían hecho,10 como también lo estaban Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran socios de Simón. —No temas; desde ahora serás pescador de hombres —le dijo Jesús a Simón. 11 Así que llevaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, siguieron a Jesús.»

Introducción:

Vivimos en tiempos donde el egoísmo es muy común en la cultura de hoy día, y el buscar lo que le conviene a uno solamente también. Sin embargo, hay mucho que podemos aprender de esta narración de Lucas que nos enseña lo opuesto al egoísmo común, y es el llamado al SERVICIO de DIOS. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) Eran Pescadores.

(2) Habían trabajado toda la noche.

(3) Cuando uno le da a DIOS algo, Él recompensa mucho más.

(4) La Pesca Milagrosa.

(5) Aceptando que no somos nada delante de Dios.

(6) El llamado a SEGUIRLE.

(7) Para SEGUIRLE, hay que DEJARLO TODO.

(8) Os haré PESCADORES DE HOMBRES.

Lección:

1. Eran Pescadores. — Ya hacía algún tiempo que los discípulos habían seguido a JESÚS. Conocían Su Poder, y le llamaban “Maestro,” o “Rabí”. El llamado a “seguir”, era común entre los Rabinos, y era entendido que era para hacerlo un discípulo. Nuestra historia comienza en el Lago de Genesaret, también conocido como el mar de Galilea. La gente se había reunido a oírlo Predicar. En tiempos donde no había micrófonos, la gente tenía que hacer silencio, y el Predicador hablaba fuerte. En un ambiente así, una voz fuerte correría bastante.

a. Estos hombres conocían su oficio; no eran ERUDITOS, ni eran ABOGADOS, su oficio era de hombres simples, era el de PESCADORES. Quiere decir que conocían su trabajo.

i. Es honroso el trabajar con las manos, y el que tiene un oficio, lo conoce muy bien, sea un carpintero, un pintor de casas, un técnico de computadoras, o cualquier otro oficio que existe; cada persona conoce su trabajo.

ii. Una persona puede ir a pescar de vez en cuando, pero eso no lo hace un pescador.

2. Habían trabajado toda la noche. — No habían estado de holgazanes sino que habían trabajado toda la noche como era común.

a. Si ellos no hubieran estado trabajando toda la noche, lo hubieran considerado una COINCIDENCIA. Pero al haber estado trabajando toda la noche, podían decirle a JESÚS con seguridad que NO habían pescado nada en esa área. Ellos, como pescadores, conocían todos los trucos necesarios para poder ganarse la vida pescando, y sabían que ahí no había nada que pescar.

b. PORQUE TU LO DICES. — Es lo que Pedro le dice a JESÚS, sabiendo que con su conocimiento como pescador, él había hecho todo lo posible, ahora va a confiar en el Maestro que le está dando una orden.

i. La CONFIANZA en DIOS es sobre quien es ÉL.

(1) Nuestro conocimiento no tiene valor en eso.

3. Cuando uno le da a DIOS algo, Él recompensa mucho más. — El SEÑOR usa la Barca de Pedro y se sienta a predicar. Nuestro SEÑOR tenía voz de trueno, hablando con voz que tal vez cientos o miles de personas lo podían escuchar.

a. Podemos recordar la vez que el ARCA del Pacto estuvo en casa de Obed-Edom, y Dios lo bendijo grandemente. 2 Samuel 6:9-11 dice:

i. “David tuvo temor del SEÑOR aquel día, y dijo: ¿Cómo podrá venir a mí el arca del SEÑOR?10 Y David no quiso trasladar el arca del SEÑOR con él a la ciudad de David, sino que la hizo llevar a la casa de Obed-edom geteo. 11Por tres meses permaneció el arca del SEÑOR en la casa de Obed-edom geteo; y bendijo el SEÑOR a Obed-edom y a toda su casa.”

b. Hay una bendición grande cuando uno deja que las cosas de uno sean usadas para la proclamación del Evangelio.

i. Una Casa como ésta, para el uso de Cultos de Hogar.

ii. Un carro para el uso de recoger o llevar hermanos a los Cultos de Hogar o a la Iglesia.

iii. Herramientas que uno uso para la obra del SEÑOR.

iv. Equipo de sonido o de otra índole.

