Los Triunfos de la Cruz

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Los Triunfos de la Cruz

TEXTO: Colosenses 2:15

«Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal.»

INTRODUCCIÓN:

Acabamos de pasar la SEMANA MAYOR, un tiempo de reflexión para el cristiano sobre la Obra Redentora en la Cruz del Calvario. Por medio de JESUCRISTO, ahora tenemos libre acceso al Trono de la Gracia. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Triunfo sobre la LEY y los DECRETOS

  3. Triunfo sobre el Pecado

  4. Triunfo sobre la Muerte

  5. Triunfo sobre las obras del diablo

  6. Triunfo en Su RESURRECCIÓN

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. La imagen que el apóstol Pablo nos presenta en este Texto era una bien conocida en el mundo Romano, cuando el general triunfante dirigía un desfile a través de la ciudad mostrando su victoria. En la parte trasera iban los reyes, oficiales y soldados conquistados incluyendo el botín.i Así en este pasaje el apóstol Pablo nos muestra como el SEÑOR JESUCRISTO al exhibir a sus enemigos en un DESFILE PÚBLICO, los humilló. Eso es porque la Obra de la Redención se llevó a cabo en PÚBLICO y no a escondidas.

  1. Triunfo sobre la LEY y los DECRETOS. (Colosenses 2:9-14) «Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo; y en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido esa plenitud. 10 11 Además, en él fueron circuncidados, no por mano humana sino con la circuncisión que consiste en despojarse del cuerpo pecaminoso. Esta circuncisión la efectuó Cristo. 12 Ustedes la recibieron al ser sepultados con él en el bautismo. En él también fueron resucitados mediante la fe en el poder de Dios, quien lo resucitó de entre los muertos. 13 Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados 14 y anular la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa, clavándola en la cruz.»

    1. Lo primero que debemos notar es que, en la HUMANIDAD de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, habita TODA la DIVINIDAD ya que Él es DIOS.

      1. Así podemos apreciar que el mismo DIOS se hizo CARNE para dar Su Vida en la Cruz del Calvario.

    1. En segundo lugar, el ser humano estaba endeudado con DIOS por causa del pecado original. Así el peso de la DEUDA era revelado por medio de la LEY DE MOISÉS, la cual muestra lo que el pecado es.

      1. Como dice Juan C. Cevallos: «El Salvador fue clavado en la cruz y juntamente con él nuestras culpas que nos condenan. Estas fueron crucificadas, pero no conocen resurrección. Él se hizo maldición por nosotros.»ii

  1. Triunfo sobre el Pecado. (Hebreos 9:26) «Si así fuera, Cristo habría tenido que sufrir muchas veces desde la creación del mundo. Al contrario, ahora, al final de los tiempos, se ha presentado una sola vez y para siempre a fin de acabar con el pecado mediante el sacrificio de sí mismo.»

    1. JESUCRISTO clavó en la Cruz del Calvario los Decretos de la ley junto con nuestros pecados.

      1. Así el creyente ahora ya no está bajo el DOMINIO del pecado.

    1. Sabemos que somos pecadores, pero no somos ESCLAVOS del pecado, ya que JESUCRISTO ha vencido el poder del pecado sobre nosotros.

      1. Así el creyente puede estar seguro que ha sido PERDONADO por DIOS.

  1. Triunfo sobre la Muerte. (Hebreos 2:14-15) «Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso, él también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte —es decir, al diablo—, y librar a todos los que por temor a la muerte estaban sometidos a esclavitud durante toda la vida.»

    1. La Biblia nos enseña que la paga del pecado es MUERTE. No solamente la muerte física la cual es tan real para nosotros, sino la MUERTE ESPIRITUAL la cual es SEPARACIÓN CON DIOS.

      1. Desde la caída en el Huerto del Edén, el ser humano ha estado en ENEMISTAD CON DIOS por causa del pecado.

      1. Así la muerte ha tenido al ser humano encadenado con el miedo.

        1. Miedo a morir físicamente y miedo al más allá por no saber lo que la ETERNIDAD tiene para ellos.

    1. Pero JESUCRISTO vino a ROMPER el yugo del poder de la muerte sobre el creyente al dar Su Vida en la Cruz del Calvario por nosotros.

