Viviendo el Ejemplo de Cristo

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Viviendo el Ejemplo de Cristo

TEXTO: 1 Pedro 4:1-6

«Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios. Pues ya basta con el tiempo que han desperdiciado haciendo lo que agrada a los incrédulos,[a] entregados al desenfreno, a las pasiones, a las borracheras, a las orgías, a las parrandas y a las idolatrías abominables. A ellos les parece extraño que ustedes ya no corran con ellos en ese mismo desbordamiento de inmoralidad, y por eso los insultan. Pero ellos tendrán que rendirle cuentas a aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos. Por esto también se les predicó el evangelio aun a los muertos, para que, a pesar de haber sido juzgados según criterios humanos en lo que atañe al cuerpo, vivan conforme a Dios en lo que atañe al espíritu.»

INTRODUCCIÓN

El tema de VIVIENDO EL EJEMPLO DE CRISTO es un tema de SANTIFICACIÓN. Un tema que en realidad debe ser bien conocido entre los creyentes, pero es un tema que siempre debemos repetir cuantas veces podamos hacerlo, ya que el creyente nunca debe pensar que ya sabe lo que tiene que saber sobre la SANTIDAD, ya que, sin importar la edad de la persona, o el tiempo que lleva en el Evangelio, siempre debemos ser AMONESTADOS a vivir como CRISTO VIVIÓ. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN

  1. Trasfondo. En este año hemos estado estudiando las Epístolas Paulinas en nuestra Escuela Bíblica, y no podemos estudiarlas sin darnos cuenta cómo es que los paganos que habían recibido el MENSAJE de salvación habían renunciado al estilo de vida habían practicado.

    1. Eso es algo que en toda época de la Historia de la Iglesia la gente ha tenido que hacer cuando responden al MENSAJE DEL EVANGELIO.

      1. Nosotros tal vez no habíamos vivido como paganos, pero estábamos muertos en nuestros delitos y éramos objeto de la ira de DIOS (Efesios 2:3), al igual que los paganos.

    1. La mayoría de los comentaristas Bíblicos consideran que los DESTINATARIOS de nuestra Epístola parece ser que eran de origen gentil, o sea, paganos, más que judíos. Pero sin duda alguna también había Cristianos Judíos en esas iglesias, porque Judíos Cristianos de Capadocia, del Ponto y de Asia, estaban presente en el día de Pentecostés y oyeron el Evangelio (Hechos 2:9-20).i

  1. Roto con el pecado. (vv. 1-2) «Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios.»

    1. Nótese que el apóstol Pedro ya ha aclarado que el SEÑOR JESÚS NO TUVO pecado, ya que Él es DIOS y tuvo un nacimiento virginal. También ha aclarado que JESUCRISTO murió en la Cruz del Calvario por los pecadores

      1. (1 Pedro 2:22) «Él no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca»

      1. (1 Pedro 2:24) «Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados.»

    1. El SEÑOR JESÚS rompió el poder del pecado sobre nosotros, al morir por nosotros en la cruz del Calvario. El JUSTO por los injustos.

      1. Así que podemos ver que el SEÑOR JESÚS ha hecho la Obra necesaria para destruir el poder del pecado que nos tenía encadenados.

    1. Ahora bien, podemos notar que hay una semejanza en este Texto y el Texto de Romanos 6, donde Pablo usa el Bautismo en aguas como un símbolo de la muerte al pecado y una resurrección a la vida eterna.

      1. (Romanos 6:4-7) «Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder[a] del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado; porque el que muere queda liberado del pecado.»

    1. NOTA: Todos nosotros sabemos muy bien lo que el pecado puede hacer en la vida de uno. De hecho, todos los días lidiamos en contra de los deseos del pecado. Pero algo sí ha quedado claro, y es que hemos sido liberados del PODER DEL PECADO.

      1. Eso es porque como dice el apóstol Pedro (4:1) hemos ROTO con el pecado.

      1. Es decir, ya no tenemos COMUNIÓN con el pecado.

  1. Haber ROTO con el pecado es evidente. (vv. 3-4) «Pues ya basta con el tiempo que han desperdiciado haciendo lo que agrada a los incrédulos,[a] entregados al desenfreno, a las pasiones, a las borracheras, a las orgías, a las parrandas y a las idolatrías abominables. A ellos les parece extraño que ustedes ya no corran con ellos en ese mismo desbordamiento de inmoralidad, y por eso los insultan.»