4. La Pesca Milagrosa. — La Bendición para estos Pescadores eran los PESCADOS; eso era dinero y alimento para ellos, para sus esposas y para sus hijos. De eso vivían ellos.

a. JESÚS les quería enseñar DOS LECCIONES con esto:

i. Les recompensaba por el uso de los barcos.

ii. Les probaba que Él no era cualquier Rabino, sino que era el HIJO DE DIOS. Eso nos lleva al siguiente punto.

5. Aceptando que no somos nada delante de Dios. — Pedro se tira de rodillas delante de JESÚS, “Al ver esto, Simón Pedro cayó a los pies de Jesús, diciendo: ¡Apártate de mí, Señor, pues soy hombre pecador! 9Porque el asombro se había apoderado de él y de todos sus compañeros, por la redada de peces que habían hecho;”

a. En este momento Pedro se sintió delante de Dios DESNUDO, como cualquier PECADOR.

i. Esa escena nos recuerda cuando Isaías ve a Dios en Su Trono en Isaías 6:5:

(1) “Entonces dije: ¡Ay de mí! Porque perdido estoy, pues soy hombre de labios inmundos y en medio de un pueblo de labios inmundos habito, porque han visto mis ojos al Rey, el SEÑOR de los ejércitos.”

b. Cada persona tiene que aceptar que delante de Dios no somos nada.

i. ¿Qué puedo yo darle a Dios?

ii. Hay muchos que piensan que su talento vale tanto para Dios; o sus habilidades.

iii. Pero la respuesta es que Dios es quien nos hace a nosotros hábiles para el SERVICIO.

6. El llamado a SEGUIRLE. — Estos hombres eran llamados a ser Apóstoles. No todos somos llamados a predicar, pero todos somos llamados a SEGUIRLE. Noten que SEGUIRLE es imprescindible para ser SALVO.

a. Nadie puede recibir a JESUCRISTO como SALVADOR, si no lo SIGUE. Veamos TRES cosas necesarias para SEGUIR a JESUCRISTO:

i. SEGUIRLO es hacerse Su Discípulo.

ii. SEGUIRLO es Obedecerlo.

iii. SEGUIRLO es Someterse a Él.

b. Muchos recordarán al JOVEN RICO, que vino a preguntarle a JESÚS sobre cómo obtener la vida Eterna. JESÚS le dice después de ver su corazón que le faltaba algo. Lucas 18:21-22 dice:

i. “Y él dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. 22Cuando Jesús oyó esto, le dijo: Te falta todavía una cosa; vende todo lo que tienes y reparte entre los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sígueme.

(1) JESÚS le dice que venda todo, pues las riquezas eran un dios para él.

(a) Esto es un llamado a que lo siguiera.

(b) Esto es un llamado a SOMETERSE.

(c) Es un llamado a la abstinencia de las cosas que corrompen.

7. Para SEGUIRLE, hay que DEJARLO TODO. — En el caso de estos hombres, ellos tenían que dejar sus empleos para seguir a JESÚS tiempo completo. No todos somos llamados a hacer eso, pero veamos a que sí somos llamados:

a. El llamado a dejarlo todo implica TODO.

i. Es un llamado a dejar el pasado.

ii. A dejar los vicios.

iii. A dejar todo lo que impide que uno siga a JESUCRISTO.

b. Pedro le dice a JESÚS en el relato del Joven Rico, que ellos si lo habían dejado todo.

i. Pedro entendió que había un sacrificio que hacer que el Joven Rico no quería hacer.

ii. El Joven Rico quería seguir teniendo al DINERO como un dios en su vida; pero esa idolatría no es ACEPTADA por Dios. Para concluir, vamos al último punto.

8. Os haré PESCADORES DE HOMBRES. — En términos que estos Pescadores podían entender, JESÚS les dice que ahora iban a ser transformados en algo mayor.

a. El PESCAR almas, es un llamado para todos.

b. Algunos vienen a la IGLESIA buscando algo para recibir, pero nunca para dar.

c. Pero recordemos que hay un llamado a SEGUIR Y A SERVIR a nuestro SEÑOR.

i. Esa entrega es dejar las cosas que estorban para seguir a nuestro SALVADOR.

Conclusión:

Oremos…..

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Febrero, 2008.