      1. (2 Timoteo 1:9-10) «Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo; 15 10 y ahora lo ha revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien destruyó la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio.»

      1. Noten que la DESTRUCCIÓN o la ABOLICIÓN de la muerte no quiere decir que la gente ya no muere, porque todos sabemos que la gente sigue muriendo. Más bien se está refiriendo como ya hemos dicho, al PODER DE LA MUERTE sobre el creyente.

    1. La muerte de JESUCRISTO es el fin del temor de la muerte para todos aquellos que ponen su confianza en el SEÑOR JESUCRISTO.

  1. Triunfo sobre las obras diablo. (1 Juan 3:8) «El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha estado pecando desde el principio. El Hijo de Dios fue enviado precisamente para destruir las obras del diablo.»

    1. La obra del diablo es engañar a la gente para llevarlos a la perdición eterna.

      1. El diablo es llamado el padre de mentira por el SEÑOR JESUCRISTO (Juan 8:44).

      1. El diablo ya no tiene dominio sobre aquellos que ponen su confianza en el SEÑOR JESUCRISTO.

    1. La Obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario deshace las obras del diablo para todos aquellos que se glorían en la Cruz de CRISTO.

      1. Eso es todo aquel que CONFIESA a JESUCRISTO como SEÑOR y SALVADOR de su vida.

  1. Triunfo en Su RESURRECCIÓN. (1 Corintios 15:20-22) «Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron. 21 De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. 22 Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir»

    1. El SEÑOR JESÚS al Resucitar de entre los muertos, le puso un «sello» de victoria a Su Muerte en la Cruz del Calvario. Eso es porque si Él solamente hubiera muerto en la Cruz, entonces la gente lo hubiera visto como uno de tantos hombres buenos que han muerto por alguna causa.

    1. Así Su Obra de Redención en la Cruz del Calvario se completó en Su Resurrección corporal.

      1. JESUCRISTO entregó Su Vida; nadie se la pudo quitar.

      1. Así mismo Él RESUCITÓ de los muertos, ya que la muerte no lo pudo contener.

    1. En Su MUERTE y RESURRECCIÓN el SEÑOR JESUCRISTO muestra que Él es DIOS y nos ha prometido Resucitar a todos los que han puesto su confianza en Él, ya que Él es la RESURRECCIÓN Y LA VIDA.

      1. (Juan 11:25) «Entonces Jesús le dijo: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; 26 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?»

    1. Para concluir, esos son los TRIUNFOS de la Cruz. ¿Has puesto tu confianza en el SEÑOR JESUCRISTO? ¿Has recibido a JESUCRISTO como salvador de tu vida?

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Curtis Vaughn, The Expositor’s Bible Commentary, Philippians – Colossians – Philemon, p. 110, Zondervan: 1996.

ii Juan C. Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano, vol. 21, Gálatas, Efesios Filipenses, Colosenses y Filemón, p. 297, Editorial Mundo Hispano: 1995.

Conociendo la Voluntad de Dios

Por: pastor Daniel Brito

Título: Conociendo la Voluntad de Dios

Texto: Salmo 37:23
«El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir»*
–Nueva Versión Internacional

Introducción:
En esta noche estaremos hablando sobre conociendo la Voluntad de Dios. Para muchos, el hablar de la voluntad de Dios los hace pensar en propósitos especiales que Dios tenga para uno, o un llamado a ser misionero(a), y cuantas otras cosas no le vienen a uno a la mente. Pero veremos que los aspectos esenciales de la Voluntad de Dios están revelado en Su Santa Palabra. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.

Trataremos los siguientes temas:
(1) Lo que está Aclarado en la Biblia.
(2) Dos requisitos que son la Voluntad de Dios.
(3) Ser un Discípulo es la Voluntad de Dios.