    1. Seguramente que muchos de ustedes podrán identificarse con aquellos que después de haber recibido a JESUCRISTO como Salvador de sus vidas, ya no hacen lo que antes hacían con sus amigos y familiares.

      1. El verso 3 deja una lista de vicios que eran común entre los paganos, y a los que Pedro dice que los Cristianos ya no los practicaban.

    1. Unos hermanos que asisten a esta iglesia, me dicen que cuando estaban en el mundo tenían fiesta todos los fines de semana. Con casa llena y cerveza, bailes, etcétera.

      1. Pero cuando recibieron a JESUCRISTO en sus vidas, dejaron todo eso, y la gente que antes venían a visitarlos, ya nunca llegaron.

      1. Otros se enojan tanto porque ya no hacen lo que antes hacían, que hasta se vuelven enemigos.

    1. El apóstol Pedro escribió nuestra Epístola un poco antes que Nerón César quemara Roma y acusara a los Cristianos de hacerlo.

      1. Así que, aunque parece ser que ya algunos estaban sufriendo cierto tipo de persecución, cuando Nerón culpó a los Cristianos fue mucho peor.

      1. Los Cristianos eran usados como antorchas para alumbrar las fiestas de Nerón, quedamos vivos.

  1. Ya se acerca el fin de todas las cosas. (1 Pedro 4:7-11) «Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada. Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados. Practiquen la hospitalidad entre ustedes sin quejarse. 10 Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas. 11 El que habla, hágalo como quien expresa las palabras mismas de Dios; el que presta algún servicio, hágalo como quien tiene el poder de Dios. Así Dios será en todo alabado por medio de Jesucristo, a quien sea la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.»

    1. En las Epístolas se nos enseña que el tiempo de la Venida de JESUCRISTO está cerca. O sea, lo muestra como algo real que, aunque uno lo vea en esta vida, sí va a ocurrir en el tiempo de DIOS.

      1. En 2 Pedro 3:1-13 el apóstol Pedro habla sobre la Venida de JESUCRISTO y sobre los burlones que se han reído porque todavía no ha ocurrido.

      1. Bueno, después de más de MIL AÑOS, todavía el SEÑOR JESÚS no ha venido por Su Iglesia, pero lo que sí sabemos, es que va a ocurrir.

      1. La BIBLIA ES EL LIBRO DE DIOS, y como LIBRO DE DIOS nos aclara los PLANES DE DIOS sobre el futuro, ya que solamente DIOS conoce el futuro.

    1. Los versos 11 y 14 hablan de ESFORZARSE mientras ESPERAN la VENIDA DE JESUCRISTO, para ser hallados SIN MANCHA.

      1. (2 Pedro 3:14) «Por eso, queridos hermanos, mientras esperan estos acontecimientos, esfuércense para que Dios los halle sin mancha y sin defecto, y en paz con él.»

  1. Sufriendo por seguir a CRISTO. (1 Pedro 4:12-19) «Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito. 13 Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo. 14 Dichosos ustedes si los insultan por causa del nombre de Cristo, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre ustedes. 15 Que ninguno tenga que sufrir por asesino, ladrón o delincuente, ni siquiera por entrometido. 16 Pero, si alguien sufre por ser cristiano, que no se avergüence, sino que alabe a Dios por llevar el nombre de Cristo. 17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la familia de Dios; y, si comienza por nosotros, ¡cuál no será el fin de los que se rebelan contra el evangelio de Dios! 18 «Si el justo a duras penas se salva, ¿qué será del impío y del pecador?»[c] 19 Así pues, los que sufren según la voluntad de Dios, entréguense a su fiel Creador y sigan practicando el bien.»

    1. Otra vez entramos en el tema de la PERSECUCIÓN, o, mejor dicho, del SUFRIMIENTO en medio de la persecución.

      1. Eso puede ser de diferentes maneras, ya que como Cristianos, sufrimos por el Evangelio de diferentes maneras, pero son muchos los Cristianos que al igual que esos primeros Cristianos a los que el apóstol Pedro se dirige, sufren persecución aun hasta ir a la cárcel y ser torturados, y otros a morir por el Evangelio.

      1. Pero noten que el apóstol Pedro aclara bien que aquellos que sufren prisiones por el Evangelio, lo hacen porque SIGUEN A JESUCRISTO, y no por ser malhechores.