PARA COMPARTIR, IMPRIMIR O GUARDAR EN EL COMPUTADOR, PULSE AQUÍ

El llamado de la Cruz

Por: Pastor Daniel Brito

Título: El llamado de la Cruz

Texto: 1 Corintios 1:18-31:

«Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios.19 Pues está escrito: «Destruiré la sabiduría de los sabios; frustraré la inteligencia de los inteligentes.» 20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el erudito? ¿Dónde el filósofo de esta época? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo?21 Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen.22 Los judíos piden señales milagrosas y los gentiles buscan sabiduría,23 mientras que nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de *tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles,24 pero para los que Dios ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios.25 Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. 26 Hermanos, consideren su propio llamamiento: No muchos de ustedes son sabios, según criterios meramente humanos; ni son muchos los poderosos ni muchos los de noble cuna.27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos.28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, 29 a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse. 30 Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención—31 para que, como está escrito: «Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe en el Señor.»

Introducción:

Ya comenzamos a contar los días que nos llevan a Semana Santa. El tema de la Muerte y Resurrección de nuestro Salvador es el pilar del Cristianismo. En esta noche estaremos tratando el tema del llamado de la Cruz. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) Una locura para los que se pierden.

(2) Para los que se salvan, es el poder de Dios.

(3) Una piedra de tropiezo.

(4) La Gloria de la Vergüenza.

Lección:

1. Una locura para los que se pierden. — “El apóstol da la razón de lo que acaba de firmar (en efecto), de que la sabiduría humana hace vana la cruz.”¹ Podemos decir que el razonamiento humano encuentra la idea de la necesidad de la Cruz como algo que merece burla. Por eso mucha gente no convertida encuentra el método de Dios para salvar como algo necio, o sea, algo que no tiene sentido. He ahí la diferencia entre el razonamiento humano, y el razonamiento de Dios.

2. Para los que se salvan, es el poder de Dios. — Para aquellos que están siendo sacados del fuego, o sea del dominio del pecado, y trasladado al Reino de JESUCRISTO, el mensaje de la Cruz es el Poder de Dios. Veamos dos cosas.

a. La primera es que no tenemos por qué avergonzarnos para nada del mensaje del Evangelio, aunque para muchos es ocasión de burla.

i. Romanos 1:16 dice: «A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles.»

b. La segunda es que el mensaje de la Cruz, o sea, el Evangelio, es poderoso para salvar a cualquier persona que crea en JESUCRISTO como el Salvador del mundo. El apóstol Pablo está escribiéndole a griegos, y ellos eran bien orgullosos de su conocimiento y su cultura, y para ellos los que no eran como ellos eran “bárbaros”, o “salvajes”. Y los judíos se creían mejor por haber recibido la Revelación del Antiguo Testamento. Con eso Pablo les dice que el mensaje del Evangelio de la Cruz es poderoso para salvar a TODOS, sea quien sea.

3. Una piedra de tropiezo. — Para el judío, el mensaje de la Cruz era una piedra de tropiezo. Para ellos, el Cristo iba a venir a reinar y a librarlos del yugo del Imperio Romano. Ellos no querían aceptar a un Cristo que había muerto en una Cruz. Veamos tres cosas:

a. La primera es que los judíos se habían hecho su propia idea de quien ELLOS querían que El CRISTO fuera. Como ellos, hay mucha gente que se hace una idea de como según ellos deben ser las cosas de DIOS.

i. A eso claramente que respondemos que nadie puede decidir como DIOS hace las cosas.

b. La segunda es que ellos mismos estaban descartando el problema del pecado como algo que se cubría aquí en la tierra con los sacrificios, sin querer aceptar que El CRISTO había venido para arreglar el problema del pecado, MURIENDO en esa cruenta Cruz, y así solucionando el problema, en vez de cubrirlo.

c. La tercera es que para los griegos que se creían superior por su conocimiento, la Cruz era “necedad” , o una tontería. Ellos no podían imaginarse a un Dios muriendo en una Cruz.

i. Por eso Pablo les dice que no se gloríen en ellos, o en su conocimiento, sino en el SEÑOR.

ii. El propio razonamiento humano estorba para uno acercarse a Dios.

iii. No era en la filosofía griega que iban a encontrar la VERDAD del Evangelio. Ahora vayamos a nuestro último punto.