Lección:
1. Lo que está aclarado en la Biblia es nuestro primer punto. – El Texto que hemos leído en el libro de los Salmos y dice: «El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir», nos muestra en esencia la Voluntad de Dios. Si uno preguntara si será la voluntad de Dios el que yo me enamore con la esposa del vecino, o el esposo del vecino, es muy claro que no es la Voluntad de Dios, porque Él prohíbe la codicia y el adulterio. Si uno se pregunta si es la Voluntad de Dios el llevarse algo que no es de uno, claramente que no lo es, porque la Biblia prohíbe el robar. Noten que es en el Texto Sagrado donde encontramos la Voluntad de Dios. Dios nos ha dado Su Palabra, para guiarnos en el camino que Él quiere que vivamos. Es por eso que es tan importante el conocer lo que la Biblia, que es la Palabra de Dios, dice.

2. Vean ahora dos cosas que Dios considera esencial para nuestras vidas, y Él quiere que todo ser humano haga.

a. El primero es el tema que estuvimos hablando hace dos semanas, y es el del arrepentimiento. 2ª Pedro 3:9 dice:

i. «El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.»

ii. Notemos que es la Voluntad de Dios que TODOS vengan al arrepentimiento. Con esto entendemos que este es el primer paso que toda persona tiene que dar para seguir a JESUCRISTO.

iii. Si preguntamos, ¿Será la Voluntad de Dios que esa persona se arrepienta de sus pecados? Es algo que no hay que preguntarlo, es evidente en el Texto Sagrado que Dios nos llama al Arrepentimiento y por eso es Su Voluntad.

b. El segundo es la Voluntad de nuestro Salvador que recibamos la Regeneración, o como también se conoce, el Nuevo Nacimiento. Nuestro SEÑOR JESUS, hablando con Nicodemo, le explica la necesidad de una cambio interno, a eso le llamó el Nuevo Nacimiento. Juan 3:3 dice:

i. «De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús.»

ii. 1 de Pedro 1:3 dice: «¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva»

iii. Con esto podemos ver que es la Voluntad de Dios que recibamos el Nuevo Nacimiento en nuestras vidas. Es del interior para fuera como uno cambia, no al revés. Nada externo puede cambiarnos, sino que es lo interno lo que cambia primero. Y eso es para que tengamos la Esperanza de la Vida Eterna.

iv. Nuestro Salvador quiere que TODOS vengamos al Arrepentimiento, y que experimentemos el Nuevo Nacimiento para la Salvación de nuestras almas.

3. Ser un Discípulo es la Voluntad de Dios. — Este es nuestro último punto, y es parte del Plan Divino de nuestro SEÑOR. Marcos 8:34-37 dice: «Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga.35 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará.36 ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?»

a. Vamos a comenzar aclarando el Texto. El SEÑOR JESUCRISTO pone las condiciones para TODO el que quiera ser Su discípulo. El negarse a sí mismo, es el decirse NO a sí mismo. El ego es la parte de la persona que nos hace a todos egoístas. El egoísmo propio, centrado en los intereses de uno mismo, a veces lleva a la idolatría propia. JESUCRISTO dice que para seguirle a Él, hay que decirle NO a las cosas prohibidas, y sí a someterse a la Voluntad de nuestro Salvador.

i. Noten lo parecido que el negarse a sí mismo es, con el Tomar la cruz, que es someterse a la voluntad de Dios, y por ende, la obediencia a Su Palabra.

b. Nuestro SEÑOR ahora agrega un ejemplo sobre ganar el mundo y perder su vida, o su alma. Ganar el mundo es llegar a tener lo que pocos han logrado en cuanto a riquezas, pero se intenta ganar el mundo haciendo lo que uno mismo quiere hacer. A esto JESUCRISTO dice que el discípulo, tiene que decirle NO a sus propios intereses, y decirle SI a seguir la Voluntad de Dios.

i. Decirle NO a la Voluntad de Dios es perder el alma. Decirle SI a la Voluntad de Dios, es decirle sí a la vida eterna.

c. ¿Cómo encontrar la Voluntad de Dios? En las Sagradas Escrituras que son Sus Palabras.

Conclusión:
Hemos aprendido que la Voluntad de Dios la encontramos en la Palabra de Dios. También hemos aprendido que la obediencia a la Palabra de Dios y a Su Voluntad, es requerida para la vida eterna.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Mayo de 2008.