    1. Los versos 17 y 18 pueden ser malinterpretados, pero como dice Lacueva:

      1. «El autor sagrado hace notar que, si el juicio de Dios en la presente economía, representado por la drástica disciplina que impone a los suyos, a la familia de la fe, es tan severo, ¿Cuál será el final de os que rehúsan aceptar el mensaje del Evangelio? Si tan severo es Dios con los suyos perseguidos, ¿Qué será con los rebeldes perseguidores? Nótese que, al hablar de lo que sufren los creyentes, Pedro menciona el juicio que ha comenzado; pero, al hablar de los incrédulos, se refiere al final, a un final eterno. La diferencia es colosal y debe hacer meditar seriamente a todo lector inconverso: Los cristianos sufren ahora en la carne, para aparecer espiritualmente vivos en el día de Jesucristo (v. 6, comp. con 1 Co. 5:5); en cambio, los incrédulos no sacan ningún provecho de lo que aquí puedan sufrir, sino que su juicio final desembocará en la muerte eterna.»ii

      1. El autor sagrado no quiere decir que es difícil para DIOS salvar, o que haya alguna incertidumbre sobre el destino eterno de los creyentes. Las palabras quieren decir que el creyente no puede esperar que el camino a la salvación final sea uno sin contratiempos y fácil. Los adversarios espirítales estarán velando sobre eso mismo. Pero si no es un camino de rosas para los santos, la pregunta es: ¿Qué será para los impíos y los pecadores?iii

      1. Como ya dijo Lacueva, será en el JUICIO FINAL que desembocará en la muerte eterna.

    1. Recordemos que DIOS nos ha llamado a estar SOBRIOS en la oración, porque tenemos un enemigo que anda rugiendo como un león buscando a quien devorar.

      1. (1 Pedro 4:7) «Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada.»

      1. (1 Pedro 5:8-9) «Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos.»

      1. Al igual que en 1 Tesalonicenses 5:6-8, donde se usan palabras similares, el creyente es animado a no estar DORMIDO ni en BORRACHERAS, sino SOBRIO en oración.

      1. Nótese que aquí hay una gran advertencia en contra de la MUNDANALIDAD que causa que el creyente en vez de estar SOBRIO en su vida espiritual, esté DORMIDO.

      1. También nótese que hay una ADVERTENCIA en contra de hacer lo que para el mundo es tan común, y es andar tomando bebidas alcohólicas, las cuales pueden llevar a la BORRACHERA y al descontrol (Efesios 5:18).

    1. Para concluir, el SEÑOR nos ha llamado a la SANTIDAD, a vivir vidas que AGRADAN a DIOS y hacer poder VIVIR COMO CRISTO VIVIÓ.

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i ESV Study Bible, p. 2402, Crossway Books.

ii Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, obra complete, p. 1856, Editorial CLIE.

iii Norman Hillyer, NIBC, 1 and 2 Peter, Jude, pp. 133-134, Hendrickson.

¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios?

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios?

TEXTO: 1ª Juan 2:3-6

«¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos. El que afirma: «Lo conozco», pero no obedece sus mandamientos, es un mentiroso y no tiene la verdad. En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente[b] en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: el que afirma que permanece en él, debe vivir como él vivió.»

INTRODUCCIÓN:

En esta noche seguimos con nuestro estudio de la Primera Epístola del apóstol Juan. En medio de una sociedad pluralista como la nuestra, encontramos respuestas CLARAS sobre cómo es que debemos vivir nuestras vidas. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Como ya hemos dicho en nuestra lección pasada, el apóstol Juan es el autor de nuestra Epístola, al igual que del Evangelio que lleva su nombre, y de la 2ª y 3ª Epístolas. El apóstol Juan estaba viviendo en la ciudad de Éfeso, en lo que hoy día es la nación de Turquía. Una ciudad griega pagana.

    1. En el libro del Apocalipsis, escrito también por el apóstol Juan, en los capítulos 1-3, tenemos las cartas enviadas a las SIETE IGLESIAS, las cuales nos muestra la condición de esas iglesias que estaban siendo supervisadas por el apóstol Juan.

      1. En la ciudad de Éfeso existía la creencia en la pluralidad de dioses, pero en esa ciudad había un templo para la diosa Diana, o Artemisa, que es considerado como una de las siete Maravillas del mundo antiguo.

      1. En Hechos 19 encontramos el gran disturbio causado por los que hacían ídolos y habían perdido ganancias por el crecimiento del Evangelio. El Texto Sagrado nos dice que el pueblo gritó por dos horas: «¡Grande es Artemisa de los efesios!» otro nombre para la diosa Diana.