4. La Gloria de la Vergüenza. — “La sabiduría de Dios en el creyente se muestra en la cruz como redención, en la justicia para satisfacer las demandas de la ley, en la santificación para satisfacer la ley como regla del deber y en la compra del esclavo del pecado para darle libertad en el Cristo crucificado.”² Veamos cuatro cosas:

a. Lo primero es que tenemos que aceptar que delante de Dios no somos nada, y si tenemos que gloriarnos en algo, es en JESUCRISTO. Jeremías 9:23-24 dice:

i. “Así dice el Señor: «Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder, ni el rico de su riqueza. 24 Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada —afirma el Señor—.

b. Lo segundo es que la Cruz nos recuerda la REDENCIÓN. Es por medio del SACRIFICIO en la Cruz que JESUCRISTO dio Su VIDA por toda la humanidad, para salvarnos de nuestros pecados.

i. Así que podemos decir con toda seguridad que la cruz es la SABIDURÍA DE DIOS.

c. Lo tercero es que en realidad, la Cruz, que era causa de vergüenza en los tiempos Bíblicos por ser el método de ejecutar a los esclavos y a la gente más baja, es motivo de Gloria.

i. Lo es porque Dios utilizó el método más humillante y degradante que era el morir en una Cruz, para así salvar a TODOS aquellos que CREAN que JESUCRISTO es el único Camino a Dios Padre.

d. Lo cuarto y último, es que para uno poder venir a los pies de JESUCRISTO, hay que echar a un lado los propios prejuicios de uno mismo sobre la vida, arrepentirse de sus pecados, y entregarse a JESUCRISTO que es el dador de la Vida Eterna.

Conclusión:

Oremos……

Notas:

¹.L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 3, p. 202, Casa Bautista de Publicaciones.

².Roberto Fricke y Gustavo Sánchez, Comentario Bíblico Mundo Hispano, tomo 20, p. 50, editorial Mundo Hispano.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Febrero, 2008.

Para Imprimirlo, compartirlo o guardarlo en el computador, pulse aquí.

Estudios en Romanos: Por cuanto todos pecaron

Por pastor Daniel Brito

TEXTO: Romanos 3:1-23

TITULO: Estudios en Romanos: Por cuanto todos pecaron

INTRODUCCIÓN: En esta noche estaremos continuando el estudio de la Epístola a los Romanos. El apóstol Pablo por Inspiración del Espíritu Santo, sigue con el tema que todos están bajo pecado. Debemos ponerle atención a los dos temas encontrados en los versos de este capítulo que vamos a tratar en esta noche: ¿qué ventaja tiene el Judío? Y Por cuanto todos pecaron. Hay un vínculo que une a estos dos temas. Es así como comenzamos nuestra Lección.

Lección:

1.         Los Judíos confiados con la Palabra de Dios. – (Romanos 2:29) «El verdadero judío lo es interiormente; y la circuncisión es la del corazón, la que realiza el Espíritu, no el mandamiento escrito. Al que es judío así, lo alaba Dios y no la gente.» Así termina el segundo capítulo, y debemos recordar que las divisiones de capítulos y versículos no son parte cel Texto original, sino que han sido agregados para nuestra ayuda. Digo eso porque es necesario notar que el tema de este verso, continúa en este tercer capítulo.

a.         Si el verdadero Judío lo es en lo interior y no en lo exterior, entonces Pablo pregunta: «Entonces, ¿qué se gana con ser judío, o qué valor tiene la circuncisión?» La Torah, o la Ley, había sido dada a los Judíos, de esa forma, los Judíos habían sido separados.

i.          Israel no había recibido la Torah, o Ley solamente para ellos, pues ellos habían sido encomendados a ser luz para todas las naciones.

ii.         De ahí que nuestro SEÑOR dice: «…..porque la salvación proviene de los judíos.» (Juan 4:22). No es que sea de ELLOS, sino que a ellos se les había confiado la Palabra de Dios.

iii.        Es bien claro que los Judíos no son mejor que los gentiles, porque Pablo ya ha aclarado en el primer capítulo, y lo hace otra vez al decir que TODOS están bajo pecado.

(1)        «¿A qué conclusión llegamos? ¿Acaso los judíos somos mejores? ¡De ninguna manera! Ya hemos demostrado que tanto los judíos como los gentiles están bajo el pecado.» (Rom. 3:9)

iv.        Por la causa que TODOS están bajo pecado, es la razón que Dios escoge a Israel, para que de ese pueblo salga el Cristo, el Salvador del mundo. De ahí el vínculo que une a Israel, “Por cuanto todos pecaron.”

b.         A esto debemos agregar que la Iglesia ha sido culpable de antisemitismo en muchas ocasiones. Aun en nuestros días, hay muchos cristianos que simplemente odian a Israel, o al Judío. Muchos creen que Israel ha sido descartado, y que las Promesas ahora pertenecen a la Iglesia. Ese odio diabólico, ignora que las Promesas dadas a Israel, siguen estando en pie, le guste a quien le guste. Veamos ahora en ésta misma Epístola de Romanos 11:1-5:

i.          «Por lo tanto, pregunto: ¿Acaso rechazó Dios a su pueblo? ¡De ninguna manera! Yo mismo soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín.2 Dios no rechazó a su pueblo, al que de antemano conoció. ¿No saben lo que relata la Escritura en cuanto a Elías? Acusó a Israel delante de Dios:3 «Señor, han matado a tus profetas y han derribado tus altares. Yo soy el único que ha quedado con vida, ¡y ahora quieren matarme a mí también!» 4 ¿Y qué le contestó la voz divina? «He apartado para mí siete mil hombres, los que no se han arrodillado ante Baal.» 5 Así también hay en la actualidad un remanente escogido por gracia.»

ii.         El diablo odia a Israel por TODAS las PROMESAS dadas por DIOS a ellos. Ese odio diabólico no terminará hasta que JESUCRISTO esté Reinando en Jerusalén durante el Milenio.

c.         Si Israel falló, qué gran ejemplo podemos usar nosotros en cuanto a la Iglesia, a la cual se le ha confiado el mensaje del Arrepentimiento y la Fe en JESUCRISTO. Si los Judíos fallaron en lo que Dios les había confiado, cuánto más la Iglesia, que ha recibido aún más revelación todavía, al haberlo recibido directamente de JESUCRISTO, que fue a la Cruz del Calvario por todos nosotros.

i.          En esto también podemos decir que la Iglesia ha fallado en su labor, y por eso necesita siempre regresar al Propósito de la Palabra de Dios para recobrar la Misión que JESUCRISTO le ha dado.


2.         ¿Hagamos lo malo para que venga lo bueno? – Evidentemente, algunos habían malentendido el mensaje de la Gracia del apóstol Pablo. Otros, lo calumniaban diciendo lo que él no había dicho. Como dice un comentarista: “Pablo refuta dicho argumento. La gloria de Dios no se manifiesta a causa del pecado, sino a pesar del pecado.”[1]

a.         Romanos 3:5-8:

i.          «Pero si nuestra injusticia pone de relieve la justicia de Dios, ¿qué diremos? ¿Que Dios es injusto al descargar sobre nosotros su ira? (Hablo en términos humanos.)6 ¡De ninguna manera! Si así fuera, ¿cómo podría Dios juzgar al mundo?7 Alguien podría objetar: «Si mi mentira destaca la verdad de Dios y así aumenta su gloria, ¿por qué todavía se me juzga como pecador?8 ¿Por qué no decir: Hagamos lo malo para que venga lo bueno?» Así nos calumnian algunos, asegurando que eso es lo que enseñamos. ¡Pero bien merecida se tienen la condenación!»

b.         ¡Cuantos en nuestros días no piensan igual! Pero no es en lo que la gente diga, o piense, es lo que la PALABRA DE DIOS DICE.  Y el apóstol Pablo bien dice: «¡Pero bien merecida se tienen la condenación!» En otras palabras, los que practican tales cosas, acumulan juicio para ellos mismo.