    1. Así que podemos comprender en qué condición moral y espiritual la Iglesia de nuestro SEÑOR JESÚS había tenido su comienzo y desarrollo en los pueblos paganos.

  1. Si hacemos Pregunta. – (1ª Juan 2:3) «¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos. »

    1. Nuestro Texto en la Versión que estoy usando, la NVI, comienza con una pregunta: ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Sería contestada de diferentes maneras si fuera preguntado a diferentes tipos de Cristianos, o a diferentes edades.

      1. La RV 1960 no lo tiene como pregunta: «Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.»

      1. La Biblia de las Américas dice muy parecido: «Y en esto sabemos que hemos llegado a conocerle: si guardamos sus mandamientos

    1. Pero si hacemos la pregunta como la hace la NVI: ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Entonces seguramente que algunos respondan con un: «Yo lo siento», lo cual es verídico, ya que es algo real que como creyentes, de diferentes maneras podemos sentir el PODER o la PRESENCIA de DIOS en nuestras vidas.

      1. Pero también puede ser que alguien responda que lo conoce bien por la manera en que DIOS le habla, pero si no se está refiriendo a la Palabra de DIOS, es una respuesta SUBJETIVA.

      1. Lo mismo viene siendo con aquellos que tal vez respondan que lo conocen porque DIOS los usa a ellos de una manera poderosa. Pero eso también puede ser SUBJETIVO.

    1. La manera que nuestro Texto nos dice de ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Simplemente es: Si obedecemos sus mandamientos. Está en los mismos FRUTOS del creyente, o sea, su manera de vivir, de hablar, etc. Esa es la misma manera en que podemos distinguir a los falsos profetas.

      1. (Mateo 7:15-23) «Cuídense de los falsos profetas. Vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. 16 Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los cardos? 17 Del mismo modo, todo árbol bueno da fruto bueno, pero el árbol malo da fruto malo. 18 Un árbol bueno no puede dar fruto malo, y un árbol malo no puede dar fruto bueno. 19 Todo árbol que no da buen fruto se corta y se arroja al fuego. 20 Así que por sus frutos los conocerán. 21 »No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. 22 Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” 23 Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!»

    1. Eso es porque PRETENDEN ser lo que no son. Así dice nuestro Texto en el verso 4 de 1ª Juan 2: «El que afirma: «Lo conozco», pero no obedece sus mandamientos, es un mentiroso y no tiene la verdad.»

      1. Noten que eso es en el área DOCTRINAL.

      1. Pero noten también que lo es en el área MORAL.

  1. Conociendo a DIOS. – (1ª Juan 2:3) «¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos.»

    1. Parece ser que los gnósticos quienes se jactaban de CONOCER a DIOS por medio de un «conocimiento», usaban expresiones como nos dice Robertson en su comentario a la Epístola de Juan:

      1. «Yo he llegado a conocerle… Esta es una de las piadosas pretensiones, una barata bravata de parte de los gnósticos, que aparecían así en las reuniones con estas hinchadas jactancias.»i

      1. Lo mismo ocurre en medio nuestro con tantas sectas que dicen CONOCER a DIOS por medio de las revelaciones de su fundador.

    1. La Respuesta es dada por el apóstol Juan al decir: «Si obedecemos sus mandamientos.»

      1. Nadie puede OBEDECER los MANDAMIENTOS de DIOS si no lo conoce verdaderamente. O sea, en las palabras del Texto Sagrado podemos notar que debe haber un CAMBIO en la persona que OBEDECE.

      1. Como dice Bonnet en su comentario: «Conocer (v. 3, 4, 13, 14), en las escrituras y principalmente en el estilo de Juan, no significa jamás un conocimiento intelectual, teórico, sino un conocimiento experimental del corazón.»ii

        1. Este CONOCIMIENTO no se adquiere por medio de especulaciones abstractas, sino que viviendo una vida en relación espiritual con el ÚNICO y VERDADERO DIOS.iii

      1. Como ya hemos dicho, tiene que haber un NUEVO NACIMIENTO en la persona para que así pueda CONOCER a DIOS.

  1. Debe vivir como JESUCRISTO vivió. – (1ª Juan 2:5-6) «En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente[b] en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: el que afirma que permanece en él, debe vivir como él vivió.»

    1. El mejor ejemplo que tenemos para vivir la vida Cristiana siempre es el SEÑOR JESUCRISTO, siendo Él mismo DIOS ETERNO, quien se hizo CARNE y vino a dar Su Vida por los pecadores.