3.         Todos bajo pecado. – (Romanos 3:9) «¿A qué conclusión llegamos? ¿Acaso los judíos somos mejores? ¡De ninguna manera! Ya hemos demostrado que tanto los judíos como los gentiles están bajo el pecado.»  Como ya he dicho en esta lección, el apóstol Pablo ha aclarado que tanto los Judíos como los gentiles están bajo pecado. Veamos lo siguiente:

a.         El argumento es claro: el hombre es prisionero del pecado y necesita un Salvador (Gálatas 3:22).

i.          «Pero la Escritura declara que todo el mundo es prisionero del pecado, para que mediante la fe en Jesucristo lo prometido se les conceda a los que creen.»

b.         “No hay Justo, ni aun uno” (3:10). Es muy claro también que no hay nadie en toda la humanidad que sea bueno o justo. Solamente Dios puede justificar al hombre.

i.          Hay personas que creen que el ser humano es bueno, pero eso es un sueño que no es real. Si nos fijamos en el comportamiento de los seres humanos, podremos estar de acuerdo que no hay nadie bueno, porque solamente DIOS es bueno.

ii.         Estamos de acuerdo que el hombre es pecador pero es capaz de hacer buenas obras, pero no es bueno.

c.         “No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios” (3:11). Este es el estado triste de todo el que no conoce a JESUCRISTO como Salvador. Es cierto que el ser humano busca experiencias religiosas, y busca adorar algo, pero nadie puede buscar al VERDADERO Dios, a no ser que Dios mismo los atraiga a sí mismo.

i.          Dios es el que LLAMA al pecador; el pecador NO puede llamarse a sí mismo. Juan 6:44 dice:

(1)        «Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final.»

d.         Es ahí donde la JUSTICIA de Dios se revela. Romanos 3:21-22:

i.          «Pero ahora, sin la mediación de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, de la que dan testimonio la ley y los profetas.22 Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción.»

ii.         Mediante la FE en JESUCRISTO solamente, porque es por la Gracia de Dios, por cuanto todos pecaron, y no merecen la Gracia de Dios.


4.         La ley no puede Justificar a nadie. – (Romanos 3:20) «Por tanto, nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley; más bien, mediante la ley cobramos conciencia del pecado.»

a.         El propósito de la Ley no era Justificar al hombre, sino que era el hacerlo conciente que es un pecador. La Ley apunta al pecado y a la condición del pecador, pero no ofrece una solución para Justificarlo.

i.          La Ley había sido dada para que Israel supiera como adorar y sacrificar a Dios, y como comportarse delante de Dios, y delante de los hombres.

b.         Pero aun entre nosotros hay muchos en el Evangelio que llevan vidas DOBLES. Son buenos cristianos en la iglesia, pero son impíos afuera de la iglesia. Algunos hacen buenas obras en la iglesia, o invierten su dinero para beneficio del Evangelio, pero, sus vidas siguen siendo vidas impías. Veamos algunas cosas sobre esto.

i.          Nadie puede ser salvo por obras, porque si fuera así, entonces ya no sería por la Gracia de Dios, sino por nuestras propias fuerzas. Veamos Efesios 2:8-9:

(1)        «Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios,9 no por obras, para que nadie se jacte.»

ii.         Las buenas obras o el observar ciertos requisitos, no pueden JUSTIFICAR a nadie. Solamente la FE en JESUCRISTO puede justificar al pecador.

(1)        De ahí que el que ha creído y ha sido justificado, también ha sido santificado y, ya no es el mismo. Su conducta tiene que ser diferente.


5.         Por cuanto todos pecaron. – (Romanos 3:23) «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.» Este Texto es clave en el Evangelio, pues muestra la necesidad de un Salvador. Si alguien pudiera ser justificado por la Ley, o por su conducta, o si no heredara el pecado original, como enseñaba Pelagio en el quinto siglo, y nunca pecara, entonces no necesitaría el Sacrificio de JESUCRISTO.

a.         ¿Nacen los bebés con pecado? El Texto aclara muy bien que TODOS pecaron. Eso quiere decir que el pecado es hereditario. Más adelante Pablo nos muestra que al Adán pecar, todos pecamos en Adán (Romanos 5:12).

i.          «Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron»

ii.         Y el Salmo 51: 5 dice: «Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre.»

b.         Entonces, si TODOS pecaron, ¿A dónde van los bebés que mueren en la infancia? ¿O los que nunca han oído el Evangelio? Veamos algunas cosas sobre esto.

i.          En primer lugar, tenemos el error de Pelagio en el quinto siglo, y de otros en estos días. Pelagio creía que el pecado original no se transmitía. Cada persona nacía siendo neutral, y podía pecar, o no pecar. En nuestros días hay muchos que piensan igual.

(1)        Este error lo que hace es contradecir la Palabra de Dios y con eso hace nulo la necesidad de la Redención del ser humano.

(2)        Si el hombre no nace siendo pecador, entonces no necesita a un Salvador.

ii.         En segundo lugar, contestando la pregunta sobre los bebés que mueren en la infancia, o aún en el vientre de su madre, porque los bebés abortados, son SERES HUMANOS; son una persona. Ahora, podemos decir que de los niños es el Reino de los Cielos. Marcos 10:13-16 dice:

(1)        «13 Empezaron a llevarle niños a Jesús para que los tocara, pero los discípulos reprendían a quienes los llevaban.14 Cuando Jesús se dio cuenta, se indignó y les dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos.15 Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño, de ninguna manera entrará en él.»16 Y después de abrazarlos, los bendecía poniendo las manos sobre ellos.»

(2)        Los niños son salvos por la Gracia de JESUCRISTO. Es a través del Sacrificio en la Cruz del Calvario, que se les otorga a ellos la Salvación porque ellos no pudieron llegar a una edad para CREER o RECHAZAR a JESUCRISTO.

iii.        Para las personas que nacen demente y nunca pueden razonar, podemos decir que Dios en Su Justicia, les otorga a ellos como a los niños la Salvación por Su Gracia. Ellos tampoco pueden creer o rechazar a JESUCRISTO.

iv.        En cuarto lugar, para los que nunca han oído el Evangelio es diferente, porque ellos sí pueden escoger. Dios le ha dado a todo ser humano una conciencia.  Romanos 2:12-16 dice:

(1)        «Todos los que han pecado sin conocer la ley, también perecerán sin la ley; y todos los que han pecado conociendo la ley, por la ley serán juzgados.13 Porque Dios no considera justos a los que oyen la ley sino a los que la cumplen.14 De hecho, cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por naturaleza lo que la ley exige, ellos son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley.15 Éstos muestran que llevan escrito en el corazón lo que la ley exige, como lo atestigua su conciencia, pues sus propios pensamientos algunas veces los acusan y otras veces los excusan.16 Así sucederá el día en que, por medio de Jesucristo, Dios juzgará los secretos de toda persona, como lo declara mi evangelio.»

v.         Con esto aclaramos que Dios es el JUEZ, y Él es el que decide, y conoce cada corazón.


6.         RESUMEN: Este es el mensaje del Evangelio: (Romanos 3:23) «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.»  TODOS necesitamos a JESUCRISTO como nuestro Salvador. NADIE puede encontrarlo por su propia forma. Hay un solo camino, y un solo NOMBRE por el cual podamos ser salvo. El NOMBRE de JESÚS nuestro SEÑOR Y DIOS.


Conclusión:

Oremos.

Notas:

1.  Evis Carballosa, Romanos, una orientación expositiva y práctica, p.81, Portavoz Evangélico.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 28 de Diciembre, 2008.

El llamado a la Santidad

Por: pastor Daniel Brito

Título: El llamado a la Santidad

Texto: 1 Corintios 1:2:
«A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser su santo pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y de nosotros»*

Introducción:
En esta noche seguimos con nuestro tema sobre la Salvación. Ahora estaremos hablando sobre el tema de cómo parecernos más a Dios, y eso es por medio de la SANTIFICACIÓN. Trataremos los siguientes temas:

(1)    El llamado a la Santificación.
(2)    El Santificador.
(3)    El Creyente y la Santificación gradual.
(4)    Los Frutos de la Santificación.

Lección:

1.    El llamado a la Santificación. — El llamado de Dios a la Salvación no es un llamado intelectual, o místico; es un llamado a ser parte de la Familia de Dios por medio del Nuevo Nacimiento como ya hemos enseñado.

a.    Santificación en el Texto Original se refiere a algo que ha sido SEPARADO, o CONSAGRADO a Dios. ¿Separado de qué? Separado del pecado para SERVIR a JESUCRISTO.

b.    JESUCRISTO en Su Oración Intercesora antes de ir a la Cruz del Calvario, ora al Padre por NUESTRA Santificación, a través de Su Sacrificio en la Cruz. Juan 17:17-19 dice:

i.    «Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad.18 Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo.19 Y por ellos me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.»

c.    Sigamos con nuestro segundo punto.