    1. Así que como ya hemos dicho, para CONOCER a DIOS y poder ser IMITADORES de Él, tenemos que haber NACIDO DE NUEVO.

      1. DIOS le habla al pueblo de Israel por medio del profeta Jeremías, sobre cómo es que el pueblo de Israel no había sido FIEL al PACTO ANTIGUO con JEHOVÁ.

        1. (Jeremías 31:33) «Éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con el pueblo de Israel —afirma el Señor—: Pondré mi *ley en su *mente, y la escribiré en su *corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.»

      1. Así que cuando el NUEVO PACTO es establecido por medio de la Obra Redentora en la Cruz del Calvario y de la Resurrección del SEÑOR JESUCRISTO, sus corazones serán CAMBIADOS para que puedan OBEDECER. Es por eso que el mantener los MANDAMIENTOS NO es una condición de CONOCER a DIOS, sino que es una SEÑAL que uno ya CONOCE a DIOS.iv

        1. Lo mismo dice el Texto Sagrado sobre las BUENAS OBRAS, y es que no somos SALVOS por hacer buenas OBRAS, sino que HACEMOS BUENAS OBRAS porque somos SALVOS.

          1. (Efesios 2:10) «Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.»

    1. Así que el PRIMER PASO para poder VIVIR como el SEÑOR JESÚS vivió, es la REGENERACIÓN, o el NUEVO NACIMIENTO. Es por eso que el que ha NACIDO DE NUEVO, es una NUEVA CREACIÓN. O sea, todas las cosas quedan atrás.

      1. (2ª Corintios 5:17) «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!»

  1. Debe vivir como JESUCRISTO vivió (segunda parte). – (1ª Juan 2:5-6) «En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente[b] en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: el que afirma que permanece en él, debe vivir como él vivió.»

    1. Veamos el EJEMPLO del SEÑOR JESÚS en cuanto a HUMILDAD, el cual debemos seguir.

      1. (Filipenses 2:3-8) «No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza[a] Dios,no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.Por el contrario, se rebajó voluntariamente,tomando la naturaleza[b] de *siervoy haciéndose semejante a los seres *humanos.Y al manifestarse como hombre,se humilló a sí mismo
        y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!»

      1. La propia HUMILDAD del SEÑOR JESÚS es nuestra guía para no ser EGOÍSTAS, y para así SERVIR a los demás.

    1. El SEÑOR JESÚS siendo DIVINO, vivió una vida INMACULADA, sin pecado alguno. Nosotros somos lo contrario, somos pecadores, pero debemos seguir el EJEMPLO de nuestro SALVADOR.

      1. (Colosenses 3:9-10) «Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, 10 y se han puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su Creador.»

      1. En el NUEVO NACIMIENTO, el creyente debe DESPOJARSE del VIEJO HOMBRE con la ayuda del ESPÍRITU SANTO.

      1. Para el creyente ese es un proceso que dura toda su vida aquí en la tierra. Eso es lo que conocemos como viviendo una vida en SANTIDAD. O sea, SEPARADOS para vivir para el SEÑOR.

    1. Para concluir, debemos notar que el que quiere VIVIR como el SEÑOR JESÚS, debe vivir en COMUNIÓN con DIOS, así como el SEÑOR JESÚS vivía en COMUNIÓN con el PADRE.

      1. Eso no quiere decir que vamos a estar de rodillas en oración casi todo el día, porque el creyente debe ir a trabajar y hacer sus quehaceres. Pero sí podemos estar en ORACIÓN todo el tiempo, ORANDO SIN CESAR (2ª Tesalonicenses 5:17).

      1. También es necesario la COMUNIÓN con los hermanos en el Templo como estuvimos hablando en nuestra lección pasada.

      1. Esa COMUNIÓN con DIOS nos lleva a AMAR, así como DIOS quiere que nosotros AMEMOS. O sea, AMAMOS los demás y deseamos que sean salvos, y eso nos lleva a COMPARTIR la PALABRA DE DIOS con los demás.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Nueva Versión Internacional.

Notas:

i A. T. Robertson, Imágenes Verbales en el Nuevo Testamento, tomo 6, p. 234, editorial CLIE.

ii L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 4, p. 311, Casa Bautista de Comunicaciones.

iii Daniel L. Akin, NAC, 1, 2, 3 John, vol. 38, p. 91, Broadman & Holman Publishers.

ivIbid. p. 92.