2.    El Santificador. — (2 Tesalonicenses 2:13) «Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad.»

a.    Como podemos ver, el Santificador es El Espíritu Santo, quien primeramente nos hace nacer de Nuevo, y nos SANTIFICA Instantáneamente, limpiando nuestras vidas con la Sangre de JESUCRISTO. Eso es una obra Instantánea que solamente DIOS puede hacer, porque nadie puede limpiarse así mismo de sus pecados. Ahora veamos algunos aspectos sobre la Obra de la Santificación por medio del Espíritu Santo.

i.    La Santidad es Instantánea.  — La Santificación es la posición del creyente que ha sido SEPARADO de la esclavitud del pecado, para SERVIR a JESUCRISTO.

(1)    De ahí que el apóstol Pablo en sus Epístolas, cuando se dirigía a los miembros de una iglesia local, les saludaba llamándoles SANTOS. Eso no lo hacía porque habían alcanzado la perfección, sino porque habían sido lavados en la SANGRE de JESUCRISTO El Hijo de Dios. 2 Corintios 1:1 dice:

(a)    «Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, y Timoteo nuestro hermano, a la iglesia de Dios que está en Corinto y a todos los santos en toda la región de Acaya,»

(2)    Como podemos ver, todo creyente es considerado como parte del grupo de los “SANTOS”, no porque haya alcanzado la perfección, porque solamente DIOS es PERFECTO, sino porque ha sido SEPARADO del pecado para servir a JESUCRISTO nuestro Salvador.

ii.    La Santidad también es Progresiva o gradual. — (2 Corintios 7:1) «Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación.»

(1)    Esta etapa de la vida del cristiano se conoce como Santificación Progresiva, o gradual, porque el creyente siempre está en un proceso donde necesita a Dios TODO el tiempo.

(2)    Y eso nos lleva al siguiente punto.

3.    El Creyente y la Santificación gradual.— Veamos algunas cosas sobre este punto:

a.    El primero es que como hemos dicho ya, es Dios quien hace la obra en nosotros.

b.    El segundo es que nosotros también tenemos una parte en la santificación, y es que está en nosotros el desear la santificación por parte de Dios, haciendo decisiones de apartarnos del pecado, y acercarnos a Dios. Veamos 1 Pedro 1:13-22:

i.    «Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo.14 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia.15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó;16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.»17 Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.18 Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata,19 sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto.20 Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes.21 Por medio de él ustedes creen en Dios, que lo resucitó y glorificó, de modo que su fe y su esperanza están puestas en Dios. 22 Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón los unos a los otros.»

c.    ¿Cuál es el método de la santificación? Como podemos ver, nos purificamos o santificamos, obedeciendo a la Verdad, que es la Palabra de Dios.

i.    «¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra.10 Yo te busco con todo el corazón; no dejes que me desvíe de tus mandamientos.11 En mi corazón atesoro tus dichos  para no pecar contra ti.» (Salmo 119:9-11)

ii.    Y ahora concluimos con nuestro último punto.

4.    Los Frutos de la Santificación. — La Santificación es el resultado del Nuevo Nacimiento. El cambio interior por la regeneración en nuestras vidas por medio del Espíritu Santo, produce un cambio real en la vida del creyente. Veamos algunas cosas sobre esto:

a.    Debe de haber un deseo de cuidar nuestras vidas de las consecuencias del pecado. Esto es en cuanto a lo que uno ve, escucha o dice. El Texto Sagrado nos amonesta a abstenernos de las cosas que nos llevan al pecado, y más bien a buscar el Ser LLENOS del ESPÍRITU SANTO.  Efesios 5:15-19 dice:

i.    «Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios,16 aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.17 Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.18 No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.19 Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.»

ii.    El Himno antiguo: Te necesito a toda hora, decía que las tentaciones pierden su poder cuando Dios está cerca. Hablando de la importancia de estar cerca de Dios. Por eso el título de “Te necesito a toda hora”.

iii.    Ese himno dice la realidad de la necesidad de TODO creyente de estar cerca de Dios, y eso es el resultado de la SANTIFICACIÓN.

b.    Recordemos el Título de esta Lección y es que Dios nos ha llamado a ser Santos. Veamos 1 Tesalonicenses 4:7:

i.    «Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad»

c.    Y para concluir, terminamos con las Palabras encontradas en 1 Tesalonicenses 5:23:

i.    «Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser —espíritu, alma y cuerpo— irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo.»

Conclusión:
Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Octubre, 2008.